Publicado el 21 de mayo de 2011

Fín de Semana de Protesta: Hydroaysen se lleva la mayoría de los dardos

Fin de Semana de Protesta en Valdivia
Hydroaysen se lleva la mayoría de los dardos

Si bien pudimos escuchar consignas en favor de la causa Mapuche, clamores de los sindicatos locales, propuestas de hechar a MONSANTO del país, o alguna vociferación por la situación de la educación, el tenor de las movilizaciones este fín de semana, en la ciudad de Valdivia, estuvo marcado por un transversal repudio al proyecto de Hydroaysén.

A las 7 de la tarde de este viernes 20 de Mayo, se había convocado a una marcha para repudiar la iniciativa hidroeléctrica del momento. Este llamado fué escuchado por un centenar de convencidos que manifestaron su repudio con cánticos al tranco de la marcha que circuló por céntricas calles de la urbe. Para finalizar los manifestantes se tomaron el puente, no para bloquearlo totalmente, sino que se apoderaron de la administración del mismo, dejando pasar los vehículos de un carril u otro como mejor les parecía. Carabineros que trataba de hacerse presente a través de gestos de orden, no hizo más que señalar a los conductores que debían continuar el tránsito en los momentos en que los manifestantes así lo permitían.


Finalmente, todo terminó pasivamente, a la espera del próximo día donde el tatán daría su discursillo y las manifestaciones proseguirían, de forma más vehemente vaticinaban los esperanzados.

Ya es sábado 21 de Mayo, el tatán y sus lacayos orquestaron un circo en torno a la cuenta pública que corona estos dos años de gobierno. Los monigotes del poder le aplaudieron hasta sus típicos enredos de palabras.  Por supuesto que hubo disidentes entre los que asistieron al congreso, pero no se los escuchó. Solo se les tildó de violentistas en cadena nacional y luego fueron expulsados por la "fuerza de la razón". Nosotros que veníamos escuchando lo último del discurso en la micro que nos llevaba al coliseo, lugar de reunión para marchar en Valdivia, veníamos acumulando rabia por el majadero discurso que abalaba a las hidroeléctricas, que se burlaba de los pobres a través de referencias al sueldo ético y que se refería a los cultivos transgénicos sin realmente hablar de ello, entre otras barbaridades.

Ya al calor del tranco de la marcha, los adherentes se sumaban más y más a medida que surcábamos la calle Picarte. Luego de unas cuantas vueltas a la plaza y los tradicionales gritos a la gobernación, los manifestantes decidieron salirse del protocolo y marchar por calles no autorizadas. Porque en estos días hasta para caminar pacíficamente hay que pedir permiso. Por supuesto que todo terminó en una toma del puente, donde un grupo de personas se colgó por su lado sur para desplegar un enorme lienzo que rezaba "Únete Chile, Patagonia sin represas".



Cuando todos estaban ya muy cómodos en el puente llegaron los perros guardianes de los empresarios, con sus juguetes de represión e invitaron muy cordialmente a retirarse del puente a los manifestantes. Porque es muy cordial el invitar a una persona a realizar una acción so pena de ser bombardeado con gases lacrimógenos, carros lanza aguas, lumas y perros adiestrados. Y así nos dicen violentistas.

El asunto es que muchos de los manifestantes corrió a obedecer a los de verde (siguiendo a sus diregentes sin duda), mientras un, no menor, grupo de personas aburridas que les digan donde, como, y cuando protestar decidió tozudamente permanecer en el puente con sus manos levantadas. Pero como los pacos son tontos, al parecer pensaron que esto significaba una señal para desplegar bombas de destrucción masiva, porque no dudaron en tirar agua con el guanaco y luego soltarles la correa a los del GOPE, los cuales llegaron, como los tontos, donde los mandan.





Finalmente todo terminó sin detenidos, y con las felicitaciones de los pacos, a los manifestantes, por ser un ejemplo nacional de como protestar. Lo cual deja un sabor amargo en la boca. Unos cuantos delincuentes bien vestidos nos gobiernan, se burlan de nosotros día a día, incluso en cadena nacional año a año, hacen negocios sucios a espaldas de la gente, venden la tierra y el agua, encarcelan o matan a los que se oponen y luego nos dicen como debemos quejarnos. Saque sus propios balances.