VI Encuentro Nacional de Estudiantes de Antropología y Arqueología

El VI Encuentro Nacional de Estudiantes de Antropología y Arqueología, ENEAA, se enmarca en la necesidad de generar espacios participativos para la cooperación y la reflexión colectiva de los y las estudiantes de estas disciplinas en torno a las temáticas que nos preocupan.  

De esta manera, este nuevo encuentro tiene por finalidad ser una instancia para compartir conocimientos y potenciar la reflexión crítica entre los y las estudiantes de Antropología y Arqueología del país, en relación a las distintas problemáticas que surgen dentro de nuestra disciplina, tanto en la formación como en la práctica, y como éstas presentan distintas particularidades dependiendo del medio local en el cual se encuentran nuestras instituciones.   

En el marco del "Encuentro Nacional de Estudiantes de Antropología y Arqueología, invitamos a toda la comunidad Valdiviana a ser participes el martes 21 de Abril en el Cidfil UACH de la Mesa de Discusión de Género y Sexualidad, espacio que tiene como objetivo hacer dialogar a distintas posturas que trabajan estas temáticas:

1- Estudios de Género: Debbie Guerra (Antropóloga) 
2- Feminismo: Camila Almendra Flores (militante Histeria colectiva, Coordinadora         Feministas Valdivia e Izquierda Libertaria)
3- Estudios de Masculinidad: Matías García Dumenes (Tesista Antropología)
4- Movimientos de Diversidad Sexual: Eva Pizarro Loyola (miembro Valdiversa)


También se invita a todos y todas a ser participes el día miércoles 23 de Abril en el Cidfil UACh de la Mesa de Discusión que tiene como finalidad reflexionar respecto al estado del Movimiento Social y Sindical en Valdivia.

Se presentaran como expositoras y expositores: 

1- Lucía Vega, Presidenta CUT Provincial Valdivia. 
2- Maribel Moreno , Presidenta sindicato N°2 FRIVAL
3- Viviana Delgado, Presidenta sindicato N°2 UNIMARC
4- Roberto Morales, Antropólogo y dirigente sindicato de docentes UACh
5- Ángel Delgado, FEUACh





Con visita al Hogar de Cristo, Colo Colo celebra sus 89 años en Valdivia.



Hoy sábado 19 de abril, la filial de Colo Colo en Valdivia, La XIV Ainilebu, celebró el aniversario n° 89 del club social y deportivo. En esta ocación, la festividad fue compartida con los/as ancianos/as recidentes en el Hogar de Cristo, realizando una visita con completos, gallestas, queques, bebidas y un show musical.


La jornada se desarrolló con mucha alegria y solidaridad, convirtiendose en un momento gratificante tanto para las señoras y señores del hogar, como también para los y las participantes de la hinchada colocolina.


Jaqueline Meneses, presidenta y vocera de la filial, nos comentó que esta iniciativa apela al rol social del club, argumentando que este debe estar presente en las vidas de los grupos más vulnerables de nuestra sociedad.
 




Campaña de ayuda a Valparaíso

Imagen: FEUACh
Varias organizaciones estudiantiles y sindicales han estado organizando una campaña de recolección de alimentos y ropa para las y los damnificados del incendio que afectó a Valparaíso el fin de semana pasado. Entre éstas se encuentran los estudiantes de Inacap, Universidad San Sebastián y de la Universidad Austral, así como la CUT y funcionarios del Hogar de Cristo.

La jornada del día jueves marcó el final de la primera etapa de la campaña, en que estudiantes voluntarios se encargaron de ordenar y empaquetar las donaciones recibidas en la Universidad, para posteriormente ser enviadas a Santiago y, desde allí, ser finalmente entregadas al pueblo hermano de Valparaíso, según nos cuenta Nicolás Poblete, Secretario General de la FEUACh.

En tanto, el Presidente de la FEUACh, Ángel Delgado, enfatiza que la catástrofe ocurrida la semana pasada no fue un hecho fortuito, sino negligencia de las autoridades políticas quienes además no se han hecho parte de manera eficiente y operativa frente a lo ocurrido y porque en Chile no existe un derecho garantizado de vivienda digna. Asimismo, menciona que la explotación forestal alrededor de la ciudad también conlleva a la generación de incendios en la zona. Finalmente, recuerda que los afectados por el terremoto en el norte del país han sido invisibilizados política y mediáticamente y reafirma el compromiso de las y los estudiantes para ayudar a levantar al pueblo nortino.

