¿Qué fue del 'crecer con igualdad'? CASEN 2013: De la pobreza que cuenta y la dignidad que falta

¿Qué fue del ‘crecer con igualdad’?
CASEN 2013: De la pobreza que cuenta y  la dignidad que falta


El pasado 21 de enero del 2015, la Ministra de Desarrollo Social,  María Fernanda Villegas, dio a conocer los resultados de la encuesta de Caracterización Socioecónomica Nacional (CASEN) 2013, que establece la disminución de la pobreza. En ella se registra que un 14,4% de la población aún vive en situación de pobreza en el país, alcanzando un 20,2 la llamada pobreza multidimensional, manteniendo los índices de desigualdad, lo que sin duda aparece en un tono más bajo en el discurso oficial y de la clase política, una especie de  conformidad y naturalización de la distribución inequitativa del ingreso en el país, ya nada queda de la consigna de la otrora Concertación hoy Nueva Mayoría, “Crecer con igualdad”.

     A partir de la entrega de los resultados conseguidos por la encuesta surgen varias interrogantes. Por ejemplo, ¿cómo se mide la pobreza?, ¿cuánto ha crecido la riqueza?, ¿qué significa la mantención de la desigualdad?, ¿se puede medir la pobreza solamente basándose en el ingreso?. Estas son, entre otras, variables poco discutidas y, al mismo tiempo, necesarias para comprender las futuras políticas públicas que tendrán como principal fundamento las cifras arrojadas por la citada medición.

     La economía chilena, desde fines de la década de los ’90, fundamentalmente tras el impacto de la llamada crisis asiática del año ’97, comienza a experimentar una disminución en sus tasas de crecimiento. El fenómeno recesivo se da por factores endógenos, asociados a la crisis de los sectores tradicionales de la economía. Dicho ritmo mostró una tendencia a la baja ya en los últimos años de la administración de Frei Ruiz Tagle, debatiéndose la economía nacional en cifras de crecimiento que apenas superaban el 3% durante los primeros años de la década del 2000.

     Una arista crítica asociada a las políticas neoliberales impulsadas bajo el mandato de Frei Ruiz Tagle, apuntaba a la disminución del rol del Estado. Adicionalmente, su gobierno promovió el fortalecimiento del capital privado, considerándolo un aliado estratégico para enfrentar la pobreza: “En su mensaje presidencial del 21 de mayo de 1997, el presidente Frei vinculó directamente lo que definió como la prioridad de "terminar la indigencia y disminuir drásticamente la pobreza" con una política que reduce sensiblemente la capacidad de inversión de las empresas estatales y las empuja, en definitiva, a ser privatizadas progresivamente, en aquellas ocasiones que no se las traspasa directamente. Las empresas públicas -explicitó Frei- deben contribuir a la reducción de la pobreza "maximizando su capacidad de generación de excedentes operacionales y transfiriéndolos íntegramente al fisco". En consecuencia -añadió-, sólo pueden financiar sus requerimientos de expansión "reinvirtiendo las depreciaciones, vendiendo activos prescindibles, endeudándose en montos razonables y sin aval del Estado, asociándose con terceros, o aprovechando las distintas opciones de capitalización que el mercado de capitales ofrece para estos efectos". [1] Lo señalado da cuenta de la racionalidad que opera para buscar la disminución de la pobreza a través del mercado, retrocediendo las políticas públicas y el rol del Estado en la redistribución del ingreso. Sumado a ello la condición cada vez más vulnerable de los empleos y salarios. Por ello, esta apuesta económica, sintetizada con el slogan “Crecer con Igualdad” en las campañas electorales de la Concertación, evidencia en las cifras que la pobreza, existente desde la década de los ’90, está íntimamente relacionada con la incapacidad de asegurar salarios que sustenten las necesidades básicas de la población. Es más, los pobres asalariados forman parte de una nueva modalidad que fomenta la mayor acumulación del capital.

     La pobreza en Chile en la década de los ’90 alcanzaba un 38,6 % de la población. Esta comienza a disminuir paulatinamente hacia 1998, llegando a un 21,6 % y, en 2006, a 13,7%. [2] Si bien existe en los datos una disminución de la pobreza, uno de los efectos más complejos es su proceso de territorialización y femenización.

     Cabe consignar que durante la primera parte de la década del 90’, el dogma neoliberal del crecimiento parecía irrebatible. Sin embargo, en la medida que se hacían patentes los coletazos de la crisis asiática, los cuales evidenciaron los riesgos de una economía radicalmente abierta a los vaivenes del libre mercado, se han ido asentando perspectivas críticas, destinadas a demostrar que la receta económica que busca superar la pobreza en base a un mayor crecimiento, no sólo no garantiza empleo estable, sino tampoco la redistribución del ingreso.

     Por lo mismo, desde la década de los ’80, la comprensión de la pobreza requiere un análisis complejo que considere un sin número de variables. No puede seguir siendo comprendida desde la marginación de ciertos sujetos respecto del sistema.  Más bien, habría que pensar que el neoliberalismo promueve la inclusión de todos en el mercado, sin atender incluso a las posibilidades reales de adquisición de bienes y servicios, dadas por el ingreso de cada sujeto. La supuesta inclusión en el sistema es posible por el espejismo del crédito y el endeudamiento.

