El regreso de los sapos o la cueva de los chivatos

Foto | Ciper Chile
Columna de opinión de
Eduardo Fernández




Por estos días y a raíz de la detonación de un artefacto explosivo por parte de “desconocidos” en un centro comercial cercano a la estación Escuela Militar del Metro de Santiago, se ha abierto una discusión sobre la acción de los llamados “organismos de seguridad” y principalmente de su composición y de pasada legitimar una “ley antiterrorista”. La ciudadanía, en general, poco o nada sabe; suele ser más bien una discusión de “expertos”.

Durante y después de terminada la segunda guerra mundial proliferaron en los países de Europa occidental, del este europeo y del resto del mundo las agencias de seguridad Terminado el conflicto, el eje se volvió principalmente hacia el interior de los países, como una eficaz herramienta de control de los opositores políticos internos. Nos familiarizamos con siglas que, de solo pronunciarlas, ya aterran. Es el caso de la brutal GESTAPO de Hitler, la Stasi en la DDR, la KGV (heredera de la Cheka) en la ex Unión soviética, y del mismo modo las aún existentes como el misterioso FBI y la “influyente” CIA de USA, el MI5/MI6 en el Reino Unido o el muy “eficiente” Mossad de Israel. En Rusia actual, después de los socialismos reales el GRU (Departamento Central de Inteligencia)  o el MSS de China (Ministerio de Seguridad Estatal) y el DGSE de Francia, y el G-2 de Cuba entre las más conocidas

Un servicio de inteligencia es una agencia del estado y cuyos miembros son reclutados desde ex funcionarios de las policías de las fuerzas armadas o en servicio activo o bien civiles provenientes de las organizaciones de los partidos políticos proclives a la misma ideología del Gobierno de turno y dedicada a obtener información, dicen que para la seguridad nacional, vaya uno a saber.

La dictadura creó un siniestro y secreto dispositivo de represión política, la tristemente célebre DINA, orientada a eliminar físicamente a los miembros de partidos y movimientos de la Unidad Popular y el MIR . Su director, Manuel Contreras está encarcelado de por vida por las gravísimas y reiteradas violaciones a los derechos humanos.

Fue remplazada en 1977 por la Central Nacional de Informaciones (CNI) que operó al margen de la ley y el respeto por la ciudadanía. Disuelta el 22 de febrero de 1990 por la Ley 18 943, muchos de sus agentes fueron “reasignados”. Se diluyeron en los intricados vericuetos de las fuerzas armadas y organismos del estado o bien como soplones de empresas privadas. El primer gobierno pos dictadura, debido al estúpido asesinato de Jaime Guzmán, creó el Consejo de Seguridad Publica e Informaciones, por el decreto Nº 363 del 23 de Octubre de 1991, también conocido como “La Oficina”, cuya misión fue liquidar los grupos como el FPMR y el Lautaro, Este organismo estaría conformado por personeros de distintos partidos políticos de la Concertación. Dirigió la “Oficina” el actual diputado por la Concertación, Marcelo Schilling, identificado como un hombre con experiencia en el área y que contaba con cierta experiencia en temas de inteligencia y lucha subversiva. Alguno de sus directivos tendría instrucción de ese tipo en la ex DDR. La “Oficina” habría actuado de forma ilegal. En 1993 en una señal de decencia o cinismo, a través de la ley 19.212 se le sustituye por la “Dirección de Seguridad e informaciones EL DISIP gozará de buena salud, como un parásito, en los pasillos obscuros del Ministerio del interior hasta que en 2004 por la ley N° 19.974, se transforma en la Agencia Nacional de Inteligencia (ANI) en el sexenio Lagos. Su tarea es la realización de inteligencia político-estratégica.
 
