Publicado el 14 de mayo de 2011

Llamando a la guerra social.

Evidentemente en la ultima semana, en el territorio en que algunos insistentemente intentan totalizar con el nombre de $hile, bajo la tutela de su monopólico acaparador de la violencia estado, la gente que vive esclavizada y alienada diariamente ha despertado de un largo letargo. El gatillante aparentemente es la aprobación de un controversial proyecto energético. De esto ya no viene al caso hablar, porque a diferencia de lo que dice el perro fascista empresario gerente y ahora señoría ministro, el golboron, la gente esta mas informada de lo que aparenta. Por lo menos de las implicancias de ese proyecto, no sabria decir en todo caso si la gente esta informada en verdad del fondo del problema, el cual con la autoridad intelectual que me auto confiero puedo decir que es el capitalismo, como modelo de organización social operando detrás de esta coyuntura mal oliente. Siempre lo ha sido y lo sigue siendo.

En su momento fue Ralco y las ñañas desplazadas y los cementerios olvidados, luego fue pascua lama y su país ficticio y sus tratados entre narigones y traficantes de armas trasandinos, y ahora hidroaysen, y mañana la hidroeléctrica en Neltume, Pilmaiquen, la plantación forestal en el wallmapu, el aeropuerto en Quepe, el ducto en Mehuín, las termoeléctricas en Coronel, Iquique y todos los lugares donde necesiten energía para sus mierda de minería irracional. En el fondo el problema es y será el mismo.
Entonces considerando esto último les pregunto a ustedes, ¿consideran válido transformar esta lucha en algo meramente coyuntural y que cuando algún mesías de la democracia neofacistaliberal-social-estatista, logre salvar los árboles y las especies peligrantes y los ríos magníficos, dejar todo lo que en menos de una semana se ha construido y destruido alegremente?, ¿no consideran inmoral después de haberse levantando desde las cómodas existencias hogareñas de la pequeña burguesía actual llamada también clase media, dejar todo botado para volver a vivir alienadamente su esclavitud constante al sigilo del reloj y del dinero?.

Compas, hermanxs, wachxos, o como quieran que los llame, en mi humilde y altanera opinión creo sinceramente que es momento de sacarse la careta que llevamos por vida y comenzar a destruir para construir, como dice una canción por ahí. Es el momento ya, de que las cosas comiencen a caer por su propio peso, sin olvidar que los que nos someten a estas condiciones no son solo los pakos ni el estado, sino los emprendedores empresarios, toda su lógica de dominación, individuación, explotación y esclavización. Quizás estoy redondeando en palabras ya dichas un centenar de veces por compas mas experimentados que yo, tanto teóricamente como retóricamente, sin embargo no está demás decirlo una vez más. Tú, ser humano que estas viviendo la rabia de ver la indiferencia de la autoridad estatal y empresarial, despierta y date cuenta que ya hay gente peleándola hace rato, aquí en el pais que te gusta llamar $hile (mapuche, rapanui, deudores habitacionales, trabajadores de la contru, sindicato de PISA, estudiantes organizados fuera de la confech, y todas y cada una de las luchas individuales a las cuales no negare su contenido político ni histórico) y en los demás países que tanto como aquí sufren la bota del capitalismo depredador de vida.
Por eso lo único que me resta es incitarlos a despertar y concretar de una vez sus sueños y utopías, para llegar por fin a la sociedad igualitaria, justa, fraterna que quedó en meros discursos en la ultima revolución, que hubo ya hace unos siglitos atrás…

Aquí un regalo pa encender el animo.  D-linkir - Llamando a la guerra social