     En este sentido, el capitalismo en su fase neoliberal  horizontaliza la dinámica económica,  Con ello desencadena un proceso de re-concentración capitalista de los recursos y del ingreso. Para que esto ocurra se han generado una serie de cambios en las políticas públicas y en la lógica desarrollista de redistribución del ingreso estatal. Entre ellas, la jibarización de las políticas sociales por parte de un Estado que reduce sus costos, en el caso del bienestar social, traspasándolos a la población. Las características del proceso anteriormente expuesto, originan un aumento en la brecha entre los sectores sociales, desigualdad agravada por las políticas de privatización de los derechos fundamentales, tales como la salud, la educación y los servicios tradicionalmente controlados por el Estado (el agua potable, la electricidad, sanitarias, telefonía y transportes). Dichas políticas han permitido configurar un Estado Neoliberal.

     Por lo que hemos afirmado hasta ahora, parece necesario volver sobre un eufemismo utilizado en esta última encuesta CASEN: Pobreza Multidimensional. De acuerdo a esta “nueva categoría” se considera que los pobres han logrado: “la satisfacción de sus necesidades y ejercicio de derecho en las áreas de Educación, Salud, Trabajo y Seguridad Social, y Vivienda”. No obstante, la medición de la pobreza, al reducirse a la variable del ingreso, no comprende un conjunto de indicadores que apuntarían a poder determinar si, en verdad, las personas han conseguido dignidad en sus vidas. De ahí que cuando hablamos de pobreza, deberíamos tomar en cuenta además el conjunto de derechos arrebatados por el modelo y que su usurpación es la contracara de la concentración generada por un estado que perpetua la desigualdad.

     El Premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz [3], señalaba que los datos no bastan para la comprensión de los efectos del capital global, se requiere además una aproximación cualitativa. Es necesario hacerse cargo de la indignidad de las condiciones de vida que afecta a gran parte de la población del país.



Karen Alfaro
Doctora en Historia y Académica
en Universidad Austral de Chile
 



[1] CEP: Resumen Económico Trimestral, Junio 1997, p. 7
[2] FUENTE: MIDEPLAN. Serie de análisis de resultados de la Encuesta de Caracterización Socioeconómica Nacional (CASEN) 2006. N 1. La situación de la Pobreza en Chile 2006.
[3] STIGLITZ, Joseph (2004): El malestar en la globalización, Taurus, Bogotá  (quinta reimpresión).

Vecinos y Vecinas de Valdivia celebran Fiesta de los Humedales

COMUNIDADO DE PRENSA:
Fiesta de los Humedales, 01, 02, 03 de Febrero

“Superar la destrucción, para construir con alegría comunitaria"
 “Durante tres días, organizaciones civiles y comunitarias celebrarán el día Mundial de los Humedales, fijado para el próximo 02 de febrero, fecha en la que se adoptó la Convención sobre los Humedales firmado en Ramsar, Iran, en 1971”.

Valdivia, 25 de Enero de 2015
Todos coincidimos que Valdivia, ciudad de humedales, tiene características geográficas especiales, lo cual también es un gran desafió a la hora de pensar, construir y dibujar la ciudad.  Apostar por un desarrollo equilibrado e inclusivo de su entorno natural y la convivencia e integración de su población no tiene nada que ver los discursos vacíos de las autoridades.

La realidad actual tiene un diagnostico desalentador, somos testigos cotidianos de cómo una irrespetuosa planificación urbana ha ido sacrificando suelos de valor ecológico por proyectos de viviendas y ejes viales, que se construyen sobre humedales urbanos. Desconocen o no quieren conocer el aporte concreto de los valiosos servicios ecosistémicos que los humedales nos entregan en beneficio del buen vivir de nuestra población y de ecosistema mismo.

En consecuencia, esto queda en nuestras manos, las organizaciones convocantes hemos trabajado desde años en nuestros territorios y tenemos la firme convicción que "otro Valdivia es posible", más integral, inclusivo y humano. Es por eso que llamamos este 1, 2 y 3 de Febrero a juntarnos y festejar y defender los humedales...nuestros humedales urbanos.