El contexto de funcionamiento del mentado organismo es el momento sociopolítico del país. Desde hace varios años se constata como común el estallido de artefactos explosivos de fabricación artesanal en sucursales bancarias edificios estatales y que corresponderían a acciones de carácter terrorista realizadas presuntivamente por grupos del llamado anarquismo revolucionario, que han brotado entre sectores juveniles y no tan juveniles en las dos últimas décadas, como respuesta inmadura y necia al vacío ideológico que explique la enorme inequidad social existente y sobre todo como una forma de respuesta a las promesas sociales incumplidas por la sociedad y el sistema político. Pareciera que, como otras tantas cosas, esta forma de expresión se ha vuelto natural. Naturales son también los “encapuchados” y paradójicamente muchos que en el pasado fueron protagonistas y partidarios de todas las formas de lucha hoy se visten de etiqueta para pretender dar al organismo de seguridad ANI atribuciones esenciales operativas y que el tema de los “agentes encubiertos” sea considerado como legal, es decir, legitimidad de la figura los “sapos”, que en tiempos de la dictadura sirvieron como una forma de control social. No hubo institución barrio o servicio público o privado que no tuviera su “agente infiltrado”, su sapo propio, dispuesto(a) a traicionar a su compañero(a) de curso, a su eventual amigo(a), a su colega de profesión, etc. por un estipendio miserable o simplemente por una felicitación de un superior. En un tiempo reciente, fue instalada la delación como doctrina y virtud y constituida por una red de miles de informantes. ¿Eso es lo que queremos?

Los miembros de los organismos de seguridad tarde o temprano se sienten custodios del sistema. Desde la reserva y el secreto protegido de su acción, se sienten jueces de las conductas y el pensamiento de los miembros de una sociedad y su permanencia en el tiempo en esa función los conduce tarde o temprano a la comisión de delitos.

Se equivocan quienes creen que la vigilancia o el control permitirán disminuir la comisión de actos cobardes como la colocación de “bombas” en espacios de uso público y sea esto considerado como una forma de lucha honesta. No entienden que eso será peor, volveremos al país en que todos estamos bajo sospecha. Espiarán nuestras cuentas de facebook, nuestras páginas web, nuestros correos, nuestras conversaciones telefónicas, nuestras relaciones personales, nuestras opiniones en reuniones de trabajo serán evaluadas. Habitaremos de nuevo el "país-cárcel", en cada amigo veremos un "agente encubierto", intentarán modelar y pretender encauzar nuestra observación de la realidad en una sola dirección, volveremos a considerar la desconfianza como una virtud, estaremos viviendo nuevamente en un estado policial, volveremos al siniestro tiempo de los "sapos".
Las soluciones están por otro lado.


La importancia de defender el agua para todos y para las nuevas generaciones

Mari mari lamgen, mi nombre es Juan Cuante, longko del lof mapu Pitriuko y vocera de la Alianza Territorial Puelwillimapu, quiero hacer un llamado muy responsablemente a toda la sociedad mapuche y sociedad no mapuche  a apoyar el proceso de reivindicación territorial que está viviendo el puel willimapu, una alianza mapuche que ha nacido por la defensa del territorio, el agua y los espacios ceremoniales mapuche y de la precordillera de la región de Los Ríos y Los Lagos, hoy día quiero hacer un llamado a solidarizar con la recuperación y a la protección del Ngen Mapu Kintuante, donde las autoridades tradicionales hoy día se están haciendo cargo de la defensa del territorio, nuestra espiritualidad es la que está en juego hoy, esto no es por tierras o por intereses monetarios, sino por la defensa de nuestro antiguo Kimun, un llamado a solidarizar a que la gente se acerque a este lugar, ya que la empresa Pilmaiquen hoy día tiene seis meses para construir obras importantes en sobre el río Pilmaiquen, si no logra concretar aquello su proyecto entraría a un nuevo proceso de evaluación ambiental y a una nueva forma de aplicar el Convenio 169 y un montón de otras cosas que nos hace a nosotros estar en movilización acá en el lugar espacio ceremonial Ngen Mapu Kintuante.



¿Por qué la gente de la ciudad hoy debiera defender este espacio, cual es su importancia?

