Publicado el 21 de agosto de 2013

Al cabo de 5 días en huelga de hambre, Facundo Jones Huala, persiste en condiciones inhumanas en la cárcel de Alta seguridad Valdivia, Chile.

Desde el pasado miércoles 14, se encuentra recluido en la Cárcel Llancahue, bajo condiciones vejatorios, no se puede comunicar con sus familiares cercanos por contacto telefónico,   y además no tiene las condiciones básicas que requiere cualquier persona, como sábanas, útiles de aseo y de limpieza, “tiene problemas por exceso de frío, enfermedades relacionadas a los pulmones, riñones y  huesos,  eso agrava más su salud por  las condiciones de esta cárcel, pero se encuentra bien de ánimo y sigue en la lucha” afirma Fernando Jones Huala, su hermano.


Al recinto penitenciario, acudió la Machi Millaray Huichalaf, de la comunidad El Roble y Caramallin, luego de esperar alrededor de 1 hora para que expliquen cuales serían las nuevas formas de visita. En este aspecto, sólo se aumentó el número de visitas a 10 personas, pero no se permitió el acceso, como preso político mapuche, además fue negado el ingreso a la cárcel, en la entrada principal, a quienes querían apoyar la visita. 


En la entrada estaba carabineros y gendarmería con perros, por lo que muchas personas de la comunidad acusaron discriminación, ya que el ingreso estaba prohibido si accedían más de 10 personas.

La Machi Millaray Huichalaf, explicó el apoyo hacia facundo Jones Huala;  solicitó el traslado a la cárcel  de Rio Bueno y mejoras en sus condiciones, además que sea considerado como preso político Mapuche. “Lamentablemente nuestro hermano de origen puelche se encuentra en esta cárcel de forma extraña,  es por eso que nosotros estamos apoyando sus reivindicaciones de la huelga de hambre, solicitamos el  traslado inmediato a Rio Bueno y  condiciones dignas para él. Afirmó.

Además la machi, explicó que brindan su apoyo a Facundo, como lof en resistencia de Pilmaiken,  por la lucha de la protección al espacio ceremonial, solicitó la libertad de todos los presos políticos mapuche, ya que el Estado no ha dado una solución a las demandas del pueblo mapuche. "Las medidas que toma el Estado  son encarcelar a quienes defienden el  uso ancestral del espacio ceremonial y al pueblo mapuche, se nos discrimina al ingreso a las visitas y nuestras comunidades son militarizadas". Argumentó la autoridad mapuche.

Por su parte Javier Cárdenas, de la congregación de Sagrados Corazones,  apoyó a la comunidad. se reunió con el Alcaide del recinto Sebastian Urra. para exponer las solicitudes de Facundo Jones Huala, expresó que el estado en que se encuentra Facundo Jones Huala, es preocupante, en el ámbito de salud y en las noches adolece calambres.