1° Febrero
11:00 hrs. jornada de trabajo comunitario en el humedal Angachilla
18:00 hrs. acto artístico y cultural "POR EL PATRIMONIO NATURAL DE VALDIVIA" en humedal Angachilla

2° Febrero
10:00 hrs. OCUPACIÓN PASEO PEATONAL BANCO ESTADO
Muestra fotográfica de artistas Valdivianos

3° Febrero
19:00 hrs. MASA CRITICA, cicletada por los humedales urbanos
convocan:

* AGRUPACIÓN BIOSFERA
* JUNTA DE VECINOS CLARO DE LUNA
* AGRUPACIÓN GRENER
* MASA CRÍTICA
* CENTRO CULTURAL EMBICIA2


* RED SOCIOAMBIENTAL VALDIVIA

Análisis sobre la Reforma Laboral

Fotografía www.elciudadano.cl
Enero de 2015

1) Antecedentes

Durante los últimos meses el mundo del trabajo se ha mantenido expectante frente a la agenda laboral del gobierno y en particular del proyecto de ley que reforma las relaciones laborales. Si bien la citada reforma surge de un programa que recoge el Acuerdo de Voluntades CPC-CUT de 31 enero de 2012, la misma expresa una demanda que viene instalada en los hechos desde el mundo sindical hace bastantes años. El objetivo que buscamos como trabajadores/as, con estas demandas, no es otro que desarrollar un sindicalismo fuerte destinado a superar, no solo la gran inequidad en el mundo del trabajo, sino que las brutales brechas de desigualdad que el país presenta.

Después de 35 años padeciendo los abusos del código del trabajo, los trabajadores y trabajadoras de Chile hemos acumulado un pliego de demandas diversas, algunas de las cuales han sido tomadas por la NM pero vaciadas de su contenido original. Así el proyecto de reforma emanado desde el ejecutivo, si bien posee elementos a rescatar, en su gran mayoría presenta elementos a rechazar.

De cara a un proceso de discusión al interior del congreso, es fundamental que como trabajadores y trabajadoras comprendamos los alcances reales de las modificaciones propuestas en la reforma, evaluemos y desarrollemos nuestra capacidad de incidencia dentro del contenido de la misma, y evitemos que la discusión se estanque y agote en las estrechas paredes del congreso.

2) El proyecto de reforma

La reforma emanada por el ejecutivo se centra principalmente en 3 grandes ejes, la titularidad sindical, la amplitud y mejoramiento de la negociación colectiva y el derecho a huelga. En términos generales el proyecto presentado hasta ahora se caracteriza por:

Mantener la restricción de la negociación colectiva y la articulación sindical al nivel de empresa.
Poseer una concepción negativa y por ende restringida del derecho a huelga, lo que se expresa ejemplarmente en la concepción de “huelga pacífica”.
La mantención de prohibición expresa de negociación colectiva y huelga en algunos sectores del mundo del trabajo, lo que atenta contra el principio de libertad sindical consagrado en el convenio Nª87 de la OIT.
El exceso de tutela administrativa en la negociación colectiva, lo que mantiene la burocratización del proceso.
Una amplia gama de alternativas de judicialización del conflicto colectivo y arbitrajes obligatorios que entorpecen el proceso.

A continuación pasamos a analizar con mayor detalle cada uno de los ejes de la reforma.

Titularidad Sindical

La extensión de beneficios conquistados mediante la negociación colectiva a trabajadores/as no sindicalizados es a todas luces una práctica antisindical ampliamente utilizada por el empresariado. Lograr una verdadera titularidad sindical, es decir que el sindicato se reconozca como el único ente negociador y receptor de los beneficios que conquiste, ha sido resistida por los empresarios apelando a una limitación de sus derechos individuales, sin ninguna consideración por los derechos colectivos de los/as trabajadores/as. Ahora bien, dentro del actual proyecto de ley se reconoce que será el sindicato, cuando exista este, el que negocie colectivamente y que los beneficios negociados serán únicamente para los/as trabajadores/as sindicalizados, lo cual puede entenderse como un avance. Sin perjuicio de esto, se deja abierta la posibilidad para extender los beneficios a trabajadores/as no sindicalizados/as previo acuerdo entre el sindicato y el empleador, lo cual podría generar tensiones internas entre los/as trabajadores/as. Esta figura si bien no es explícitamente nociva, al menos deja abierta la posibilidad para seguir extendiendo los beneficios a trabajadores/as no sindicalizados/as y cierto margen de maniobra para los empleadores.

Negociación colectiva

Unos de los supuestos ejes de la reforma, yace en la necesidad de ampliar y fortalecer la negociación colectiva como instrumento que equilibre la balanza en pro de la parte más débil dentro de la negociación, a saber, las trabajadoras y trabajadores.

Como hemos dicho, dentro del proyecto de reforma se manifiestan ciertos avances tales como la titularidad sindical para negociar colectivamente, la rebaja de 4 a 3 años en el máximo de vigencia de los instrumentos colectivos o la propiedad de los beneficios de la negociación. Sin perjuicio de esto, un sinnúmero de otros aspectos son restrictivos.

Con respecto al piso mínimo que se establece para cada negociación colectiva, la reforma no solo es insuficiente, en cuanto a aspectos relevantes tales como los reajustes, los incrementos reales y los bonos de término de conflicto no forman parte de este piso mínimo, sino que además es regresiva en cuanto elimina la obligatoriedad del empleador de aceptar el último contrato colectivo en caso de no llegar a acuerdo y lo faculta de despojar a los/as trabajadores/as de beneficios “cuando las condiciones económicas de la empresa así lo justifique”. Más grave aún es la situación de los sindicatos que negocian por primera vez, en donde ni siquiera se establece el reajuste del IPC.