Debemos recordar que el agua es muy importante para nosotros, tanto como necesidad humana, como sociedad humana, como necesidad vital, para vivir, pero más porque son los últimos pulmones verdes en las riberas de los ríos que hoy día el Puelwillimapu defiende, son los últimos pulmones verdes de ecosistemas naturales donde existen animales de protección que están en extinción, donde existe una flora y fauna muy rica y hoy día nosotros queremos cuidar y proteger porque sabemos que este sistema económico ha destruido esa capacidad que tiene la gente de cuidar sus ecosistemas naturales, y por eso hacemos un llamado a la gente de la ciudad, a apoyar este proceso, por todos nosotros y por las futuras generaciones, porque como digo es un momento decisivo, porque el agua es vital y los recursos naturales que existen en los territorios mapuche son los únicos que van quedando para la subsistencia humana aquí.

¿Qué es y quienes componen la Alianza Territorial Puelwillimapu?

Es una organización de territorios que tienen conflicto con las transnacionales pero también son Lof tradicionales donde han permanecido la autoridad tradicional, en este caso longko, o machi, o werken, hoy día esta alianza se compone desde Puelo hasta Trafun autoridades tradicionales propias del pueblo mapuche, la alianza tiene un carácter autónomo, no dependemos de ningún órgano de gobierno, tampoco se aplican políticas públicas dentro de esta orgánica ancestral, y son las personas, estas autoridades ancestrales que hoy día se hacen cargo de la defensa de este espacio ceremonial Ngen Mapu Kintuante.

¿Qué importancia tiene este espacio para la espiritualidad mapuche?


Bueno este es un lugar especial como muchos otros lugares del territorio, este es un lugar donde se dice antropológicamente que tiene la capacidad de abducir a las personas, nosotros en kimun mapuche decimos que este es el lugar donde venimos a hablar con los antiguos espíritus de nuestros antepasados y con las grandes divinidades de los territorios para buscar y pedir el kume mongen, el buen vivir en nosotros, y este lugar es el lugar donde la gente viene a pedir sus rogativas, a pedir sus ceremonias para llevar ese kimun a sus territorios, este lugar siempre ha existido a pesar que haya sido "legalmente" traspasado a colonos (extranjeros), y después a chilenos, la gente (mapuche) siguió haciendo uso del lugar, hasta el día de hoy vienen a sacar sus ceremonias acá, esa es la importancia de este espacio, que es el único lugar donde se puede decir la gente pide permiso para hacer ceremonia en sus tierras, aquí está la fuerza espiritual de un pueblo que es de este territorio y está a la orilla del río Pilmaiquen, y existe aquí una cantidad de otros espíritus que cuidan este lugar y el cual hoy día también interactúan con nosotros para la defensa, nuestra estadía aquí en este lugar, la forma de recuperar nosotros igual le llamamos como una "recuperación cultural", por que partimos de la base que es un lugar espiritual, por lo tanto hacemos ceremonia, por lo tanto nos convocamos acá como mapuche, a hablar en trawun, a jugar palin los jóvenes, los niños, entonces desde esa forma queremos recuperar acá este espacio, y hacerle el llamado a la gente de la ciudad que venga a solidarizar acá, pretendemos hacer talleres, pretendemos abrir esta casa, transformarla en una sede para que la gente pueda entender mucho más cercano lo que significa para nosotros convivir hoy día con la tierra, y eso es lo que queremos acá, queremos recuperar este espacio, pero primero sabemos que la hidroeléctrica está encima por eso estamos haciendo uso aquí, pretendemos estar seis meses aquí por eso se pide la colaboración de la gente conciente mapuche y no mapuche

Usted como longko mayor del territorio, y que como Alianza Territorial ya se le envío una carta a la Presidenta Michel Bachelet, y de la cual aún no hay respuesta, ¿qué le plantearía?, ¿cuál sería el mensaje para ella?



