Publicado el 17 de marzo de 2015

PARO NACIONAL PORTUARIO ANTE LA REFORMA ANTI SINDICAL


16-03-2015

Habiendo concluido el encuentro de los trabajadores portuarios, agrupados en la Unión Portuaria de Chile, a los compañeros y compañeras que pueda interesar, ponemos en conocimiento la decisión de UN PARO NACIONAL PORTUARIO a partir del segundo turno del día Martes 17 de Marzo, en rechazo a la votación que se llevará a cabo mañana en la Comisión del Trabajo de la Cámara de Diputados, donde se decidirá si se aprueba o no LA IDEA DE LEGISLAR sobre el Proyecto de Reforma Laboral.

Nos parece grave que la comisión apruebe la idea de legislar sin previa consulta a los actores del movimiento sindical activo. Son de público conocimiento los reparos y críticas al proyecto que, entre otros aspectos, entorpece aún más el derecho a huelga (con los servicios mínimos), introduce causales de desafuero inéditas y criminalizadoras, complejiza y burocratiza el actual procedimiento de negociación colectiva, entre otras. Sin contar que la NEGOCIACIÓN COLECTIVA POR RAMA O ÁREA DE LA PRODUCCIÓN, queda excluido.

Si se aprueba la idea de legislar, las bases del proyecto tal y como lo presentó el Gobierno quedan consolidadas y restará discutir el articulado sin haber dado un debate real, con los trabajadores, sobre la reforma deseada.

Los portuarios PARALIZAMOS para exigir al gobierno un cambio de rumbo. Hacemos el llamado a los demás sectores productivos a tomar este camino y cimentar las bases de un cambio radical y profundo en las relaciones laborales en Chile.

Mañana Martes 17 saldrá la declaración oficial de la Unión Portuaria de Chile.

ARRIBA LOS QUE LUCHAN
NUNCA MÁS SOLOS

Robinson Amaro Avalos Valenzuela
Vocero Unión Portuaria Atacama

Cesar Gallardo Zuleta
Encargado comunicaciones Unión Portuaria Atacama


DECLARACIÓN PUBLICA POR PARO NACIONAL MARTES 17 MARZO 2015


·         Este es un Paro para expresar nuestro malestar porque aunque muchos políticos coinciden con nosotros que a este proyecto de reforma deben hacerse muchos reparos, estos iban a hacerse conversando con los trabajadores, con sus organizaciones representativas, y la verdad es que a pesar de haber solicitado audiencia 2 veces a la Comisión de Trabajo de la Cámara, simplemente no nos invitaron.

·         Esa actitud nos parece sospechosa, más aún con todo lo que se ha ido conociendo de las presiones económicas de las empresas a la política. Tememos que simplemente se apruebe una reforma que no contempló los verdaderos e históricos intereses de los trabajadores que por décadas hemos pedido que ésta se realice, para terminar con el profundo desequilibrio de poder que existe entre empresarios y trabajadores y no para mantenerlo y en otros casos profundizarlo. Tememos que sea sólo un cambio para quedar bien con la OCDE, pero que el fondo del plan laboral de José Piñera se mantenga y profundice en favor de los empresarios, los mismos que pagan campañas.

·         Esto también es una advertencia que no aceptaremos más que nos “bypaseen”, que sólo nos consideren cuando requieren nuestros votos, pero no cuando queremos expresar nuestra opinión y esta sea realmente considerada. Si los políticos insisten en esa forma de hacer las leyes, a puertas cerradas, en cocinas, esto se pondrá peor.

·         Los puntos en conflicto con el proyecto son:

o   Criminalización de la huelga y la dirigencia sindical.

o   Servicios Mínimos en Huelgas que es una forma oculta de tener “rompehuelgas”.

o   Exceso de judicialización de la negociación colectiva.

o   Flexibilización pactada casi de forma unilateral por la empresa.

o   No inclusión de negociación por rama que sin ella deja fuera a más del 50% de los trabajadores del país de una posibilidad mínima de negociación. Sin este punto la flexibilización pactada es simplemente una imposición en los sindicatos de las pymes.