La adaptabilidad pactada o flexibilidad pactada, ha sido un requerimiento del empresariado desde hace bastante tiempo. Este concepto implica ampliar las materias que pueden ser negociadas colectivamente, lo cual a primera vista sugiere que esto podría representar un avance para los/as trabajadores/as.Sin embargo, entendiendo que en el escenario actual donde observamos un sindicalismo débil, restringido a la empresa y donde el contar con un empleo no es sinónimo de bienestar social (el sueldo mínimo, asignación que la mayor parte de los trabajadores y trabajadoras de Chile percibe, se encuentra por debajo de la línea de la pobreza) la posibilidad de expandir las materias que pueden ser negociadas puede resultar una espada de doble filo. Esto se debe a que abre la posibilidad de flexibilizar materias como condiciones de trabajo, descansos, horas extras y jornada pasiva, a cambio de escuetos beneficios económicos, en directo desmedro de la calidad de vida de los/as trabajadores/as. Con un quórum bajo del 30% de representatividad de los sindicatos (que fomenta creación de sindicatos amarillos), sumado a la posibilidad de hacer extensivos los beneficios a todos/as los/as trabajadores/as, primero a través de “acuerdos” individuales y luego de manera generalizada con el 50% más uno de los/as no sindicalizados/as, la flexibilidad pactada será un retroceso más que un avance si se aprueba la reforma.

En otras materias es posible apreciar cómo se otorga de manera “nominal” el derecho a negociación colectiva a trabajadores/as por obra o faena o temporeros. Decimos negociación nominal, porque para que exista negociación debe haber equilibrio entre las partes, que solo es posible con el fuero para los/as trabajadores/as que negocian y el derecho a huelga. Ambos aspectos son negados en la reforma por lo que la “negociación” se trata de una verdadera imposición. Además, se establece como condición a los/as trabajadores/as para presentar su proyecto, hacerlo no antes de 40 días ni después de 50 días “anteriores” al inicio de temporada o faena, lo que imposibilita que los/as trabajadores/as directamente involucrados puedan negociar en la faena. De no modificarse esto a pactos laborales mínimos para ser mejorados en la obra misma, solo fomentará un sindicalismo corporativo y amarillo, acostumbrado a operar bajo la lógica de Acuerdos Marco celebrados previamente con las empresas.

Otros retrocesos están constituidos por la obligación del sindicato a mantener el quórum de constitución en todas las negociaciones colectivas, requisito que hoy no exige la ley. Además termina con la obligatoriedad del empleador de dar los fundamentos de la oferta y elimina la garantía de aprobación del proyecto de contrato colectivo cuando el empleador no responde llegado el día 20 del plazo de respuesta.

Unos de los puntos que ha llamado la atención últimamente, ha sido denominado como la criminalización de la labor sindical. Esto surge de uno de los artículos de la reforma que estipula la pérdida del fuero sindical producto de prácticas desleales como el ejercicio de violencia física o moral por parte de dirigentes sindicales. Aquí se introducen nuevas causales de práctica desleal de los trabajadores/as y de desafuero, absolutamente desproporcionadas, redundantes con la legislación vigente y altamente ambiguas, entregadas a la interpretación de la autoridad administrativa de turno y los tribunales.

Otras materias, no directamente relacionadas con la negociación colectiva, constituyen las ligadas a las horas de trabajo sindical. En la reforma solo existe un cambio de nombre, manteniéndose las horas sindicales de carga del sindicato y ampliándose estas de una a tres semanas, con la prohibición de desarrollar otras actividades gremiales que no sean la capacitación. Además se establecen mayores requisitos para elegir delegados en los sindicatos interempresa, donde para elegir 3 de estos se necesitaran 50 socios/as en lugar de los actuales 25 para obtener el mismo número de delegados. A esto se añade su elección vía ministro de fe, lo que burocratiza el proceso; exigiéndoseles además el quórum de sindicato de empresa para negociar, cuestión que hoy no rige.

Derecho a Huelga

El derecho pleno a huelga ha sido reconocido por Chile mediante los convenios N°87 y °98 de la OIT, la Convención Americana sobre derechos humanos y el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales. El ejercicio efectivo, y no solamente nominal, de este derecho en Chile se encuentra coartado por varias figuras entre las que se destacan, el remplazo, descuelgue, su prohibición absoluta en empresas estratégicas y mediante decreto presidencial en el caso de que la naturaleza de una huelga “causare grave daño a la salud, al abastecimiento de bienes o servicios de la población, a la economía del país o a la seguridad nacional”. Es justamente la supuesta abolición del reemplazo uno de los puntos que más ha sido celebrado por algunos sectores, sin embargo, esto no es necesariamente así. El resquicio legal que obliga a las partes a acordar “servicios mínimos” a responsabilidad del sindicato con el fin de no dañar el patrimonio de la empresa es a todas luces la negación del derecho a huelga. Basándose en una figura preexistente que guardaba relación con funciones esenciales dentro de una empresa, la reforma ha universalizadoel reemplazo interno a costa del sindicato. No deja clara la definición de estos servicios mínimos otorgando a la IT la facultad de determinarlos, permite al empleador reemplazar en el caso de que los servicios mínimos no sean provistos y finalmente aloja en tribunales la resolución de los desacuerdos entre las partes. En otras palabras, esta figura encausa la negociación colectiva hacia un proceso burocrático que finalmente puede solo desenredarse en tribunales donde los sindicatos son más débiles.