Que el estado aquí debe entender que nosotros somos capaces de tener una organización política propia, que somos capaces de tener nuestra propia cultura, está viva, no permitiremos y no podemos permitir una especie de...lo que pasa es que nosotros somos un pueblo que tenemos una propia forma de organización, nosotros somos capaces de tomar decisiones sobre un territorio, somos capaces de defendernos, somos capaces de interactuar con nuestros antiguos acá, y no queremos que se nos imponga nada, menos que se levanten referentes que no son mapuche, y yo le pediría al estado que si quiere hacer bien las cosas tiene que empezar a interactuar con los verdaderos referentes importantes y trascendentes acá en el territorio, que son la gente que viene de linaje, que son la gente que viene de comunidades antiguas, de antiguas reducciones, hoy día después de la democracia se ha dejado la representatividad del pueblo Mapuche en manos de comunidades jurídicas que no son propias de nuestra orgánica tradicional, por lo tanto eso le pediría yo a la presidenta, si quiere que el conflicto mapuche termine o acá en este caso si no quiere tener más problemas con las comunidades para la inversión privada perfecto, que venga a conversar con nosotros, con las autoridades reales del territorio y así vamos a poder entendernos, lo que pasa que acá se ha tratado, se ha llevado el conflicto en una forma superficial y de esa forma imposible que el estado sepa nuestras demandas y lo que nosotros queremos, y que se siga escuchando la voz del pueblo mapuche, y si es que no se escucha nosotros también tenemos capacidad de generar autonomía, tenemos la capacidad de generar defensa de nuestro territorio a nuestra forma, nuestra forma mapuche, y eso serían mis palabras.

Pilmaiken: la lucha por conservar la cultura, la tierra, los ríos y los espacios ceremoniales

De acuerdo al estudio de impacto ambiental del año 2009, en Pilmaiken no existen comunidades o espacios sagrados que proteger, el análisis está relacionado directamente con las influencias ambientales y la intervención directa del espacio ceremonial, a través de la mitigación del proyecto de la empresa Pilmaiquen S.A, hoy denominada Electricas sur  S.A. Al cabo de ocho años de constantes tensiones por dicho proyecto, las comunidades de la Futawillimapu, están unidas y claras, la situación a la que se verán enfrentados si la empresa comienza con los trabajos, instalando la sala de máquinas en Lumaco; el lugar será intervenido, para generar un proyecto extractivista que amenaza la vida natural y cultural de estas comunidades del sur de Chile. 


Actualmente se realizó un proceso de recuperación de tierras en el sector bajo de Lumaco, debido a que cuatro familias que viven en el sector, decidieron recuperar las tierras producto de la reducción que han vivido desde los tiempos coloniales. En el fundo Lumaco, aguas arriba del Río Pilmaiquén, vive aún la descendencia de los antiguos Marriau y Collihuinca, rodeados y cercados por los actuales dueños del fundo Lumaco, Eduardo King y Edmundo Cortés. La situación se ha mantenido así ya por un largo tiempo, y no obstante tener posesión y título vigente sobre unos pequeños retazos de tierra, aún pervive en la memoria el dominio sobre la línea antigua y sobre cómo les fueron despojados sus dominios. (Martín Correa, septiembre 2014). La relación que existe entre Lumaco y Ngen mapu Kintuante, se debe a que las personas que viven allí son miembros de lof ancestrales, que protegen y defienden al ngen mapu Kintuante y los ríos. 


Maihue, El Roble y Caramallin son las principales comunidades afectadas, porque son las cercanas, pero no solo estas comunidades mapuche williche, son las que recibirán este tipo de impacto, son todas aquellas que hacen uso del complejo ceremonial donde habita el Ngen mapu Kintuante, y otros seres que protegen, dan vida y sustentan la cosmovisión mapuche. Actualmente varias comunidades que están ubicadas territorialmente en la Región de los Ríos, viven procesos por la implementación de proyectos que atentan hacia su forma y prácticas ancestrales. La empresa Electricas Sur S.A, por su parte ha querido entregar mitigación y compensaciones bajo la lógica de responsabilidad social empresarial, de diferentes formas la principal adjunta la Construcción de un relleno, con materias fluvial que alcanza a la cota 74 metros sobre el nivel del mar, cuyo borde será de 200 metros de longitud, es decir un pedazo de tierra lo cortan y los subirán con un muro de un metro, justo en la parte donde en la actualidad se pide la ramita para hacer un nguillatún es decir el espacio sería intervenido y levantado a través de un relleno.


