Publicado el 26 de mayo de 2011

A lxs manifestantes del sure.


A propósito de la red de proyectos nocivos que se han planeado y realizado en el último tiempo por gobiernos burgueses tanto de izquierda como de derecha, creo necesaria la urgencia de plantearnos de una vez por todas la lógica subyacente a los hechos. ¿Es que acaso solo se trata de Hidroaysen o Castilla, el conflicto mapuche o las reformas laborales, acaso no notas que aquí no hay problemas aislados, si no un problema bien definido con múltiples síntomas? Tu, que seguramente sales mas a menudo a protestar y a “manifestarte”, esperando ser reconocidx por lxs espectadorxs en sus sillones, los políticos de buen corazón, y los filántropos empresarios; ¿Qué pretendes? ¿Crear conciencia aun cuando sabes que estas a solo un segundo de que te cambien de canal por programación mas entretenida? ¿Aún a sabiendas que tu causa será difamada, invisibilizada, o llanamente olvidada por los medios? ¿De que te sirven esas linduras como la Paz o el Respeto, y tantas cosas mas, cuando no existen las condiciones para el dialogo? Yo entiendo que este se da en condiciones de igualdad, necesaria para no caer en el monologo. Mira, ellos te dominan, te explotan, tienen a los pacos y milicos para golpearte, herirte y matarte (o como ellos suelen decir “defender el orden”), tienen las escuelas para disciplinarte en los campos del saber que debes de manejar para ser una pieza eficiente de su maquinaria, lo mismo las universidades. Tienen sus leyes para validarse, su Verdad para imponerse. Son los dueños de todo, tienen al tan mistificado Estado para controlar cada aspecto de tu vida, y con ella reproducir y distribuir el flujo de Mercancía, consolidando y robusteciendo al Capital. Date cuenta, eres tu mismx Mercancía. ¿Aun así crees que es tu deber ser el/la ejemplo, ser decente, cumplir tus deberes y derechos cívicos en paz? ¿Y que hay de la violencia cotidiana que el poder ejerce día a día, aplastándote, o mas bien domesticándote y haciéndote sentir caricias en lugar de golpes? Si tú no quieres trabajar, te mueres. Si, te mueres, así es la democracia al igual que dictaduras y otras hierbas. Los países capitalistas como los socialistas han tenido en común Relaciones de Dominación y al escalofriante Capital, solo cambiaban los administradores de este. Hoy, en la síntesis del capitalismo contemporáneo, en el mundo del neoliberalismo se practican relaciones tan antiguas como el amo y el esclavo, patrones y peones, propietarios y hacendados, administradores y administrados; solo que mucho mas refinados. Esa es la única relación permitida. Somos esclavos de primera calidad. En el mundo civilizado de hoy “Hay que ganarse la vida”. Que frase más brutal. ¿Acaso no te sientes hartx de levantarte en las mañanas, acaso te gusta morir todos los días de la misma forma?

Yo se bien que compartas mis palabras o no, en algún momento de tu existencia, por más ínfimo que sea, haz deseado algo que no puedes ni debes, y haz sufrido. Pues entonces, contémplate mas a menudo, revísate, investígate, experiméntate… conócete. Expándete, tú tienes la capacidad de hacerlo todo, eres, en el rincón mas intimo de ti, alguien libre, expande tu libertad. Eres soberanx de todo lo que bordea tu piel, y puedes construir un mundo donde tu libertad no termine en la del otrx, sino donde tu libertad se complemente y nutra con la libertad de todxs.

Es hora de atacar la dominación en todos sus frentes. Ataca al patriarca, al burgués, al burócrata, al Estado y sus perros guardianes. Ataca sus lógicas y modos de existencia, son vulnerables. Ya has demostrado ser pacificx, que eso no te convierta en pacifista, basta de puras demostraciones y emprende más y mejores acciones. Que la ultima palabra la dicte siempre tu deseo. Deconstruye sus verdades, destruye sus estructuras. Construye nuevas condiciones de existencia. Si tu quieres, Hazlo. Si no lo deseas, no reprimas a los que lo desean. No seas como esos niños cagones que ni juegan ni dejan jugar. O acaso, ¿te sientes más cómodx al otro lado de la vereda?