Publicado el 1 de marzo de 2012

Situación de Aysen (según radio BIO BIO)

Molestia inmediata provocó en el movimiento ciudadano de Aysén, el anuncio que el vocero de Gobierno hizo durante la mañana, en donde señaló que no se negociaría mientras los bloqueos continuaran. En esos momentos muchos de los movilizados estaban a la espera de la reunión que, supuestamente, se iba a realizar entre sus dirigentes y las autoridades.
Cerca de 13:00 horas del jueves, un grupo de manifestantes se tomó el Puente Presidente Ibáñez. Todos los elementos utilizados como barricadas anteriormente y que estaban a un costado del camino, volvieron a obstaculizar el paso de vehículos por el viaducto. El grupo indicó que el paso sería abierto sólo cuando el Gobierno decidiera sentarse a conversar en una mesa de diálogo y dar solución a sus demandas.
El líder del movimiento, Iván Fuentes, lamentó que se enviara una persona a negociar y que ni siquiera lo dejaran hacerlo, ya que desde Santiago le habrían quitado el piso.
El dirigente estableció horarios entre los que mantendrán cortadas las vías de acceso a la zona y asimismo, se reanudarían los cortes de 7 horas.
Ahora el movimiento busca que todos los parlamentarios de la zona le expresen este viernes en La Moneda al Presidente, la necesidad de una pronta solución a este conflicto.
La molestia del movimiento ciudadano surge luego de que el Gobierno llamara a la calma, ya que con hechos de violencia no se desarrollaría ningún diálogo. De acuerdo a lo señalado por el vocero del movimiento, Iván Fuentes, ellos cumplieron con lo que las autoridades pidieron, haciendo un llamado a la ciudadanía a que se mantuviera en sus casas, pero a pesar de ello, no se les presentó ninguna propuesta que solucionara sus demandas. “Echamos un balde de agua al fuego y el Gobierno salió con bencina”, indicó.
A pesar de que el llamado ha sido siempre a la calma, Fuentes inidicó que ello no pueden controlar la pasión del pueblo. En especial de quienes han permanecido por más de 15 días en el corte de las rutas, encendiendo barricadas y esperando que con ello, sean escuchadas sus demandas ciudadanas.
Por ello, el dirigente aseguró que lo que pueda ocurrir de ahora en adelante, será responsabilidad del Gobierno.