Presentación Club Deportivo, Filial la XIv Ainilebu

Reunión ampliada para hinchas de Colo Colo: Convoca Filial La XIv Ainilebu.
La Filial La XIV Ainilebu de Valdivia, es una organización territorial que tiene como objetivo principal potenciar el rol social que Colo Colo y su hinchada históricamente han realizado.

Por este motivo, en diversas poblaciones de la ciudad han desarrollado una serie de actividades, como la celebración del Día del Niño Popular y la Navidad Popular entre otras, con la finalidad de generar momentos de recreación, fomentando valores de carácter colectivos que signifiquen un aporte en la reconstitución y organización de la comunidad en su conjunto.       


En esta jornada del día sábado 26 de agosto se realizó una reunión ampliada, en donde la organización extendió una invitación a todas y todos los hinchas colocolinos de la ciudad, para informar  acerca del trabajo social que vienen desarrollando hace algún tiempo y también para presentar el Club Deportivo de Colo Colo en Valdivia, el cual se integrará a la Liga de Fútbol Comunal ANDABA, campeonato que comienza a principios de septiembre de este año.

Educación: no hay avance posible sin movimiento social

[Columna de Opinión]

Ángel Delgado
Presidente Federación de Estudiantes Universidad Austral de Chile (FEUACH)
Militante Izquierda Libertaria (FEL)
Mesa Ejecutiva CONFECh

Durante estos días hemos escuchado al Ministro Eyzaguirre asumir públicamente el compromiso de derogar los artículos del DFL-2 a objeto de no impedir la participación de los estudiantes y las comunidades en su conjunto en los destinos de las instituciones de educación superior. Sin duda, esto constituye un avance en materia de participación y democracia universitaria, pues pone término a uno de los cerrojos institucionales legados por la dictadura y abre las puertas para democratizar los espacios universitarios, lo cual para nosotros tiene una perspectiva estratégica: transformar las instituciones en entes que impulsen cambios sociales y que no sean diques de contención y conservadurismo.

Pero debemos ser claros: este avance no se habría logrado sin el rol que ha jugado el movimiento social y sus organizaciones, ya que han sido ellas las que han presionado para instalar y cambiar este aspecto, expresión de una democracia tutelada y restringida. Más aún considerando que el programa de gobierno de la presidenta Bachelet, y los proyectos de ley hasta ahora presentados, nada decían sobre este punto. De ahí la importancia de haber condicionado nuestra presencia en el Plan de Participación Ciudadana para la reforma educativa a una serie de garantías, incluida la derogación del DFL-2. Esto nos demuestra que sin movilización y presión social no hay avances posibles. También, por otra parte, la importancia de ser hábiles en no caer en maximalismos que confunden radicalidad en los planteamientos con intransigencia y marginalidad, dos actitudes que podrían hipotecar años de movilización y lenta rearticulación del campo popular.

Sin embargo, queda pendiente concretar esta iniciativa puesto que el gobierno se ha comprometido a enviar con suma urgencia un proyecto de ley destinado a responder a esta demanda estudiantil. Hay que estar alertas.

¿Cuáles son las principales dificultades que debe enfrentar el movimiento estudiantil?

La derecha ha lanzado una campaña del terror contra cualquier atisbo de cambio en el sistema educativo, logrando movilizar a los sostenedores de colegios, lo que claramente expresa una defensa a ultranza del lucro y la segregación en el sistema educativo.

Pese a que los primeros proyectos de ley en materia educativa no representan, a juicio nuestro, una transformación estructural del sistema educativo, este rechazo demuestra la visión dogmática y el apego irrestricto al mercado por parte de estos sectores.

Es importante que el movimiento estudiantil y quienes se sienten representados por sus planteamientos no retrocedan en el debate de ideas que ya se ha instalado en Chile a partir del 2011 en materia de derechos sociales y sean capaces de superar políticamente a los verdaderos “ultras”, que son los del lucro y el negocio educativo.

Hay que advertir que este sector no es exclusivo de la derecha. Cada vez  se torna más evidente cómo hay quienes dentro de la Nueva Mayoría hablaban de cambios estructurales y hoy aparecen nuevamente en defensa del modelo, torpedeando las posibilidades de transformaciones.

La experiencia acumulada por el movimiento estudiantil nos hace estar cautos al momento de escuchar promesas. Queremos ver hechos concretos. Recientemente hemos visto cómo para la discusión tributaria el gobierno ha corrido para llegar a acuerdos entre cuatro paredes con los defensores del modelo. Y peor aún, hay quienes se vanaglorian de estar cocinando el mantenimiento del statu quo y la reedición de la política de los consensos ahora en versión 2.0.

