Publicado el 31 de mayo de 2013

Tribunal de garantía de Río Bueno revocó medidas cautelares a la Machi Millaray Hiuichalaf, Fenix Delgado, Cristian Quintul y Francisco Jones Huala.

Luego de alrededor dos horas de espera, por parte de los familiares de la comunidad el Roble y Caramallín y otras comunidades mapuche a favor de los presos politicos del Río Pilmaiken. 
Millaray Huichalaf, Fenix Delgado, Critian García Quintul y Francisco Jones Huala, levantaron sus brazos al saber que después de 4 meses en la cárcel de Alta seguridad en Valdivia, se revocó la prisión preventiva, a arresto domiciliario, parcial. Por su parte Francisco Jones Huala, quedó en arresto total domiciliario, con dirección en Río Bueno.


Largas y complicadas horas pasaron los familiares, la lonko Juana Cuante y otras autoridades ancestrales mapuche, a las afueras del tribunal de garantía, a la espera de la resolución por parte de la Fiscalía del tribunal de Río Bueno, el  ingreso fue limitado, había barreras de contención y solo pudieron ingresar dos familiares por cada imputado, lo que generó un descontento en las personas, adherentes y parte de la comunidad, pero a su vez en ningún momento desistieron de manifestar su apoyo gritando consignas, pesé a la lluvia.

Francisco Vera   Millaquen,   werken  de Pargua y vocero de Pilmaiken, expresó su descontento hacia las medidas que tomó el juez Daniel Chaucón, por no autorizar el ingreso de más familiares y de todos lo adherentes, “existe una discriminación ya que nos colocaron barreras y sólo las personas no mapuche, podían ingresar, sabemos que el tiene facultades para realizar esta medida, pero consideramos que es arbitraria y no es por un tema de espacio físico”.Afirmó el werken.

 En estos 4 meses de prisión, el Ministerio Público no ha reunido mayores antecedentes para poder acreditar participación de los seis imputados del ataque de incendio en el fundo Pissu Pisue ubicada en  mantilhue, “si bien desde un primer momento el juez señaló que los antecedentes vagos, que tenía la fiscalía podía ser prueba de la prisión preventiva, no es suficiente porque el ministerio publico no ha recabado más antecedentes, además que  el arma a fogueo, encontrada en la comunidad, no puede ser atribuible a 6 personas, no tiene sustento legal” expresó uno de los abogados defensores, Hardy Grothe, Además comentó que, la ANI, Agencia Nacional de Inteligencia, no pudo establecer, relación con grupos terroristas, y no se procesó a los imputados bajo la Ley Antiterrorista.

El proceso que resta es el juicio oral, a efectuarse  en 30 días más.“ Probablemente el ministerio público trate de ampliar la investigación, nosotros vamos a analizar la postura que va a tener la defensa en tal caso, obviamente si sale una diligencia así, no estamos a favor, porque el ministerio publico ha tenido cuatro meses, para recabar las pruebas y no las ha tenido”, es por esto que  el abogado Hardy Grothe. apunta a la absolución de los seis imputados.