Publicado el 12 de octubre de 2010

Un nuevo 12 de Octubre sin nada que celebrar

Con un excecivo contingente policial se desarrolló hoy 12 de Octubre una marcha pacífica por el centro de Valdivia, con el fin de recordarnos que más allá de lo que nos inculcan en el colegio, el majadero término de madre patria y las patéticas coronitas que ponen con la bandera de españa en el busto de Pedro de Valdivia, hoy se celebra un año más de la invasión europea y el genocidio indígena concomitante.

Recordemos que pese a que la huelga de Hambre Mapuche ha terminada la lucha por la dignidad de ese pueblo continua, y no nos hemos olvidado que la no aplicación de la ley antiterrorista va más allá de una declaración de voluntades por parte del ejecutivo, asi como la causa va más allá de una reforma legal.

Con la memoria viva de las afrentas del pasado y con la visión clara de cualquier pueblo que luche por su libertad, recordemos hoy, que cada 12 de Octubre no hay nada que celebrar.