Info: http://mapuexpress.org/2014/09/17/pilmaiken-la-lucha-por-conservar-la-cultura-la-tierra-los-rios-y-los-espacios#sthash.RjiKtBAS.GU1vOzhq.dpbs

Nueva victoria para trabajadores/as de unimarc: Empresa obligada a cancelar bonos y pedir disculpas públicas

Tras los despidos masivos ocurridos en diciembre del año pasado y el constante asedio a las dirigentas sindicales del supermercado Unimarc, la empresa de Saieh debió cancelar el doble de una bonificación de fiestas patrias y navidad adeudadas a los/as trabajadores/as, así como realizar una declaración en donde piden disculpas públicas por incurrir en prácticas antisindicales.

Luego de meses de batallas legales, este sábado las dirigentas de la Federación Nacional de Trabajadores/as de Bigger-Unimarc (FENASIB) Viviana Delgado, Angélica Delgado y Berty Almonacid hicieron entrega simbólica de un cheque por más de 9 millones a repartir entre los/as socios del sindicato N° 2 de Valdivia. A su vez a nivel de federación el monto asciende a más de 71 millones a repartir entre las y los trabajadores de establecimientos ex Bigger ubicados en Valdivia, Frutillar, Osorno, Paillaco y Rio Bueno. Este monto fue pagado por el grupo Saieh luego de ser encontrado culpable de incurrir en prácticas antisindicales.

A modo de contextualización, esta problemática se remonta a Junio de 2013. Tras finalizar la negociación colectiva entre la FENASIB y Unimarc, la emprea entrega a la totalidad de los/as trabajadoras/es pertenecientes a los establecimeintos ex Bigger, una giftcard de 40 mil pesos (fulltime) y 20 mil pesos (partime), como aguinaldo de navidad y fiestas patrias, cuya obtención habían sido parte de las negociaciones encabezadas por la FENASIB. Al entregar este bono a trabajadores no sindicalizados, la federación decidió imponer una demanda contra la empresa en el Juzgado del Trabajo de Osorno, donde se la acusó de prácticas antisindicales al desinsentivar la participación en los sindicatos.

Hace unos meses esta causa fue confirmada por la Corte de Apelaciones de Valdivia, donde se obligó a la empresa a otorgar nuevamente una giftcard de 40 mil pesos (fulltime) y 20 mil pesos (partime), esta vez, solo a los socios de los sindicatos de la federación. En esta ocasión parte de la sentencia incluyó una disculpa pública por parte de la empresa por cometer actos antisindicales. Sin embargo, según nos cuenta Alegandro Duran (uno de los abogados de la federación), una vez concluida la sentencia, se llevó a cabo una negociación colectiva entre empresa y trabajadores, donde se consesuó la entrega de 80 mil pesos en efectivo para cada trabajador/a afectado/a y el contenido de la declaración pública, donde la empresa reconoce la sentencia y pide disculpas a las y los trabajadores por incurrir en prácticas antisindicales. Esta declaración deberá ser leída por dos días y en cada cambio de turno, ante trabajadores sindicalizados y no sindicalizados de la empresa. La lectura debe ser realizada por el adminstrador de cada local y ante la presencia de los dirigentes de los sindicatos correspondientes y la federación. El primer día de lectura oficial está agendado para hoy lunes 15 de septiembre.

Los beneficiados/as con esta victoria legal, son 162 trabajadores/as, entre los que se encuetran un gran número de afectados/as por los despedidos masivos ocurridos en diciembre del 2013. Para las y los trabajadores involucrados, este fallo llega a fortalecer a las organizaciones sindicales que fueron tan golpeadas con los cierres de locales y despidos masivos, y permite demostrar además, al resto de las y los trabajadores, la importancia de los procesos colectivos llevados a cabo por los sindicatos.

Arriba las y los que luchan!




La pobreza en un pais de millonarios, Lucia Vega.


[Columna de opinión]

Lucia Vega

Presidenta CUT Provincial Valdivia

Septiembre 2014








La pobreza en nuestro país, Chile, es el resultado de una inmensa desigualdad, una desigualdad incubada desde la matriz, donde nacen hijos en cuna de oro y la gran mayoría nace en cuna de paja.

La pobreza está reflejada en las familias vulnerables que hoy no cuentan con un empleo estable, trabajadores endeudados, sin vivienda digna, sin luz ni agua potable, y atomizados por un sistema que te obliga a vivir en esclavitud de las empresas, dejando y permitiendo que sus derechos sean vulnerados por mantener un puesto de trabajo que le permita sobrevivir.

