Publicado el 8 de julio de 2015

Declaración de Izquierda Libertaria sobre la suspensión de votación ley de aborto 3 causales

Como Izquierda Libertaria declaramos nuestro rechazo a la decisión del gobierno de acoger la petición de la Democracia Cristiana de aplazar la votación en la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados, respecto a la idea de legislar el Proyecto de Ley que regula la despenalización de la interrupción voluntaria del embarazo en caso de inviabilidad del feto, peligro de vida de la mujer y violación (Boletín Legislativo Nº 9.895-11). Proyecto que busca terminar con un enclave heredado de la Dictadura que eliminó del Código Sanitario la norma que permitía el aborto terapéutico existente en Chile desde 1931, y que obliga hoy a las mujeres a abortar en la clandestinidad, en condiciones inseguras e insalubres para las más pobres y jóvenes.

La apertura del debate en este ámbito ha sido posible gracias a la larga lucha del movimiento social y feminista que obliga al gobierno de Michelle Bachelet a proponer una reforma a la legislación vigente, lo que sumado a la presión que han ejercido organismos internacionales de Derechos Humanos en esta materia contra el Estado de Chile, han logrado que el tema no pueda ser rehuido actualmente por el Ejecutivo. Si bien el proyecto de ley resulta insuficiente al cubrir sólo un 3% de los abortos que se producen al año, representa un mínimo de derechos para mujeres y niñas, los que deben garantizarse desde ya con el proceso legislativo en curso y la aprobación del proyecto de ley.

Hoy se presenta una nueva dificultad en la discusión legislativa con la postergación de la votación en general del proyecto en la Comisión de Salud -idea propuesta por el Ministro Secretario General de la Presidencia, Nicolás Eyzaguirre, luego de las presiones ejercidas por la DC y el Ministro del Interior, Jorge Burgos-, lo que confirma la inconsistencia política de la Nueva Mayoría y del gobierno, que cede frente a los sectores conservadores de su coalición para mantener el equilibrio interno, evidenciando su falta de voluntad política para legislar a favor de los derechos sexuales y reproductivos de mujeres y niñas.

En este sentido, sostenemos que sólo el movimiento social y feminista, junto a las fuerzas transformadoras, podremos recuperar y profundizar los derechos humanos y sociales que nos arrebató la Dictadura y continúan negándonos las distintas coaliciones gobernantes. Juntos y juntas debemos seguir luchando por la construcción de una verdadera democracia: aquella que asegure el derecho que tenemos las mujeres a decidir sobre nuestras vidas y salud, reconociéndonos como sujetas políticas y de derechos plenas. En consecuencia, una Nueva Constitución Política de Chile deberá garantizar los derechos sexuales y reproductivos como parte fundamental de los derechos humanos de mujeres y niñas.

En suma, y porque la legislación no puede seguir imponiendo las creencias de un determinado y minoritario sector, negando nuestros derechos y forzándonos a cumplir el mandato de la maternidad obligatoria, como Izquierda Libertaria, declaramos, claro y fuerte: ¡¡Aborto Libre, Legal y Gratuito para todas!!

Izquierda Libertaria, Chile.