Además de esto, bajo la reforma la prohibición de huelga en las llamadas empresas estratégicas se mantiene, extendiendo de uno a dos años el proceso mediante el cual se determina si una empresa es estratégica o no.

La figura de reanudación de faenas, bajo la norma actual permite por vía decreto del Presidente de la República y la firma de tres ministros terminar con la huelga unilateralmente en los casos en los que la duración o naturaleza de la misma causare un grave daño a la salud, al abastecimiento de bienes o servicios de la población, a la economía del país o a la seguridad nacional. Dentro del proyecto de reforma, esta figura ahora se extiende a cualquier DT, empleador o sindicato, dejando su determinación al criterio de un tribunal ordinario, en muchos casos de competencia común, para que sea resuelva terminar con la huelga sin audiencia previa ni forma de juicio, ampliando por ende las herramientas para neutralizar la movilización sindical.

3) Temas de fondo que quedan ausentes en la Agenda Laboral de la NM

Según la OIT, el derecho a elegir el nivel al que se realizará una negociación colectiva le compete exclusivamente a las partes involucradas. La negociación supraempresa, es decir toda aquella negociación que supere los límites de la empresa individual y permita a los trabajadores y trabajadoras articularse en función de ramas de la producción, la pertenencia a un mismo holding, o la pertenencia a algún territorio específico (como ocurre en Brasil por ejemplo) fue rechazada enfáticamente por el empresariado, razón por la cual el gobierno la descartó tempranamente. Esto no solo atenta contra los tratados internacionales firmados por Chile en materias de derecho laboral, sino que imposibilita a la mayoría de los trabajadores y trabajadoras de Chile a poder negociar colectivamente. Esto se debe a que estos/as se desempeñan en empresas que no cuentan con el mínimo de 8 personas para poder negociar colectivamente y por ende encontrarían en la negociación supraemprea la única alternativa para mejorar sus condiciones laborales.

Por otro lado, el gobierno aprobó durante julio de 2014 la nueva ley 20.760 que supuestamente buscaba terminar con la figura del multirut, la cual permite a empleadores evadir sus responsabilidades para con los trabajadores y trabajadoras, fragmentando virtualmente la figura del empleador y realmente a los empleados y empleadas. El resultado de esta reforma, mermó las capacidades fiscalizadoras de la Dirección del Trabajo y situó la arena donde se debe probar la existencia de dicha práctica ilegal en los tribunales, donde los trabajadores y trabajadoras son más débiles. Así el saldo de esta maniobra nos presenta un retroceso en las garantías que poseen los/as trabajadores/as para articularse y fortalecerse, mientras que otorga más libertades a empleadores para sortear sus obligaciones en materias de derechos laborales.

Otro aspecto fundamental en materias laborales consiste en la externalización  y consecuente precarización del trabajo en nuestro país, el cual ha mostrado un sostenido aumento durante los últimos años. Si durante el 2010, el trabajo externalizado oscilaba alrededor del 11% de los trabajadores y trabajadoras de Chile, hoy este alcanza el 18%, pudiendo alcanzar cifras cercanas al 20% si tomamos solo a las mujeres, o de un alarmante 44% si tomamos solo a las mujeres que trabajan en el sector público, solo por dar algunos ejemplos. La reforma no toca en lo más mínimo a la ley de subcontratación y por ende el imperio del trabajo precario y la vulneración de derechos seguirá su curso ascendente.

En materias previsionales, el debate sobre la crisis del modelo de las AFP, se mantuvo al margen de la agenda laboral. Mientras que desde el mundo sindical, principalmente desde la coordinadora nacional no más AFP, ha surgido una lectura clara sobre la irreformabilidad del modelo de capitalización individual (el 90% de las pensiones que pagan las AFP en Chile no supera los $147.000) y una propuesta concreta de sustitución por un modelo previsional de aporte tripartito y solidario, el gobierno ha jugado con un doble discurso. Por un lado conformó una comisión de asesores expertos en temas previsionales, la llamada comisión Bravo, y por otro lado envió al parlamento un proyecto de ley que propone una AFP estatal, sin que la comisión asesora haya emanado ningún veredicto final. Así se evidencia el compromiso del ejecutivo con las aseguradoras y el carácter distractor de la comisión Bravo, ya que hasta el mismo José Piñera, precursor de las AFP en Chile, se refirió a la AFP estatal como un nuevo hijo para él en tanto no cambia aspectos de fondo.

