Publicado el 15 de julio de 2011

Nueva Jornada de Protestas en Valdivia: ¡Por supuesto que desadaptados!

La cosa está clara. Miles de personas en todo el territorio hoy salieron a las calles a expresar su indignación para con las reformas educacionales del gobierno de turno y a exigir una nueva educación. La rabia acumulada por muchos años de soportar los vejámenes cotidianos en la sociedad del consumo han detonado y esto no hay quien lo pare.

La jornada de hoy contó con miles de estudiantes, trabajadores, organizaciones sociales y otros sectores de la sociedad, cosa no muy habitual en Valdivia. Cabe destacar la serie de innovaciones en las formas de protestar que han desarrollado los manifestantes, ya que estos llenaron las calles del centro con diferentes muñecos, batucadas, disfraces y otras manifestaciones artísticas.

Además de las típicas vueltas por la plaza y las calles céntricas de Valdivia, la concurrencias se manifestó frente a la casa central de la Universidad Austral en rechazo a la medida tomada por rectoría de adelantar las vacaciones. Esta medida, que claramente apunta a desmovilizar a los estudiantes que hoy ocupan la casa de estudios, fue rechazada en la práctica a través de huevos que se proyectaron contra el frontis de las dependencias de casa central.

Por supuesto que todo este clamor popular, que hoy se manifiesta contra la educación de mercado, pero que cláramente da cuenta del descontento generalizado de la población frente a un sistema que violenta los derechos de todos y todas, no se expresa en los medios de comunicación local. Todo lo que ustéd podrá ver en estos es que hubo enfrentamientos con carabineros. De hecho un titular reza "Desadaptados empañaron protesta pacífica de los estudiantes".

Este medio de comunicación por primera vez saldrá en apoyo de los medios de comunicación tradicionales al confirmar que los jóvenes que hoy se enfrentaron con los pacos son y serán siempre desadaptados. Todas aquellas personas que se aburrieron de protestar de acuerdo al manual de Carreño, los que no creen en el orden público impuesto para acallar las demandas más elementales, los que no se han olvidado de los miles de montajes que ha hecho la justicia para encarcelar a los luchadores y luchadoras sociales, los que no olvidarán a los muertos y muertas de ningún lugar del mundo, esos desadaptados, tienen más amor por la gente que todos los pacos y autoridades que dicen velar por nuestra seguridad, porque jamás se adaptarán a recibir sin devolver.

Abrazos desde la distancia