Publicado el 11 de agosto de 2015

Trabajadores/as del área de la salud se movilizan en Valdivia en señal de advertencia al gobierno

Durante la mañana de hoy, martes 11 de Agosto, los/as trabajadores/as del área de la salud se movilizaron a las afueras del Hospital Base de Valdivia, ante lo que catalogan como mezquindad e insuficiencia de la propuesta del gobierno, en materia de carrera funcionaria, remuneraciones y otras asignaciones, esto en el contexto de una Negociación Sectorial que ya lleva más de un año.

Esta negociación se realiza en una mesa de trabajo con el Ministerio de Hacienda y de Salud, donde participan 8 gremios de funcionarios de la salud, organizados en la FENATS unitaria, CONFENATS, FENATS nacional, FENPRUSS de profesionales de la salud, FENATS de enfermeros/as, AFUTEPA (técnicos paramédicos),  FENATS de choferes y la FENTESS.

Para Aurora Delgado, presidenta de FENPRUSS, esta negociación ha resultado insuficiente debido a que “no hay respuestas a la precariedad, inestabilidad e inmovilidad que viven todos los funcionarios y funcionarias del país”.

Las trabajadoras/es demandan, a grandes rasgos, mejores condiciones respecto a la carrera funcionaria para todos los estamentos. En palabras de Fabiola Vial, presidenta de FENATS histórica, “los funcionarios se están jubilando actualmente con grados indignos, por tanto buscamos cambiar los grados de tope y los grados de inicio”, declara, además de otros puntos como mejores remuneraciones y capacitación.

Por su parte, las dirigentes afirman que esta movilización se realiza producto de que existe sólo un 12% de aceptación del gobierno de la propuesta de trabajadores/as, donde la demanda principal, la carrera funcionaria, no ha sido considerada.

El gobierno está ofreciendo abrir nuevos cargos para mejorar la movilidad, lo que es considerado insuficiente por las/os trabajadoras/es, debido a la importante brecha de recurso humano existente en Chile, siendo la apuesta del gobierno el regularizar las plantas, lo que ya debería estar concretado al ser esto un compromiso asumido anteriormente por los directores de cada repartición.  Además, la propuesta del gobierno no entrega garantías a funcionarios/as de la salud, ya que su aplicación se plantea en gradualidad entre el año 2016 y el 2018.

Parte de la precariedad laboral de funcionarios/as y de la salud pública en general, se explica por la externalización de los servicios, existiendo funcionarios/as que trabajan a honorarios, no contando con condiciones contractuales que los protejan. Así lo comenta Delgado, quien además agrega: “nosotros/as atendemos al 80% de la población, y estamos viendo que muchos de los dineros que son del recurso propio para nuestros beneficiarios, se desvían hacia el ámbito privado

Esperamos que nuestros dirigentes nacionales nos representen en los planteamientos que tenemos como bases, considerándonos, para que la movilización no se lleve a cabo de manera centralista”, expresa Vial, al tiempo que “debe existir una apertura del gobierno frente a este paro de advertencia, donde las negociaciones se reanudan hoy para terminar el día jueves”, concluye Delgado.