También nuestra memoria reciente como movimiento estudiantil, considerando las experiencias del 2006 y el 2011, nos torna escépticos. Se dijo el 21 de mayo que ésta sería la reforma más importante de los últimos 50 años y a la fecha aún no  conocemos el diseño integral de los cambios enunciados y sólo se han anticipado medidas fragmentadas, lo cual resulta claramente insuficiente.

Nuestra apuesta

Como movimiento estudiantil no nos prestaremos para ser comparsas de nadie ni para simulacros de participación. Si vamos a participar en la discusión de la reforma será para incidir en la dirección de cambios profundos, pues como hemos dicho hace bastante rato, la educación chilena requiere transformaciones estructurales y no sólo correcciones de los excesos del mercado.

Nuestras demandas han sido claras, se han expresado en hitos masivos de movilización social y han concitado adhesión ciudadana y popular. El gobierno de la Nueva Mayoría y la presidenta Bachelet durante su campaña se apropiaron de las demandas del movimiento estudiantil y realizaron promesas de cambios profundos. Es momento de cobrarles la palabra y eso sólo lo haremos con movilización y exigiendo nuestra participación vinculante.

Queremos edificar un nuevo Sistema Nacional de Educación Pública, lo que implica un fuerte compromiso del Estado en la construcción, orientación y regulación de un sistema educativo gratuito y de calidad, que apunte a la creación de una sociedad democrática, con justicia social e inclusiva. También pretendemos diversificar la formación, tanto técnica como universitaria, pensando en un Chile con soberanía y que se autodetermine como nación.

Apostamos por un sistema educativo que se rija por una estrategia nacional de desarrollo, a partir de la cual las instituciones orienten su quehacer de acuerdo a las necesidades de nuestra sociedad en todos los planos, particularmente el económico, tanto en perspectiva nacional como regional.

Queremos también una nueva institucionalidad, una nueva estructura de financiamiento y un nuevo sistema de acceso. Esto implica una reforma estructural al sistema de educación superior.


Sabemos que para conseguir nuestras demandas se requiere una amplia y activa movilización ciudadana. Las conquistas populares nunca han sido concesiones de los poderosos sino fruto de la lucha social del pueblo organizado. Para ello el movimiento social estudiantil debe ser capaz de incidir en la arena pública, disputar los espacios de deliberación política y concitar apoyo social. Con vocación transformadora, de poder y de mayorías podemos avanzar en el largo camino de la democratización política y la justicia social. En esta tarea histórica, todas las manos sirven y ninguna sobra.

Documental Las Cruces De Quillagua se exibe este 31 de Julio en Valdivia

Durante este 31 de julio en el cine club de la UACh, se realizará la segunda y última función del documental Las Cruces de Quillagua. Su director, Jorge Marzuca, acompañará a la audiencia hacia el final de la función para conversar con el público. A continuación difundimos información sobre el documental y el trailer.

El pueblo de Quillagua es considerado el punto más seco dentro del desierto más árido del  mundo: el de Atacama. Ubicado a orillas del río Loa, fue sin embargo un verdadero oasis. Las aguas sustentaban la agricultura y la ganadería, hasta que en los años ochenta las grandes mineras contaminaron el río y compraron los derechos de agua. Desde entonces, el pueblo vive en continua decadencia. Esta dura realidad es la que muestra el cineasta Jorge Marzuca Venegas (Las cuatro esquinas, 2010) en Las cruces de Quillagua, cinta que se estrenará el 10 de julio en salas de todo el país. Forma parte del programa MIRADOC, iniciativa que se preocupa de la difusión de documentales hechos en Chile. 

Un relato oral

Las cruces de Quillagua es un film autogestionado y autofinanciado, que empezó a tomar forma cuando el director conoció a la profesora Matilde López, a cargo de un proyecto de crianza de camarones en el río Loa, que fue destruido por la contaminación del agua por las grandes mineras. 

“Ella me vinculó con la gente de Quillagua”, cuenta Jorge Marzuca. “Miguel Chávez, uno de los protagonistas del documental, me contó sobre la festividad religiosa de Las Cruces de Mayo y quise registrarla. Fue un mes de grabaciones y conversaciones.”