A continuación dejamos un video con las palabras de ambos dirigentes estudiantiles.



¡Sólo el pueblo ayuda al pueblo!

Copa libertadores fue exhibida en la rotonda de la población Pablo Neruda

El día jueves 17 de abril, la emblemática copa para la hinchada colocolina, fue presentada de forma gratuita para toda la comunidad Valdiviana.

 El trofeo también fue presentado anteriormente, el día miércoles 16 en la plaza de la república. Amabas exposiciones estuvieron enmarcadas, en una campaña de recolección de útiles escolares para los niños y niñas afectados por el incendio en Valparaiso. 

Esta campaña fue realizada por la filial de Colo-Colo en Valdivia, La XIV Ainilebu, en conjunto con la Escuela Popular Bernardo Yeffi.



Trabajadores/as de Unimarc en el sur de Chile: Con unidad y sindicalizados, se puede quebrar las injusticias y atropellos del poder económico.

“Representar a los trabajadores y nuestro pueblo, nos alienta a continuar la lucha”

Como informativo de la comunidad Valdiviana, de su pueblo y sus luchas, hemos sido testigos de la fuerza arrolladora de los/as trabajadores/as, cuando deciden enfrentar los abusos e injusticias de forma colectiva y solidaria. Ante la arremetida de Unimarc contra sus trabajadores/as, con despidos masivios a nivel nacional, ejemplar es el caso que se da en estas tierras.

 

Compartimos esta nota para que se intoduzca en el proceso de lucha de los trabajadores y trabajadoras de Unimarc en Valdivia, Osorno y sus alrededores; contada por dos de sus dirigentes: Viviana Delgado y Sandra Barrientos.

Arriba l@s que luchan!



Todo comenzó cuando en el sindicato se enteraron (a través de distintos medios electrónicos) sobre la posibilidad de cierres de locales de la cadena Unimarc a nivel nacional, lo que se traducía en ese momento a pensar en el cierre de dos locales en Valdivia y dos más en Osorno. “Nos comenzamos a preocupar de la región de Los Ríos, y la X región que es donde nosotros llevamos trabajando como federación”, nos cuenta Viviana Delgado, presidenta de Fenasib organización que agrupa a nueve sindicatos desde Valdivia a Frutillar, y presidenta del sindicato número 2 de Unimarc.

 
Cierre de locales, despidos masivos, incertidumbre y resistencia.

Tras enterarse de la posibilidad de cierre de locales, Fenasib llamó a la gerencia de Santiago para sostener una pronta reunión, la cual se efectuó en Osorno. En esta reunión participaron dirigentes sindicales de ambas zonas como federación.

En esta ocasión el gerente de operaciones les dijo que efectivamente se cerrarían algunos locales, y que había un problema grave que tenía Unimarc con deudas y déficit de dinero, además de que el tribunal de la libre competencia les estaba exigiendo eliminar algunos locales por ley anti monopolios (http://www.labatalladelostrabajadores.cl/la-supuesta-crisis-de-saieh-que-golpea-a-los-trabajadores/).

La reunión acabó con la negativa de los representantes de la empresa de entregarles más información a las/os dirigentes sindicales.

Desde esa reunión las dirigentes sindicales (Viviana Delgado y Sandra Barrientos) se concentraron en hacer respetar el contrato colectivo vigente, el cual ya venía siendo vulnerado con anterioridad por la empresa, quien no respetó nunca las garantías laborales conquistadas, como pagos y fechas de pago. Durante estas gestiones las dirigentes en Valdivia interpelaron al gerente de recursos humanos, contándole las situaciones de irregularidad en que estaban los trabajadores y trabajadoras, a lo que él respondió que ellos no solucionarían nada, que si las dirigentes sindicales querían solucionar los problemas de los trabajadores se dirigieran a la Inspección del Trabajo.

Y se vino el cierre de locales. El primero en cerrar fue un local de Osorno ubicado en calle Lynch, dejando aproximadamente a 26 trabajadores/as sin su fuente laboral. Reubicando a algunos trabajadores que se encontraban con fuero maternal, a las jefaturas y algunos cargos de confianza, la gente restante fue despedida.

