Publicado el 22 de septiembre de 2011

Marcha 22 de Septiembre en Valdivia

Alrededor de 2000 personas, entre estudiantes y trabajadores, participaron este jueves 22 de Septiembre de la movilización por la educación en Valdivia. La movilización viene a retomar una costumbre semanal que había estado postergada durante los últimos jueves. Claramente el tiempo no había ayudado mucho, pero la verdad es que el movimiento necesitaba una recarga. La recarga que por supuesto entrega la infamia de los que nos gobiernan.
La marcha estuvo marcada por la energía de los secundarios que a principios de la marcha intentaron ingresar a la municipalidad, impidiéndoseles el paso por parte de fuerzas especiales de los pacos. Luego la marcha prosiguió hacia la casa central de la UACh donde los estudiantes universitarios arrojaron huevos al frontis del edificio y colgaron un lienzo que reza "Cubillos para de mentir". Recordemos que en los últimos días el rector de la casa de estudios superiores declaró unilateralmente la vuelta a clases para este lunes 26 de Septiembre. Además este se reunió con el intendente, el gobernador y el general de los pacos de la región de los ríos para, según una declaración emitida hoy, analizar la situación de la marcha de hoy debido a los "lamentables incidentes" ocurridos en manifestaciones pasadas en la entrada de la universidad. Claramente esto tuvo resultados, la incautación de 5 botellas con combustible por parte del GOPE que entró en ambos campus de la UACh durante el día de ayer.

Finalmente con todo y reunión estratégica, los "lamentables incidentes" tuvieron lugar en la entrada de la universidad, donde algunos cabros y cabras se midieron con los pacos en el juego de siempre. Equipamiento y entrenamiento táctico de combate contra piedras, palos y la rabia de tener la razón. Nos preguntamos ¿cuantos pacos de civil habrá habido por ahí? Hasta ahora los otros medios de comunicación hablan de dos detenidos pero quizás durante las próximas horas se sepa de más, pues todos sabemos que los pacos tienen la costumbre de llevarse cabros en el centro o en el servicentro de la teja.

Con esta movilización y las demás que tomaron lugar en otras ciudades del país entendemos que la posición de la sociedad es firme contra la intransigencia del gobierno. Lamentablemente la situación es crítica para el movimiento, el gobierno con su campaña del terror ha logrado causar pánico entre los estudiantes al anunciar la pérdida del año para los secundarios que llevan más tiempo movilizados y de los beneficios fiscales para los estudiantes universitarios. La rectoría de la UACh, así como las de otras universidades, ha mostrado su fiel servidumbre al gobierno, dándole la espalda a los estudiantes y presionando para volver a clases so pena de una crisis en la viabilidad de la corporación por falta de recursos y la pérdida del semestre.

Estimados compañeros y compañeras, el movimiento es fuerte y puede serlo todavía más. No se dejen amedrentar. El corte de suministros ya asignados a las universidades y las amenazas de pérdidas de períodos académicos pueden ser utilizados como herramientas de lucha. ¿Por qué? Simplemente porque todos los males del apocalipsis académico que anuncia el gobierno obedecen a una pataleta. No hay ninguna ley o reglamento que impida recalendarizar el término del semestre ni la entrega de los recursos fiscales faltantes (si es que realmente faltan). Es todo voluntad política.  Si la UACh, u otra universidad, se ve realmente en aprietos económicos el gobierno será emplazado por actuar beligerantemente en contra de las casas de estudio y los estudiantes, simplemente por su tozudez (tozudez, por cierto, negada por Piñera en la ONU, el muy sapo culiao mentiroso).

Muchos temerosos han apelado a la solidaridad con los compañeros que podrían perder algún beneficio. A esto respondemos que la unión hace la fuerza. Es hora de presionar a las autoridades locales, estas se han puesto en contra de los estudiantes. Recordemos que como pobres, desarmados y no muy bien organizados (por ahora), solo podemos presionar al gobierno siendo ingobernables. Tal como los trabajadores solo pueden presionar a los patrones mediante el paro y la huelga, los estudiantes solo pueden hacer daño al gobierno provocando una crisis en la gobernabilidad del país, es decir no cerrando el semestre, no abandonando el paro, mantenerse movilizados y por supuesto construyendo un contrapoder desde las bases.

De abajo hacia arriba vamos construyendo un nuevo mundo.
Abrazos fraternos a todos y todas las que luchan