El realizador se encontró con una realidad inquietante. “Conocí el impacto de la contaminación del río Loa. Estando las mineras en la parte más alta, el relave recorrió todo el río, arrasando con la vida a su paso. Quillagua es el último pueblo antes de la desembocadura al mar y recibió la peor parte de la contaminación”.

“No me acomoda la estructura noticiosa y de denuncia que vemos en la televisión”, agrega Marzuca. “Mi narrativa está ligada a la oralidad del cuento. No busco hacer un estudio científico, ni llenar de datos. Este documental es un primer acercamiento a esta historia”.

El método consistió básicamente en acercarse a los habitantes. “Lo que más me llamó la atención es lo desconocido que es Quillagua en Chile, como también encontrarse con un pueblo fantasma. Hay alrededor de 100 personas, en su mayoría de la tercera edad. Viven de su pensión, por lo que se ve muy poca gente en las calles durante el día, el silencio es absoluto en medio del desierto. Están acostumbrados a que lleguen medios internacionales a hacer notas sobre el pueblo, ya sea por la contaminación y la muerte del río Loa, o por ser el punto más seco del planeta Tierra. En cambio en Chile poco y nada sabemos de Quillagua”.


Generar consciencia a través del cine

“Es importante poner un rostro al precio real que pagamos por la minería a gran escala, el precio que pagamos por el desarrollo económico del país. Éste es el lado humano. Quillagua es un caso emblemático, pero no el único que ha sufrido las consecuencias de la contaminación del Loa. En los medios escuchamos sobre el precio del cobre, del royalty, de las empresas mineras, pero pocas veces escuchamos sobre las consecuencias que ha traído a los pueblos del norte. Espero que este documental sirva para concientizar sobre este tema”, expresa el director. 


FICHA TECNICA

Las cruces de Quillagua. Director: Jorge Marzuca Venegas 
Duración: 60 minutos. Formato: HD/Color. Idioma: Español. País: Chile 
Calificación: TODO ESPECTADOR. Contenido educativo 
REDES SOCIALES 
Fb: MiraDoc Tw: @Chile_Doc 


VALDIVIA 

CineClub UACH 
Campus Isla Teja, Facultad Filosofía y Humanidades 
Funciones: 10 y 31 de julio 
Horarios: 19:00 horas 
Valor de entradas: $1.000 
31 de julio conversatorio con Jorge Marzuca

Jornada Nacional por el Aborto agrupa a diversas organizaciones feministas en Valdivia


Durante el día de ayer se realizó en todo Chile una Jornada Nacional por el Aborto. La iniciativa que tuvo su versión local en Valdivia, agrupó a distintas organizaciones feministas, sociales y políticas en torno a varias actividades.

Durante la mañana, se realizó el lanzamiento de la campaña "Derecho a decidir, personas libres", la cual pretende informar y concientizar a la ciudadanía sobre el aborto en Chile. La iniciativa pretende abrir la discusión sobre esta temática, tanto en la institucionalidad como en el mundo social. Como parte de esta campaña se ha generado una serie de papelería informativa, así como una video de apoyo a la iniciativa, en donde es posible observar a diversos personajes de la televisión, el mundo social y político del país.


Durante la tarde se realizó una jornada de propaganda, donde se entregaron panfletos y se conversó con los transeúntes que a esa hora caminaban por el centro de la ciudad. Para finalizar la jornada se realizó un acto de cierre donde cada organización participante dio a conocer su postura sobre el aborto y se realizaron varias representaciones artísticas enfocadas en el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos.


Cabe destacar que el llamado a legislar por parte del gobierno sobre el aborto en función de tres causales como los son, el riesgo de vida de la madre, la inviabilidad del embarazo y la violación, fue recogida por las diversas organizaciones como un piso mínimo a la hora de abordar la temática.

Sobre la derogación de los artículos del DFL 2

[Columna de Opinión]



Bayron M. Velásquez Paredes

Vocero CEE Pedagogía en Historia y Ciencias Sociales, UACh
Militante del Frente de Estudiantes Libertarios



El anuncio del ministro de educación en donde se acoge la demanda de la CONFECh a enviar un proyecto de ley que tenga como objetivo derogar determinados articulos del DFL 2, los cuales impiden y limitan la organización y participación al interior de las instituciones de educación superior, nos obliga como movimiento estudiantil y como organizaciones presentes al interior de este volver a discutir y reflexionar acerca de cuál es la democracia universitaria que se necesita desarrollar.