Después cerró un local en Panguipulli. No había trabajadores de ese local afiliados al sindicato #2, sin embargo el sindicato se acercó a ofrecer apoyo a los trabajadores y trabajadoras despedidas.

“A nosotros nos preocupa que cada vez que se despide gente, en los cálculos de los finiquitos hemos encontrado diferencias desde $80.000 hasta $ 1.300.000, y esto no solamente con un trabajador o con un local, esto pasa con todos los trabajadores, entonces por eso nos preocupamos de esta gente en Panguipulli y les ofrecimos ayudarles a calcular el monto de su finiquito porque ahí hay un pago que no se está haciendo real”, afirmó Viviana.
Después vino el cierre del local de El bosque acá en Valdivia, el día 6 de diciembre.

Sandra Barrientos, nos relató de la siguiente manera la situación que encontró al llegar al local:

“fue bastante fuerte encontrar a las personas llorando, porque había gente que además de un tema netamente laboral, hay un tema humano, vas generando lazos de amistades y como en cualquier trabajo, vives un montón de situaciones que son bastante afectivas, entonces, llegar al local del bosque fue fuerte porque había mucha gente que estaba muy afectada, trabajadores que estaban tremendamente endeudados, que con el finiquito iban a sacar una mugre y no les iba a alcanzar para nada, imagínate que fue en una fecha complicada y súper importante para algunas personas por acercarse la navidad y el año nuevo, complicado fue que en esta fecha la gente quedara sin trabajo y muchos de ellos ni siquiera con finiquito”.

Mientras tanto, los cierres continuaron. En Osorno se cerró el local de República, y en esta ocasión, los trabajadores y trabajadoras se encontraron con la sorpresa del despido durante la misma mañana, al llegar a trabajar. Además la empresa llevó a un notario para que los/as trabajadores/as desvinculados se pagaran ahí mismo quitándoles la posibilidad de que los dirigentes sindicales les calcularan y revisaran el finiquito, además de negarles la posibilidad de hacer reserva de derechos por algunos montos, bonos y hasta sueldos que se les adeudaban. Ante esto último los/as dirigentes de la federación actuaron en defensa de los trabajadores y trabajadoras, informándoles del engaño que la empresa estaba llevando a cabo, logrando que no firmaran los documentos presentados por la empresa en el local.

El día 11 de diciembre, Fenasib convoca a la gerencia de la empresa a reunirse en Valdivia, para que informe la real situación de los cierres de locales, dándoles mayor claridad a trabajadoras y trabajadores. Ese día los/as trabajadores/as fueron preparados. Se reunieron alrededor de 33 dirigentes sindicales de Fenasib, del sindicato del Mayorista 10, del sindicato #1 de Unimarc, además de la compañía de Lucía Vega, presidenta de la Cut Valdivia, y un equipo de defensa jurídica.

Con molestia ante el empoderamiento de los/as trabajadores/as, la gerencia quebró la reunión, aludiendo “inferioridad” y “falta de respeto”, ya que ellos no contaban con abogados en ese momento. Producto de lo anterior, trabajadores y trabajadoras realizaron una manifestación en el local de Arauco, llamando a la gerencia a que se siente a dialogar para resolver los problemas que estaban viviendo los trabajadores. (http://www.revistabagual.cl/2013/12/trabajadores-y-estudiantes-realizan.html)

Ante la inseguridad reinante sobre la continuidad de los despidos, Viviana Delgado llama a elecciones para el cargo de secretario el 13 de diciembre. Todos los trabajadores y trabajadoras del sindicato #2 postularon al cargo, fue una manera de generarles el fuero, resguardándoles ante los despidos masivos que estaban en marcha. Esto fue notificado a la empresa y a la Inspección del trabajo, pero a pesar del fuero, el mismo día 13, la empresa optó por despedir a todos/as los/as trabajadores/as: “en ese momento comprendimos que los gerentes venían a decirnos, el día 11, que habrían despidos masivos”, concluyó Viviana.

