Publicado el 30 de noviembre de 2014

Comunidad de Lago Ranco rechaza proyecto hidroeléctrico desarrollado por ex ministro Gabriel Ruiz-Tagle

Salto Riñinahue - El Ciudadano


A través de un comunicado público, la comunidad Inkatun Cheyen de Riñinahue -comuna de Lago Ranco-, perteneciente a la Alianza Territorial Puelwillimapu, dio a conocer su rechazo a la instalación del proyecto hidroeléctrico de la empresa HidroRiñinahue S.A. en las inmediaciones del Parque Futangue -ubicado en la misma comuna-, que consiste en la construcción de una minicentral hidroeléctrica llamada PMGD Riñinahue.

Uno de los principales accionistas de HidroRiñinahue S.A. es Gabriel Ruiz-Tagle, ex Ministro del Ministerio del Deporte del gobierno de Sebastián Piñera, y también ex Presidente del directorio de Blanco y Negro S.A., quien, además, es fundador y dueño del Parque Futangue, lugar en el que se pretende construir la mini central.

En su comunicado público, la comunidad da cuenta de las contradicciones que presenta la instalación de este proyecto hidroeléctrico con los mismos objetivos que se ha propuesto la Fundación Ranco respecto a este parque privado, en términos del resguardo del patrimonio natural y el desarrollo sustentable de la actividad turística, pues su puesta en marcha provocará la disminución del caudal del río, así como del Estero Collico y del Salto Riñinahue, atractivos turísticos y elementos importantes de la identidad territorial de los habitantes de este sector.

Por tratarse de una mini central hidroeléctrica, generadora de menos de 3 KW, el Ministerio del Medio Ambiente no exigió un estudio o declaración de impacto ambiental para su edificación, sin embargo, para la comunidad Inkatun Cheyen este proyecto sí generará un alto impacto en el medio ambiente y la vida de las comunidades, pues perjudicará el desarrollo turístico de la zona, transformará el hábitat de especies acuáticas como la Trucha Fario y Arcoiris, y afectará las formas de vida de las comunidades mapuche del sector, que verán transgredida su cultura y espiritualidad, ya que "se estarían matando los Genes (espíritus) que habitan tanto en el territorio como en las aguas del río y estero, especialmente en el salto", señalaron. 

A continuación, difundimos el Comunicado Público de la comunidad Inkatun Cheyen de Riñinahue: