Publicado el 21 de marzo de 2012

Se esparce como reguero de pólvora: Valdivia se suma a la protesta nacional en apoyo a Aysén

Se esparce como reguero de pólvora: Valdivia se suma a la protesta nacional en apoyo a Aysén

Sin importar las siniestras intenciones que puedan desenvolverse en las esferas dirigenciales1,2,3, los movimientos sociales trascienden los vicios de los oportunistas. La rabia acumulada se vive día a día, la postergación y el despojo conduce a la rabia. Aysén vive hoy la liberación de esa rabia.

Durante los últimos días el gobierno ha contestado a las demandas sociales de la Patagonia con una ascendente represión. La invocación de la ley de seguridad interior del estado en contra de 22 luchadoras y luchadores sociales ha hecho emerger la solidaridad en los diferentes territorios. Hoy miércoles 21 de marzo, Valdivia manifestó su solidaridad con los compañeros y compañeras de Aysén, como también el descontento que se hace carne en la cotidianidad local de los oprimidos y oprimidas en todas partes.

La marcha, que fue convocada para las 18:00 hrs en la Plaza de la República, comenzó a esas horas a engrosar una fila de aproximadamente 600 personas que se dirigió hacia la plaza Simón Bolivar.  En la esquina donde se ubica la escuela México los pacos comenzaron a reprimir la, hasta ese momento, pacífica manifestación. Los y las asistentes, entre los que se encontraban bebes, niños, niñas y adultos mayores, tuvieron que resguardarse en distintos locales comerciales a lo largo de Picarte. La marcha, ahora disgregada, siguió su denuncia en pequeños grupos de personas que se repartieron por distintos lugares del centro. Después de hora y media aproximadamente, un grupo de cabros y cabras conscientes pasaron a tomarse el puente. La represión no se hizo esperar y los enfrentamientos tampoco. Según otros medios hubo 8 detenidos, pero las imágenes hablan por si solas (ver video abajo).

Las manifestaciones a lo largo del país se multiplican, la denuncia habrá de pasar a la construcción de un nuevo proyecto político, construido desde las bases. A construir poder popular.

Abrazos a los y las compas que luchan