Como se entiende que Chile sea uno de los países con más desigualdad y desempleo y a la vez sea la cuna de los doce empresarios más ricos del mundo, los mismos quienes transmiten internacionalmente que nuestro país es desarrollado, cuando la realidad es muy distinta. Cuando por ejemplo la gente de mar, quienes viven de la pesca hoy en día ni siquiera puede pescar para alimentarse porque estos son extraídos por las empresas extranjeras, para las que la ley, como la "Ley Longueira", no solo se los permite sino además los protegen.

Nuestros recursos naturales como el cobre, el agua, bosques y otros, son usurpados por los que tienen más y enriquecen a los países extranjeros, y cada vez empobrece y margina a los chilenos y chilenas que trabajan duramente levantando la economía de este país, quienes no reciben ni siquiera un sueldo digno por ello.

Tenemos una constitución antidemocrática hecha inteligentemente para proteger y respaldar los abusos y malas prácticas que van en contra de la ciudadanía empobrecida y desprotegida, con los que no solo se violan los derechos humanos según los organismos internacionales, sino que además se comete genocidio con los ciudadanos chilenos y el pueblo mapuche.

Las clases sociales divididas y encubiertas, son solo formas de entregar un conformismo a los que menos tienen. Existen solo dos clases sociales y esto es generalizado por la distribución de las riquezas, la cual es nula teniendo en cuenta que nos encontramos en un país benefactor, pero los beneficios o prestaciones sociales no llegan a todos los que lo necesitan. Por una parte el empresariado solo se rige por la ley hecha por el mismo, entregando un sueldo mínimo que está muy por debajo de lo que es el costo de una canasta familiar mensual, y por otra parte, de forma engañosa evitan la organización sindical, las negociaciones colectivas, que son el eje fundamental para los trabajadores de llegar a mejorar medianamente sus condiciones económicas.

Chile es un país subdesarrollado con una de las desigualdades más grande en América latina; crece la pobreza y el desempleo, y la vida se encarece cada vez más.

Los partidos políticos de derecha como los de centro no han tenido un compromiso real con las demandas sociales, y hoy son cómplices de los sufrimientos y agonías de los ciudadanos.

Los movimientos sociales y de trabajadores son un referente para terminar con este crimen social. Con estrategia política, movilizaciones y unidad se puede concientizar y educar en materia de derechos, y levantar movimientos con fuerza de lucha y perspectiva de clase en contra de la constitución que fue creada en dictadura. Se puede cambiar. Eso depende de los intereses y el proyecto social que seamos capaces de levantar.

La votación como derecho cívico en forma democrática es una herramienta que debemos utilizar para elegir y establecer un gobierno que priorice las demandas de su pueblo, haciendo de este un país democrático y más libre.

Hoy quedan claros los efectos del capital transnacional que rige este país. Ya las decisiones políticas y económicas no son internas y esto debido a los tratados de libre comercio, por lo que somos cada vez menos chilenos: estamos permitiendo sin siquiera darnos cuenta la compra de nuestros propios productos, cuya materia prima es extraída del seno de nuestro territorio y procesados en el extranjero, los que luego son comercializados con un costo casi inaccesible para la gran mayoría de los chilenos.

El alto precio que deben pagar los trabajadores y sus familias es inaceptable. No solo la cesantía es denigrante, además los que hoy cuentan con un puesto de trabajo deben hacerlo bajo una esclavitud reglada por la legislación chilena, con un código del trabajo que no proporciona una justa defensa ni protección a los trabajadores.

Necesitamos un Chile con justicia y democracia, con una constitución democrática, un nuevo código laboral de donde emanen los derechos sociales, civiles y laborales en igualdad y legitimado por la ciudadanía chilena.

Debemos sentir que el estado se responsabiliza por el pueblo, de los niños, adultos y ancianos, y para estos últimos se debe crear un nuevo sistema de pensiones, de reparto, solidario y tripartito, para terminar con las miserables pensiones y el lucro con los ahorros de los trabajadores por parte de los dueños de las administradoras. Porque una vez más vemos como se enriquecen los empresarios nacionales y extranjeros a costa de nuestros dineros, debemos terminar con estos abusos de poderes y robos.