4) EL escenario político

La presente reforma no implica tan solo modificaciones cosméticas que no generan los cambios sustanciales que los trabajadores y trabajadoras de Chile requerimos, sino que en algunos ámbitos significan también un retroceso en cuanto a nuestros derechos colectivos. Al igual que sucedió con la reforma tributaria y la ley de multirut, la NM trata de vender una reforma con cascarón de progresista e interior neoliberal. Si por un lado aparentemente otorga, por el otro efectivamente despoja.

A la fecha varios especialistas, centros de pensamiento y por supuesto varias organizaciones sindicales como la CUT, la CTC, la confederación bancaria, entre otras, han manifestado su disconformidad con respecto al proyecto de Ley, indicando las materias donde el proyecto no se ajusta a sus expectativas. Al mismo tiempo las organizaciones del empresariado como la CPC o la SOFOFA, también han indicado sus observaciones, manifestando su preocupación por la generación de empleo, o la falta de políticas que aborden el tema de las mujeres y los jóvenes en el mundo del trabajo, temas que finalmente solo representan luces de artificio en una batalla no desatada en aspectos de fondo.

El escenario, en donde aparecen posiciones contrarias entre un empresariado que defiende sus privilegios y la CUT que aspira a derribar el código laboral de José Piñera, mientras el gobierno  trata de mostrarse como el ente del consenso, debe ser comprendido como peligrosamente limitado. La NM, al igual que todos los gobiernos desde la vuelta a la democracia, ha demostrado en muchas oportunidades que no posee la voluntad política para desviarse ni un centímetro del modelo neoliberal, el cual es abiertamente pro-empresarial. Así lo demostró durante la tramitación del proyecto de ley, en donde cada promesa emanada hacia los/as trabajadores/as fue matizada posteriormente en alguna reunión con el empresariado, o lisa y llanamente, al incorporar aspectos inconsultos pro-empresa al proyecto de Ley. Por su parte la CUT, ha demostrado no tener margen de maniobra para incidir significativamente en materias legislativas. Finalmente, y como hemos descrito anteriormente, los temas de fondo que determinan las relaciones laborales en Chile no son objeto de discusión. Así, emana una pugna en donde, no importa cuál sea el resultado, no habrá mejoras sustanciales para las trabajadoras y trabajadores de Chile.

Ahora, si bien el rol de ciertos/as dirigentes de la CUT ha sido determinante para contener las críticas que han surgido a la reforma del ejecutivo, no podemos simplemente demandarle a la multigremial la conquista de reformas más profundas si no existe una fuerza social que sea capaz de conquistarlas. Si entendemos que tan solo el 14% de los trabajadores y trabajadoras de Chile se encuentran sindicalizados/as, y de estos/as una menor fracción presenta incipientes capacidades de movilización y generación de un programa con contenido en materias legislativas, se hace evidente que los/as grandes ausentes de esta reforma en términos de participación han sido justamente los trabajadores y trabajadoras de Chile.

En este escenario es fundamental desbordar con todas las fuerzas existentes los estrechos márgenes donde se quiere centrar la discusión sobre la reforma laboral. Aquí la movilización y la unidad político-sindical será vital dentro de los meses que se vienen. Si bien es posible que, como trabajadores y trabajadoras, poseamos una capacidad limitada para incidir en el resultado final de esta reforma en particular, si es fundamental evitar que el proceso se cierre con la aprobación de la nueva ley. La integración entre aquellos sectores que plantean defender lo poco que se consiga con la reforma, aquellos/as que busquen impedir que se aprueben aspectos nocivos para los/as trabajadores/as, y por sobre todo los/as que busquen proyectar la articulación del mundo sindical hacia una verdadera refundación del mundo trabajo, es fundamental, no solo para abrirnos un mayor margen de maniobra e incidir en el resultado final de la reforma, sino también para avanzar hacia la refundación democrática de Chile.

Frente Sindical Izquierda Libertaria

Comunicado Publico: Comité de Adelanto Las Mulatas Valdivia

COMUNICADO PUBLICO
COMITÉ DE ADELANTO
LAS MULATAS VALDIVIA”.

A LOS VECINOS Y VECINAS
A LA COMUNIDAD VALDIVIANA


El motivo del presente comunicado, obedece a la necesidad de dar a conocer a los medios de comunicación, a los vecinos y vecinas de nuestra población y al conjunto de la comunidad Valdiviana, respecto de la estafa de la que hemos sido víctima como vecinos y vecinas por parte del SERVIU VALDIVIA y gran parte de los organismos del estado de Chile, quienes desde hace aproximadamente 2 años nos engañan, basurean y paralizan, pasándonos a llevar y vulnerando nuestros derechos básicos como ciudadanos Chilenos.

El “Comité de adelanto las mulatas” nace desde la obligación requerida por diversos organismo del estado quienes exigieron nuestra constitución para avanzar en solucionar la problemática que afecta a aproximadamente 40 familias, las que llevan más de 20 años en el sector. Sin embargo, hace alrededor de tres años nuestra situación sufrió un abrupto cambio, ya que fuimos engañados por las personas en las cuales confiamos, personas públicas que se supone trabajan en bienestar de la ciudadanía. 