El 23 de diciembre en Osorno, la empresa debía pagar finiquitos a los trabajadores y trabajadoras. Eran 30 personas en total, y al llegar a la inspección, se encontraron con que representantes de la empresa les harían efectivo el pago del finiquito solo si los trabajadores desistían de hacer reserva de derechos por pagos adeudados, y de cobrar en el tribunal el 30% que les corresponde legalmente como indemnización por años de servicio, al ser desvinculados por necesidades de la empresa.

Los trabajadores si quisieron cobrar el 30%, así lo relata Viviana: “Era muy importante hacer la reserva de derecho porque se les adeudaba bono escolar, horas extras, horas del contrato colectivo, entonces era importante hacerse la reserva para que esos montos fueran cancelados en el tribunal y además incrementar el finiquito con el 30%”. Al encontrarse la empresa con trabajadores que querían hacer efectivos sus derechos, no les pagaron el finiquito.


Ante la injusticia, trabajadores/as a la ofensiva


Tras lo que ocurrió en Osorno, los sindicatos 1 y 2 de Valdivia, llaman a una asamblea para explicar a los trabajadores la situación que se estaba viviendo, asamblea que los trabajadores exigían a la vez. En esa reunión surge el interés por hacer algo frente a la situación que se estaba viviendo. En Osorno estuvieron de brazos caídos, en Paillaco se manifestaron, en Rio Bueno también, todos los otros sindicatos se estaban manifestando, y ante esto, para los/as trabajadores/as de Valdivia nace la necesidad de realizar un paro el día 24 de diciembre. “Este es el día más importante para los supermercados, el día en que tienen más ventas y el día en que más nos explotan porque ese día aquí a la gente “le sacan el jugo”. Al igual que el 31, en el 24 te ultra explotan, tú tienes que hacer de todo, no se respetan los cargos, horarios, definitivamente no se respeta al trabajador". Nos relató Viviana.

Tras el acuerdo en la asamblea, nadie se presentó a trabajar el 24 de diciembre. “Nosotros supimos el día 23 en la noche que el local de Schneider también se cerraría pasando navidad. Entonces eso gatillo que se genere todo esto de las manifestaciones mucho más rápido.”


En el día del paro, los/as trabajadores/as salen a manifestarse a las calles. Las dirigentes del sindicato 1 y 2, tuvieron que dividirse el trabajo, para por una parte, asistir a los comparendos en Impacción del Trabajo, y por el otro lado, acompañar a los trabajadores en la manifestación. Estas terminaron alrededor de las 13:00 horas, acordándose que el día 26 los trabajadores y trabajadoras se presentarían a trabajar con normalidad. Todos los trabajadores tienen derecho a faltar un día, debieron estar exentos de problemas.

Sin embargo el día 26 en la mañana, despidieron a todos los trabajadores con una carta que amparada en el Art. 160 n°7, aludiendo “falta grave al contrato de trabajo”. Viviana delgado: “Despidieron a todos los trabajadores que se presentaron en el turno de la mañana, a los del turno de la tarde los dejaron trabajar, básicamente fueron 72 despidos por la manifestación del día 24.”

Tras lo acontecido, las dirigentes sindicales fueron a la inspección del trabajo a colocar los reclamos respectivos, demostrando el fuero de los trabajadores con las cartas llamando a votaciones. La inspección llamó a una mediación ese mismo día a la empresa interpelando a la empresa a reintegrar a los/as despedidos/as. Los trabajadores y trabajadoras debían ser reintegrados en sus respectivos locales y en sus puestos de trabajo. Al día siguiente se realizó el acto de reintegro, pero la empresa se negó, no reintegró a ningún trabajador/a en ningún local.

En el tribunal, las dirigentes presentaron una demanda por los despidos, y el tribunal ordeno en cuatro oportunidades que los trabajadores/as fueran reintegrados. Orden no acatada por la empresa, aduciendo que esperarían la audiencia el día 11 de marzo. Además, interponiendo la empresa ante tribunales, una acción judicial para desaforar a ambas dirigentes antes mencionadas.