Hemos de tener en consideración dos cuestiones importantes que surgen a partir de este anuncio. Por un lado, de concretarse la derogación de los artículos estaríamos ante una de las más importantes transformaciones que se han hecho en la educación superior una vez pasada la transición a la democracia; y por otro, que de tener las capacidades y claridades necesarias para afrontar este proceso podríamos lograr que esto decante en la instauración de importantes pilares democráticos (nuevo sistema de elección de autoridades, cogobiernos universitarios, etc.), teniendo así la oportunidad de dar continuidad al interrumpido proceso de reforma y democratización que impulsaron los estudiantes, funcionarios y docentes en las universidades de nuestro país entre los años 67’ y 73’.

Es importante por ello que se concrete la derogación de los articulos, así como lo es más aún que se legisle obligando a las instituciones a existir sobre parámetros establecidos que aseguren la democracia universitaria, entendiendo que el papel que la comunidad universitaria debe cumplir en la orientación y desarrollo de la institución es fundamental para caracterizar a una universidad como pública. No basta con determinar quién es el sostenedor económico para entender lo público.

Por otra parte, hemos de comprender también que no basta con establecer la democracia como algo legal si es que no tenemos una comunidad capacitada para ejercerla, por lo que es necesario velar por la reconstrucción de la conciencia social frente a la importancia de la democracia con la que acabo la dictadura.

Respecto a lo anterior, vemos que distintas universidades de nuestro país han tenido en el último tiempo movilizaciones internas reclamando mayor participación, como es el último caso de la Universidad de Los Lagos (Osorno), donde sus estudiantes se mantuvieron en toma buscando profundizar la democracia imperante en su institución. Y como lo fue el caso de nuestra universidad (UACh), la cual mantuvo sus actividades paralizadas durante un par de meses el pasado año levantando la consigna de participación triestamental. Esta última experiencia es importante revisarla, pues si bien no tuvo mayores logros concretos e incidencia en los estatutos universitarios (impedimento provocado por el DFL 2), si se logró avanzar en lo que respecta al diálogo y consenso entre los tres estamentos de la universidad, como también el desarrollo de los primeros Consejos Triestamentales por Facultad (CFT).

Ahora que se presenta la oportunidad de abrir una de las puertas que nos permite avanzar hacia la democratización de las instituciones, hemos de ser capaces de compatibilizar nuestra defensa en términos políticos de lo que ha venido levantando el movimiento estudiantil y social: profundizar de manera progresiva en lo que las comunidades entienden por democracia universitaria y en sus capacidades para ejercerla. Hay que dar continuidad a los procesos de movilización por la democracia ya iniciados y replicarlos en donde aún no se han dado.

Aquí descansa la importancia de todos los actores y fuerzas que hoy se hacen parte de esta lucha por un nuevo sistema de educación pública, en su capacidad de consensuar objetivos y programa político para defender en conjunto la democracia que el movimiento estudiantil y social han venido proclamando. Defenderla de aquellos que buscarán que esto solo concluya en un cambio superficial más, evitando apuntar al problema estructural.

Declaración pública: Organizaciones feministas de Valdivia


En el marco de la jornada nacional de movilización por la legalización del aborto en Chile, las organizaciones sociales, colectivas feministas e individualidades firmantes declaramos lo siguiente:
Como ciudadanas y ciudadanos de una sociedad laica, de libertad de credos, apoyamos la legalización del aborto en tres causales –para salvar la vida de la mujer, en caso de inviabilidad del feto, y en caso de violación-, sobre las que el actual gobierno ha hecho un llamado a legislar producto de la lucha constante del movimiento feminista y de mujeres en Chile. Consideramos esta acción un piso mínimo urgente, y exigimos seguir avanzando en una legislación que reconozca y no penalice el derecho a decidir de las mujeres.
En esta misma línea es que exigimos al Estado de Chile que se haga efectiva la aplicación de la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer – CEDAW.
Invitamos al conjunto de la sociedad, a los movimientos sociales y los pueblos de nuestro territorio, a hacerse parte de esta demanda histórica de las mujeres: el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos, teniendo en cuenta la perspectiva de que las mujeres decidimos, la sociedad respeta y el Estado garantiza.

Educación sexual para decidir,
 Anticoncepción para no abortar,
Aborto legal para no delinquir.


Feministas Valdivia, Histeria Colectiva, Izquierda Libertaria, Las Practicantes, Red de Mujeres de Valdivia e individualidades feministas.