En el mes de noviembre del año 2011 se nos invitó a una reunión informativa respecto del "Proyecto Circunvalación", en donde fuimos comunicados que dentro de de las acciones a seguir estaba la inminente expropiación, en esa oportunidad la representante del primer gobierno de la Sra. Michelle Bachelet , Directora de SERVIU Sra. Beatriz Nahuel nos mintió y nos engañó, hablando de lo beneficioso que resultaría para nosotros y nosotras la “expropiación”, prometió que se nos pagaría a precio comercial el valor de nuestras casas y terrenos y además que se nos incorporaría el alcantarillado de nuestras viviendas, las que actualmente se encuentran con el sistema de fosa séptica.
En el mes de Septiembre del 2013 logramos que se reunieran algunas autoridades, siendo los organismos de la Municipalidad de Valdivia (SERVIU) y la empresa encargada del desarrollo del "Proyecto Circunvalación" quienes nos clarificaron que jamás se ha planteado la incorporación del alcantarillado en nuestras casas y que si se nos prometió esto, dicha promesa no tendría ninguna validez, menos aun cuando la directora de SERVIU, ya no era la misma y mucho menos sin ningún respaldo o documento escrito que certifique los “acuerdos anteriores”. Frente a esta situación comenzamos a reunirnos y a solicitar ayuda a distintos organismos: MUNICIPALIDAD, SERVIU, SUPERINTENDENCIA DE SERVICIOS SANITARIOS, ALCALDE, INTENDENTE, CORES Y UNA INFINIDAD DE POLITICOS Y AUTORIDADES a quienes les explicamos nuestra situación y solicitamos ayuda, gran parte de ellos se comprometieron a realizar gestiones o a organizarnos una reunión ampliada. Hasta el día de hoy aún no tenemos una respuesta clara, ni se ha concretado algún tipo de reunión donde se nos escuche y de alguna solución. De dichas gestiones contamos con numerosas pruebas, pues hemos hecho todo tal cual como lo exige la formalidad, solicitando reuniones que no siempre han sido acogidas, damos cuenta de esto a fin de terminar con las recurrentes excusas en las que se les delega responsabilidad a otros organismos, mientras a nosotros se nos mantiene con mentiras y engaños.

Sabemos que hay solución para la incorporación de la red de alcantarillado en el “Proyecto Circunvalación”, pero también sabemos que reviste mucha urgencia que dicha solución sea implementada a la brevedad, ya que el proyecto sigue su marcha y una vez terminado será aún más caro romper la vía para realizar un trabajo de este tipo. De no mediar esta solución el panorama para nuestras viviendas se vuelve aún más complejo debido al problema de la insalubridad, ya que si bien gran parte de ellas cuentan con un sistema de fosa séptica, esto funcionaba en perfectas condiciones porque nuestro terrenos eran amplios, más ahora que debemos ponerlas al borde de la calle, sin la posibilidad de incorporar todos los sistemas de drenaje pues el espacio de nuestros sitios no lo permite, más el mejoramiento de la calle tendrá como resultado que cuando den termino al camino, nuestras casas quedaran bajo nivel, lo que sin duda provocara inundaciones y colapsos en todos los sistemas, situación antes jamás vivida. A esto se suma que aún se encuentra nuestros medidores de agua y luz en la calle, y en más de un a oportunidad la empresa que realiza los trabajos los ha dañado sin hacerse responsables, pese a que se comprometieron a reubicarlos asumiendo el costo.

Como ultima gestión hace ya más de un mes que se sostuvo entrevista con el nuevo Director de SERVIU Sr Cristian Pizarro a quien nuevamente se le informó del problema que hoy nos aqueja y de la necesidad de buscar una pronta solución, en esta reunión nuevamente se comprometió una mesa de trabajo junto a todas las entidades involucradas, pero hasta la fecha de envió de esta carta no hemos tenido ninguna solución y tampoco se ha concretado nada de lo ofrecido.
Sera Importante señalar que contamos con los respaldos frente a las cartas para solicitud de audiencias o entrevistas con los diversos organismos además de grabaciones y libros de actas en los cuales constan los compromisos que en primera instancia han adquirido las diversas personas e instituciones, siendo los tres últimos, el Sr Alcalde Omar Sabat e Intendente Sr Egon Montecinos y el Director de SERVIU Sr. Cristian Pizarro quienes se comprometieron a reunir a los organismos pertinentes. Hasta la fecha de esta declaración aún no existe respuesta. No nos queda más que denunciar irregularidades e injusticias que están sucediendo, y esperar que de alguna forma se nos dé una solución.

Galvarino Cañicul Huichicoy 
PRESIDENTE

COMITÉ DE ADELANTO
LAS MULATAS VALDIVIA”

Testimonio de Miguel A. Antiqueo Painen, comunero baleado en el ojo por carabineros.

A continuacion el integro testimonio de Miguel A. Antiqueo Painen, comunero participante del trawun frustrado en el Fundo Lumaco Bajo y baleado con balines en un ojo por carabineros.

