Publicado el 2 de noviembre de 2011

CONTRA EL PLEBISCITO Y LA DESMOVILIZACIÓN: EL LLAMADO A UNA POSTURA RADICAL

Ante la crisis de una FeUACh sostenida por partidos políticos neoliberales y no por sus bases, se presenta la situación (plebiscito). Un “mecanismo democrático” impuesto desde las cúpulas que transgrede a las bases participativas, es decir, a los estudiantes verdaderamente movilizados y pretende su desmovilización.

La idea de realizar un plebiscito sólo puede provenir del aparato estatal, a través de instituciones que le pertenecen como FeUACh y CONFECH, de tal manera que votar implica validar el actuar de un Estado que no protege ni garantiza el derecho a la Educación. Que no tranza su posición mercantilista al estar en manos de empresas extranjeras. Sin embargo, no votar representa el riesgo claro de dar inicio al segundo semestre (cuyo comienzo atenta contra la participación y la calidad de educación que exigimos), todo un triunfo para el Gobierno, el CRUCH y su fiel servidora FeUACh.

Puesto lo anterior sobre la mesa, el llamado es doble: a votar NO, para frenar la voluntad de rectoría y de las empresas financieras que la controlan. El segundo llamado es un llamado al compromiso con la movilización en caso de salir triunfadora la postura del SI y que se concreta congelando el segundo semestre.

Empezar el segundo semestre significa asesinar la calidad de educación que se exige. ¿Qué se puede aprender en pocos meses? ¿Qué profesionales pueden surgir de universidades preocupadas por lucrar en vez de educar? Ante eso, congelar representa seguir en la lucha, ser consecuente. Implica compromiso y unión. Unión pues debe ser masiva y autogestionada (lo último ante la pérdida de beneficios estatales e internos de mantención): congelar para seguir movilizados. Congelar masivamente es poner en jaque al aparato estatal y su bicentenaria postura fascista y fortalecer el compromiso con el movimiento social en coyuntura. Es una postura radical necesaria.

La Educación es tu derecho. Tu deber es luchar hasta conseguir la Gratuidad y Calidad que garantizan ese derecho. Educación no es un bien de consumo, es una bandera de lucha. Educarse es luchar y luchar es tomar riesgos. Eso hace que tu lucha sea digna. ¡¡DI SI A LA MOVILIZACIÓN, NO AL SEGUNDO SEMESTRE!!