Publicado el 17 de enero de 2013

Nos están vendiendo la pescá…: Por Héctor Kol


Nos están vendiendo la pescá…

Por Héctor Kol
Patagonia Chilena
Enero 2013.
 “Vos, loco, andái puro
Vendiendo la pescá…!!!”
(El Tuna, líder de los metaleros de Rancagua,
al Lars, vocalista de Maldito Payaso,
máxima expresión punk de la Ciudad Histórica)


La expresión popular “te están vendiendo la pescá” es, lejos, el mejor chilenismo que aprendí de mis compañeros punk de Rancagua y se refiere a  alguien a quien se le engaña  a pesar de todas las evidencias puestas delante de sus ojos. Es decir, es una expresión popular que se refiere a un “gil” boquiabierto tipo Patty Maldonado…

Y eso es lo que somos: un país de “giles”, a pesar de que “la pescá” se la entregó Longueira a los “tránsfugas” (el segundo mejor chilenismo de los punks rancagüinos) que manejan los hilos de CORFAPA-Aysén y de PRODELMAR-Anahuac, entre otros.

En efecto, los nutritivos noticiarios de la Televisión Chilena (la más “flaite” de América Latina)  han mostrado a decenas de “giles” santiaguinos celebrando las maromas de actores pagados que representan a bañistas en una playa de Santiago (hay que ser muy gil o muy Lavinista para creer eso) en el marco de una campaña del Ministerio de Bienes Nacionales para denunciar a los que mantienen playas privadas: los “giles” aprenden, en esta playa ubicada en el borde costero de Santiago, que todo chileno tiene derecho al mar y que NO PUEDEN haber playas privadas…

Paralelamente y sin que la flaite TV chilena lo informe, el mismo Ministerio de Bienes Nacionales promueve LA VENTA DE ISLAS, LAGOS, GLACIARES Y ESTUARIOS a través de una licitación SELECTIVA, es decir, donde sólo los “encapuchados del Sistema” pueden aparecer entre los compradores. Y paralelamente, también, el Gobierno no menos “gil” promueve el traspaso de la Administración del Borde Costero real desde el Ministerio de Defensa hacia el Ministerio de Bienes Nacionales, para venderlo, por supuesto, tal como lo hace con los glaciares, islas, estuarios, penínsulas y edificios en esta licitación a dedo que promueve.

Es decir, y tal como lo muestra el aviso económico de la imagen que acompaña a este artículo, para que cada “encapuchado del Sistema” tenga su propia playa…


Por muy lejos que estemos acá, en la Patagonia, seguiremos siendo “la cuna de la pescá austral” y de vez en cuando aparecerá alguien que la vende y que sale electo como Senador, como Antonio Horvath, o tal vez Diputado, como quiere serlo ese promotor de la pesca industrial y “líder social”, Iván Fuentes, experto en vender pescá, pero sin saber cómo capturarla…

Por ello, no es raro que en la Isla de Chiloé exista un Taller de Humedales  organizado por el Gobierno, destinado a elaborar políticas destinadas a conservar esos frágiles y escasos ecosistemas de las desgracias propias del “desarrollo neo-liberal”, es decir, de la depredación. 

Pero también es otra “pescá”: en las páginas 63 y 64 del Programa de Licitaciones de terrenos fiscales que promueve el Ministerio de Bienes Nacionales aparecen dos humedales a la venta. Es decir, lo más probable es que los laboriosos y ecosistémicos chilotes que participan, gratuitamente, de estos Talleres de Humedales, no estén haciendo más que cuidarle su futura propiedad a alguno de los encapuchados del Sistema. El Estado Capitalista Neo-liberal chileno no está interesado en conservar los humedales… quiere venderlos.




Igualmente, los valientes Tehuelches que durante 7 años han resistido la depredación de Hidroaysén, se encontrarán, en este Plan de Licitaciones, con la puesta en venta de Glaciares y lagos patagones, todos para eco-turismo, además de algunas propiedades con borde costero en el sector de Raúl Marín Balmaceda, habitado por gente trabajadora acostumbrada a comprarle la pescá a Horvath…

Siete años de resistencia en la defensa de la Región más linda de Chile que “se van a las pailas”, como la “pescá frita”, gracias al Ministerio de Bienes Nacionales, es decir, gracias al Estado Chileno… gracias a nosotros mismos, que lo permitimos.

Mientras tanto, mientras nos venden una pescá que nos ha convertido en los Jaguares del Sueldo Mísero, en Socialistas Defensores de la Constitución de Pinochet y en Comunistas aspirantes al Capitalismo Primitivo, los encapuchados del sistema depredador se quedan paulatinamente con pedazos de nuestro país y  seguirán destruyendo el resto.

Seguiremos esperando, en cambio, que lleguen desde la ONU en el mes de Marzo (todos somos “marzistas”) a vendernos la pescá del nuevo Opio del Pueblo, o el Gran Trawún organizado por un peñi VIP en gira permanente para vendernos la pescá de que hacen falta otros 500 años de conversaciones para recuperar las tierras. Otro “iluminado” que nos trae una pescá desde la ONU, en el “caladero” del Sistema, en pleno corazón del Imperio.

Seguiremos esperando a que el Congreso Nacional (fábrica de las más variadas especies de “pescás”)  le “chante la moto” al Poder Ejecutivo para detener la Ley Hinzpeter, tal como detuvieron la Ley Antiterrorista o la Ley de Privatización del Mar de Escalona y Bachelet.

Seguiremos creyendo que de los “colectivos” y otras nuevas sectas creadas por los Apóstoles de la Abstención, saldrán las leyes que reemplacen a las que votaron por igual el Diputado Tarud (experto en la pescá de la Soberanía) y la Diputada Karla Rubilar (que vendió la pescá, frita y como sushi, en la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados)

Y tal como en España, se juntarán millones de “indignados” en las plazas públicas  a la misma hora en que la ultra-derecha gana las elecciones…

Ante tan apetitoso panorama, no queda más que juntar limones y perejil para aderezar las pescás que nos están vendiendo y poner, durante el consumo, el “Killing in the name of” para aumentar la ira contra la máquina… a la espera de que se desarme sola.

Cuidado con las espinas... y con los Espina.

Héctor Kol
Patagonia Chilena, Sin Represas… sin salmoneras
Enero de 2013.