"Esto sucede a contar del medio día, aprox., cuando ingresa carabineros al territorio, a la Reducción Marriao Collihuinca, destrozando las inmediaciones, las instalaciones que estábamos haciendo para proceder con dicho trawün. Entre ellos sobrevolaban helicópteros, avionetas de los latifundistas, el mismo GOPE en camionetas de particulares.

Después en la tarde procedimos nuevamente a ingresar para levantar la inmediación, donde se iba a hacer el trawun. Alrededor de las 8.30 empieza una fuerte represión: lanzando gases lacrimógenos, disparando perdigones. Hubo un momento en que todo se nos fue de control. No fuimos capaces de resistir en el lugar que estábamos, era mucha represión.

Llega un instante en que nos echan las camionetas encima. Yo en este caso procedo a ganarme más cerca de la ruca donde estábamos, de las ñañas, en este caso. Me llega un perdigón de goma, –supuestamente, como dicen ellos. Me doy cuenta al tiro, en el momento que lo vi a tan corta distancia, entre cinco y ocho metros. Me dispara a quemarropa a mí y a otros peñi y lamgen que también resultaron heridos, dos más con lesiones de perdigones.

En ese momento procedemos a refugiarnos entre unas quilas. Carabineros nos sigue detrás. Como no nos pudo encontrar, llega y prende fuego alrededor de donde estábamos escondidos, las quilas en este caso. No nos quedó otra que salir y nos encontraron cerca del rio. En ese momento recuerdo haber escuchado también como golpeaban al peñi Jaime Uribe, sin control alguno. Lo golpearon demasiado, tanto que estando lejos aún así se escuchaban sus gritos, hasta dejarlo inconsciente.

Bueno, en ese momento nosotros ya no teníamos nada que hacer, nos entregamos por las buenas. Me pescan del pelo, me arrastraron un resto, nos suben hasta arriba del terreno donde estaban alternadas las camionetas, me esposan y proceden a golpearme. No quedaron conformes con los balines que ya me habían tirado, y así a otros peñis mas que habían tomado entre los que andábamos, y proceden brutalmente a golpearnos.

Jaime Uribe en audiencia, martes 13 de enero.
En ese momento es cuando ya determinan llevarme a Rio Bueno, por las condiciones en las que me encontraba. El camino fue muy dificultoso en este caso: manejaban horrible, me golpeaba en todos lados, no tenía donde afirmarme. Me llevan hasta Rio bueno y ahí determinan trasladarme directamente a Valdivia, porque las lesiones eran bastante complicadas.

Ya tenía comprometido el ojo, y no hay certeza de que se vaya a recuperar, las posibilidades son mínimas; solamente logro ver movimientos nublados. Hasta el momento me dicen que el perdigón va a ser un poco difícil sacarlo, el o los, porque me dicen que puede ser más de uno.


Más que nada hacer la denuncia, un poco tarde fue porque no se ha a cercado ningún medio de comunicación a ver cómo está la situación. De hecho, por parte de carabineros no hay ninguna formalización, no hay nada, quieren dejar todo bajo perfil, escondido. Entonces, denunciar más que nada lo sucedido y comunicar que la lucha no va a parar: la lucha va a continuar. Cuando uno cae, diez se levantan, como decimos nosotros los mapuches. Marrichiwew.


Comunicado público desde el Ngen Mapu Kintuante

Viernes 16 de enero, 2015.

Al nuestro Pueblo Mapuche y a la opinión pública nacional e internacional, los Lof  en Resistencia del Pilmaiken y el M.A.P (Movimiento Mapuche Autónomo del Pilmaiken) comunicamos lo siguiente:

Denunciamos que el día jueves 15 de enero 2015 arremeten en contra del ngen mapu kintuante desarmando la casa en la cual se hacía resguardo del lugar. Personal de la empresa hidroeléctrica Pilmaiquen S.A junto con Carabineros de Chile y la utilización maliciosa de yanakonas (como grupo de choque en contra de los defensores del ngen mapu kintuante) son los que pretenden destruir nuestro lugar sagrado.

Consideramos que este es el punto inicial de la empresa para poder llevar a cabo sus medidas de mitigación, destruir el Ngen Mapu Kintuante y el río Pilamaiken, por lo que declaramos:

Como Pu Lof en Resistencia del Pilmaiken y M.A.P (Movimiento Mapuche Autónomo del Pilmaiken) retomamos de forma inmediata durante la madrugada del día viernes 16 de enero 2015 el control territorial y continuamos con el proceso de defensa y recuperación del ngen mapu Kintuante, por lo cual, no dejaremos que ni la empresa hidroeléctrica ni que sus secuaces yanakonas destruyan el Ngen mapu que por años hemos defendido. Estas legitimas acciones están respaldadas por nuestras autoridades ancestrales que no negocian con la empresa ni con el Estado, en la defensa del territorio ancestral.

Por Territorio y Autonomía

Libertad a Jaime Uribe Preso Político Mapuche – Williche

Basta de represión a los defensores del Ngen Mapu Kintuante

Fuera Capitalistas, represas y latifundistas del Pilmaiken

Marrichiweu!!!


Pu  Lof  en Resistencia del Pilmaiken