Sobre la audiencia que tuvieron con la empresa en tribunales, Viviana nos cuenta:

“El día 3 de marzo tuvimos la primera audiencia en el tribunal, donde la magistrado recomendó una mesa de dialogo entre las partes. Y que el tema desafuero se vería en instancias separadas. Les dijo que básicamente tenían dos opciones, o se desisten de la demanda a las dirigentas. por tenerlas acá le van a tener que pagar una indemnización por daño moral y las costas de los abogados, instando la magistrado a intentaran solucionar, no solo el tema de las demandas por desafuero, si no también solucionar todos los otros, que tenían que ver con los trabajadores”.
Después de 4 reuniones en que la empresa estuvo obligada a dialogar, por la movilización de las trabajadoras y trabajadores. Se logró llegar a un acuerdo. A los trabajadores despedidos, se les tenía que pagar su finiquito completo, con todos sus años de servicio más el mes de aviso, más los 78 días que fueron separados de forma ilegal y el cobro del 30% por haber sido remplazados.

Al respecto Viviana Delgado sostiene que: "Ellos estaban convencidos de que iban a ganar en el tribunal, que los trabajadores se iba a ir con una mano adelante y una atrás, pero judicialmente se demostró que el poder económico no siempre quiebra la unidad y verdad de un grupo de trabajadores. En paralelo nosotros teníamos 16 demandas a Unimarc por el tema de los trabajadores de Osorno, del incremento del 30%, por un tema de discriminación y práctica antisindical, por incumplimiento al contrato colectivo y otros tantos juicios y demandas con Unimarc, porque nosotros hemos tenido problemas con ellos desde que firmamos el contrato colectivo como federación


Pensando en el futuro

Hubo muchas dificultades en el proceso, eso bien lo saben los trabajadores y trabajadoras que tuvieron que resistir durante tres meses sin ingresos. “Muchos de ellos, nos cuenta Viviana, estuvieron sin pagar luz, sin pagar agua, algunos estuvieron con luz cortada, pero aun así se destaca la resistencia que ellos dieron y la unidad que demostraron porque siempre estuvieron unidos”

“Nosotros siempre que hemos dado un paso lo hemos dado seguras, nosotros nos preparamos para esto, le generamos el fuero a la gente, porque sabíamos que se vendrían más despidos y dimos una pelea de la cual salimos victoriosos igual, la gente que se fue recibió su plata y recibirá mucha más plata de lo que le hubieran dado si los hubieran despedido por el Art. 161. Si nosotros llegamos a un conflicto como este, fue por que la empresa no quiso conversar con nosotros, ellos fueron los que no quisieron dialogar, nosotros estuvimos buscando dialogo desde junio del año pasado, ellos nunca quisieron porque siempre faltaron a la verdad, nos mantuvieron engañados.”
Finalmente la dirigente sindical concluye:

“Esta fue una acción llevada ante un tribunal y se demostró que si teníamos la razón, y lo vamos a seguir haciendo porque es nuestro compromiso con los trabajadores y trabajadoras, entendiendo que los sindicatos, son un ente importante como medio de lucha y unidad, logramos que a ellos se les pagara todo lo que se le adeudaba, se demostró en reiteradas ocasiones de que efectivamente teníamos la razón y la tuvimos siempre, porque la empresa nunca nos ha dado nada y todo lo que tenemos lo conseguimos luchando, en este sentido, lo más importante es seguir con la construcción de sindicalismo de clase, dando estas luchas y haciendo ver que con la unión de los trabajadores y sus dirigentes, si se puede ganar a una empresa”.

Pobladoras y pobladores exigen la renuncia del director del SERVIU

Con una manifestación pobladores y pobladoras del campamento Emanuel (ubicado en Paillaco) llegaron la mañana del día miércoles a la intendencia solicitando la renuncia del director del SERVIU, ya que manifiesta que realizó malas acciones, dejando de lado a las y los pobladores.


Así lo manifiesta Isabel Mora, Presidenta del Campamento Emanuel, ella junto a los y las pobladoras exigen la renuncia del director del SERVIU ya que Isabel señala que "el director del SERVIU prometió algo, que nunca cumplió, prometió que las construcciones iban a empezar en marzo, en junio o julio íbamos a estas abitando nuestras casas y no fue así". Isabel comenta que en una reunión con El seremy y la alcaldesa de Paillaco, se enteraron que no existía una carpeta completa con los documentos. Por ende exigen la renuncia del Director del SERVIU, ya que encuentran que no es una persona apta para el cargo que tiene.