Publicado el 4 de marzo de 2016

Comunidades del río Puelo exigen proceso de consulta en Tribunal Ambiental.



Durante la mañana del viernes, comunidades mapuche y organizaciones ambientalistas presentaron un recurso de reclamación en las dependencias del tribunal ambiental de Valdivia. Esto con el propósito de dejar sin efecto la ratificación de la construcción de una central hidroeléctrica en la cuenca hídrica del río Puelo en la región de Los Lagos, aprobada en marzo del 2014. Con esta reclamación se exige al tribunal que sea realizado un proceso de consulta a las comunidades del sector, denunciandose además que en el proceso de evaluación, la empresa nunca demostró que el proyecto no afectaría a las comunidades locales.

Las centrales hidroelectricas amenazan con deteriorar las cuencas hídricas que dan origen al río Puelo y Manso, cuencas compartidas por Chile y Argentina. Estas cuencas se ubican en la comuna de Cochamó, y albergan gran biodiversidad y riquezas naturales, encontrandose arroyos, lagunas, glaciares, volcanes, bosques nativos y especies animales como huillines, huemules, cóndores, pudúes, pumas, entre otras, siendo un sector declarado como reserva mundial de biósfera por la UNESCO.

Entre las consecuecuencias que conlleva el proyecto de la empresa Mediterraneo S.A y ENDESA, se cuenta la deforestación de una franja de 100 mts de ancho a lo largo de la central, problemas de salud asociados al campo electromagnético generádo por el cableado a instalarse, afectaciones económicas al deteriorarse el turismo, y una alteración significativa de la forma de vida de las comunidades emplazadas en la zona, las cuales estan siendo vulneradas en sus derechos ancestrales como pueblo Mapuche, incrementando la marginalidad de las familias al desplazarlas.

Al respecto, el Lonko de la comunidad Domingo Cayun Paricheo declara que no se les ha hecho una consulta indigena: “Se hicieron las cosas turbias, a nosotros no nos consultaron, no nos tienen mirados como pueblo Mapuche, nos ven como verdaderos hipis, y nosotros somos gente de la tierra, gente que hemos vivido una vida allí, por generaciones viviendo en ese territorio, hay historia, no nos vamos a ir”

Por su parte el abogado Sergio Millamán expresó que esta es una de las últimas instancias legales que van quedando, siendo sumamente importante el apoyo que se le pueda brindar a las comunidades, ya que la defensa del Valle del Puelo pasa por su gente y el apoyo solidario que distintos actores puedan hacer, haciendo sentir el descontento frente a este proyecto a las autoridades.