Pero para que podamos cambiar estos acometidos contra los derechos humanos de un pueblo entero, debemos ser cada uno de nosotros mismos, o sea el pueblo, quienes primero tienen que querer hacerlo, y convencernos que lo podemos hacer a medida que convencemos a otros, que esta lucha puede ser posible. Y segundo, jamás darnos por vencidos, debemos continuar de pie, movilizados y denunciando las atrocidades que desde más de cien años nos han llevado arrastrar indignamente con tanta sangre derramada y tanta injusticia.

Que los ricos de este país sigan disfrutando de su dinero y se tomen su tiempo, porque ya llega el tiempo del pueblo que se levanta y se empodera de lo que les pertenece por derecho humano, social y político. Un pueblo consciente y herido con la memoria de un pasado sufrido dentro de las empresas y fuera de ellas, a exigir a los “poderosos” lo que los trabajadores les han entregado y que ellos egoístamente no han querido repartir.


Sigamos adelante con fuerza y convicción del poder que nos da la unidad y el día de mañana veremos que todo esfuerzo valió la pena cuando ya no tengamos que luchar con nuestros compañeros por justicia y dignidad.



Pescadores artesanales saludan a la comunidad valdiviana

Federación de pescadores artesanales de Corral 
Valdivia, 11 de Septiembre de 2014

Como pescadores artesanales hacemos pública nuestra decisión de terminar con la movilización que desde el día Viernes 5 de Septiembre, estuvimos desarrollando en el puente Pedro de Valdivia. Nuestras demandas se enmarcaron dentro de un contexto de cesantía y riesgo social por las bajas cuotas de Bacalao de Profundidad para este 2014, lo cual se agravo con la nula implementación de mecanismos sociales paliativos a través de la Ley 20.657 (Ley Longueira). El día Martes 9 de Septiembre, a través de una jornada de movilización desplegada con distintos actores sociales (Estudiantes, Coordinadora No + AFP), obtuvimos respuestas positivas y que son equivalentes a nuestras demandas específicas. 

Agradecemos a la comunidad valdiviana en general su buena acogida, apoyo y compresión de nuestras demandas, en especial a la Federación de Estudiantes de la Universidad Austral de Chile, CUT Provincial Valdivia y a l@s compañer@s de Izquierda Libertaria, quienes mostraron solidaridad activa tanto en apoyo material como en la movilización en las calles. Creemos que estas son las formas por las cuales se deben potenciar los distintos actores de nuestra Región en la defensa y conquista de los derechos sociales. Es por esto, que hoy 11 de Septiembre decidimos salir a marchar conscientes de que nuestros derechos sociales también son derechos humanos. 

Sin embargo aún tenemos tareas pendientes con el gobierno de la Nueva Mayoría, como modificar la actual Ley Longueira y eliminar la pesca de arrastre. Pretendemos nacionalizar nuestros recursos pesqueros, terminar con las licitaciones pesqueras a transnacionales, asegurar el consumo humano directo de proteínas provenientes del mar y fomentar el modo de producción pesquero artesanal por sobre el industrial, entendiendo que estos puntos, aportarán a la recuperación total de nuestro patrimonio pesquero. Estas demandas sabemos que no será conseguidas solo con nuestra exclusiva injerencia, pero si con nuestro protagonismo, es por esto que hacemos un llamado a las organizaciones sociales, políticas y a los partidos políticos honestos con los intereses nacionales, de trabajar y promover un contexto favorable a estos cambios necesarios para afrontar la actual crisis pesquera de Chile. 

¡NUNCA MÁS SOLOS! 

¡ARRIBA LAS Y LOS QUE LUCHAN! 


SINDICATO DE PESCADORES ARTESANALES DE VALDIVIA 

FEDERACIÓN DE PESCADORES ARTESANALES DE CORRAL (FEPACOR) 

CONSEJO NACIONAL EN DEFENSA DEL PATRIMONIO PESQUERO (CONDEPP)