Publicado el 25 de marzo de 2014

Territorios mapuche, viven procesos de consulta fuera del marco de la ley.



A esto se suman las problemáticas relacionadas a las demandas por educación, salud y vivienda.

En el día mundial del agua, se realizó La marcha de todas las marchas, el encuentro, convocó a miles de personas y organizaciones sociales, que quisieron manifestar sus necesidades y problemáticas, entre ellas, la escasez de agua que vive actualmente Chile, en el norte del país, además del conflicto Estado-mapuche, sumado a la implementación de hidroeléctricas, psiculturas y mineras en espacios sagrados y el sur de Chile.

En el marco del cambio de mando, asumido por Michell Bachelet, varias organizaciones no se adhirieron a la marcha, como la FECH y la CONFECH.

Usted se preguntara, el por qué de la marcha de todas las marchas, más allá del evento o de la conmemoración, en Chile existen varias tensiones, que ningún gobierno, ha podido resolver.

Al ritmo de tambores y bailes, las personas expresaron su descontento, frente al escenario que vive Chile en la actualidad, la desigualdad social, el derecho a la vivienda, la salud y la educación, fueron los lienzos y pancartas más vistas en la calle, necesidades que no han sido cubiertas por ningún gobierno en periodos de democracia.

Otra problemática no resuelta, es la deuda histórica que tiene el Estado, por el total reconocimiento hacia los mapuche, que no pasa por un conflicto de tierras, sino más bien, por el respeto hacia la cultura y sus prácticas, en la actualidad,   las medidas para acallar el conflicto, Estado- mapuche, han sido, el encarcelamiento de sus  autoridades ancestrales y  la criminalización de la causa. En este aspecto, Espacios sagrados para llevar a cabo  ceremonias, los ríos y las prácticas de vida se han visto afectados, con los procesos de  aprobación de proyectos hidroeléctricos y mineros, que solo responden a los intereses económicos de las diferentes empresas extranjeras, que desarrollan el modelo extractivista, permitido desde la dictadura militar.

Al respecto, el presidente de la organización Ad Mapu, José Santos Millao, de la comunidad Tranaman de Temuco, expresó que los proyectos empresariales, son la destrucción progresiva del ecosistema, el equilibrio de la tierra  se rompe, eso significa la muerte de las futuras generaciones, además enfatizó en la necesidad de la unión del pueblo mapuche y la lucha social, para que se respete la autonomía a la que han apelado durante  los gobiernos en democracia.

En el río Puelo, la empresa Mediterraneo S.A, construirá una Central de paso en los Río Manso, que afecta a toda la cuenca del Río Puelo. En la marcha, nos encontramos con  Carlos Dìaz, organizador de Puelo sin Torres, él nos  expresó que las comunidades mapuche de la Araucanía y de la región de Los lagos, se están organizando, ya que bajo el gobierno de Sebastián Piñera, se aprobó la realización de los caminos, para la implementación de las torres de alta tensión, además  en este caso, comenta que, no hubo una consulta indígena al respecto.

En la region de Los Ríos, este mes, se han levantado varias denuncias, por parte de las comunidades afectadas, por la implementación de  proyectos de inversión. En la Corte de Apelaciones de Valdivia, se interpuso un recurso de protección y orden de no innovar contra la  Consulta Indígena, que el Servicio de Evaluación Ambiental , ha desarrollado en conjunto con  la empresa Endesa/Enel, para colocar la represa en el sector de Neltume; el convenio 169, estipula que la empresa no debe estar presente en los procesos de consulta indigena, por lo tanto la comunidad, expresa que este proceso ha sido fraudalento.


A esto se suma el recurso de protección que interpuso, la semana pasada, Pilmaiken, ante la corte de apelaciones de Santiago, contra de la DGA, Dirección de General de Aguas, y la Empresa Eléctrica Pilmaiquen S.A, por la defensa del espacio ceremonial, Ngen Mapu Kintuante, los rios y la naturaleza, por la implementaciòn de hidroélectricas.

Las marchas en sì son formas de expresión y de respuesta hacia los gobiernos, que no han sido capaces de solucionar las necesidades del sector oprimido, el endeudamiento para educarse, la calidad de vida que tienen las personas, la alimentaciòn entre otros, son la cara visible del Chile actual.