Publicado el 8 de mayo de 2013

Nueva jornada de manifestaciones por una educación al servicio del Pueblo congrega más de 4000 personas en Valdivia: La represión se intensifica en todo Chile


Una nueva jornada de manifestaciones congregó a más de 4000 manifestantes en la ciudad de Valdivia. La consigna fue la misma que resuena en las calles del país desde hace 3 años. Queremos una educación al servicio del pueblo. Gratuita, pública de calidad.

Las columnas partieron de los sitios de congregación de siempre, la plaza Simón Bolivar, los 2 campus de la UACh y del campus de la Universidad San Sebastián. Tras la marcha los y las manifestantes se congregaron en la plaza de la república donde algunos dirigentes se dirigieron al público.


José Luis Morales, vicepresidente de la FEUACh, recalcó que el movimiento cuenta con un 86% de apoyo dentro de la ciudadanía lo que da legitimidad a las demandas, que según Morales buscan "aportar a la dignidad de nuestra gente, de nuestras familias". Morales también recalcó que reducir el tema a la violencia en las calles es un mero "voladero de luces" para desviar la atención de los temas de fondo.

Por su parte, el presidente de la Federación de Estudiantes Secundarios de Valdivia, Camilo Pinto, respaldó las opiniones de José Luis Morales, agregando que no solo la derecha ha propiciado un diálogo de sordos, sino que la Concertación hizo lo mismo durante el 2006, acusando a la coalición de oportunismo electoral, tras sus supuestos acercamientos al movimiento estudiantil. Finalizó recalcando que "la clase política es la que está desgastada"

Además de las consignas ya instauradas, las y los estudiantes incorporaron ahora su oposición al proceso de requintilización que impulsa el gobierno, mediante el cual los y las estudiantes podrían perder sus beneficios y becas, si durante un año cambian de quintil socioeconómico. En otras palabras, si los ingresos familiares aumentan de un año a otro, las y los estudiantes podrían perder beneficios a la hora de renovarlos cada año.

La marcha finalizó, al igual que en muchas ciudades de Chile, con enfrentamientos entre carabineros y los y las manifestantes. La jornada estuvo marcada por la profunda represión de FFEE y la PDI a lo largo del territorio nacional. En Santiago, el estudiante menor de edad, César Reyes, del liceo Barros Borgoño fue secuestrado y TORTURADO, física y psicológicamente. Fue obligado a desnudarse, golpeado, obligado a encapucharse, tomándole así fotografías, obligado a abrir su facebook e interrogado  sin presencia de un abogado. Por su parte en Castro, efectivos de carabineros, detuvieron con tal violencia a un menor del liceo Patagonia Insular, que vecinos, vecinas y transeuntes trataron de defender al menor.


Estudiante detenido violentamente en Castro

En Valparaíso, dos jóvenes fueron brutalemente atropellados por un Zorrillo de la 7 comisaría de Carabineros, a las afueras de la escuela de trabajo social de la Universidad de Valparaíso. Uno de los estudiantes resultó con lesiones graves y debió ser trasladado  de urgencia al hospital Carlos van Buren, mientras que el segundo prefirió recibir los primeros auxilios en el establecimiento educacional.
Foto Rens Veninga
Estudiante atropellado por un zorrillo en Valparaíso


En Valdivia, 7 menores fueron detenidos y además un joven de 19 años fue arrestado por, supuestamente, arrojar una bomba molotov a un carabinero que lo acuso de quemar un poco su canillera. El joven quedó detenido durante esta noche, para pasar a control de detención mañana jueves en el juzgado de garantía, no descartándose formalizarlo por homicidio frustrado. Además, algunos testigos de los enfrentamientos señalaron a Revista Bagual que FFEE disparó, a quemarropa, tres proyectiles a menores de edad.