Publicado el 22 de abril de 2016

Dirigentes emplazan a municipalidad y DGA a responzabilizarse en la fiscalización de rellenos a humedales valdivianos.

Foto: Afi Los Rios.


Siendo el "día internacional de la tierra", la mañana del viernes 22 de abril, un grupo de activistas y dirigentes sociales acompañaron a la comunidad mapuche Coliñir, ubicada en Isla Teja, a manifestarse en la municipalidad de Valdivia en defensa de los humedales de la ciudad, particularmente ante el relleno del humedal Cotapos.

En el transcurso de la manifestación, se entregó una carta a las autoridades municipales, donde se exije que ésta se haga cargo de los rellenos a humedales, fiscalizando y poniendo en ejecución la recientemente aprobada ordenanza municipal de humedales. Esta ordenanza fue posible gracias a la presión ciudadana que la impulsó, no obstante, no se han establecido procedimientos municipales claros para su implementación.

Esta ordenanza vendría a reconocer la importancia de la conservación de los humedales, pues benefician a la ciudadanía canalizando aguas lluvia, previniendo inundaciones, así como regulando la temperatura y absorviendo energía telúrica. Siendo esto así, el municipio tiene la obligación de responzabilizarse de los rellenos con basura y escombros que se presentan en todos los humedales de nuestra ciudad.

Creemos que es necesario protegerlos y conservarlos, porque ellos son nuestras esponjas de agua naturales, y así como han ocurrido desastres en el pasado y ocurren en el presente, este es un llamado de alerta para que el municipio se haga cargo de la ordenanza que entró en vigencia durante el mes de Marzo” declaró Jaime Rosales, dirigente por la defensa de los humedales.

No obstante la entrada en vigencia de la ordenanza, se siguen realizando rellenos sin ninguna acción fiscalizadora de la municipalidad. Esto se evidencia en la continuidad de los rellenos a los humedales, como actualmente sucede en el humedal Cotapos, Cau-cau, Angachilla, entre otros.

Raúl coliñir, destaca que uno de los problemas que conlleva rellenar humedales, es la construcción de viviendas en suelo inundable: “En el relleno sur de este humedal (Cotapos), probablemente se construirá una población. Estos rellenos están con plásticos, están con fierros, con madera, con chatarra. Nosotros al hacer una excavación, a no mas de 40 centímetros encontramos agua, el humedal está vivo”. El tipo de suelo de un relleno de humedal, lo vuelve factible a ceder por su alta humedad, provocando que las viviendas se descuadren y agrieten, como en la villa Los Conquistadores o en la población Libertad. En este sentido la Directora del Departamento de Medio Ambiente de la Federación de Estudiantes de la UACh, Carla Mancilla, llamó a la Municipalidad a que haga efectiva la fiscalización, se acabe con el relleno de humedales y se termine de construir sobre los humedales.

Luego de manifestarse a las afueras de la municipalidad, activistas y dirigentes fueron en grupo hacia las oficinas de la Dirección General de Aguas (DGA), donde exijieron la restitución de los caudales de aguas lluvias del sector sur del humedal Cotapos, además exijeron que se aclare el misterio de donde surgieron los permisos para el relleno, amparados en una carta de la contraloría que responsabiliza a la DGA de otorgar los permisos en casos de alteración de caudales.

Finalmente se insistió por parte de la agrupación en la necesidad de conformar una plataforma ciudadana amplia, que se plantee la defensa de los humedales de la ciudad.