Publicado el 17 de junio de 2013

Trabajadores de la empresa de transportes San Pablo cumplen 12 días de huelga y la empresa se niega a negociar

Trabajadores de la empresa de transportes San Pablo cumplen 12 días de huelga y la empresa se niega a negociar

Tras 12 días de huelga la empresa de transportes San Pablo se niega a conceder cualquier mejora en las condiciones laborales de los trabajadores. Los trabajadores sostienen que, tras 9 años de sólido crecimiento económico en la empresa, sus condiciones siguen siendo las mismas. Además los movilizados se han sumado al llamado de la CONFECH a paro nacional para este 26 de Junio.

Los trabajadores de la empresa de transportes San Pablo, propiedad de Vicente Larraín, cumplieron hoy 12 días de huelga legal. La empresa, que presta servicios a Forestal Valdivia, filial de Celulosa Arauco, se ha negado sistemáticamente a aceptar cualquier demanda relativa al mejoramiento de las condiciones laborales de los trabajadores. Mintras tanto el holding Arauco no ha querido involucrarse en el conflicto

La empresa que lleva más de 9 años en la zona ha experimentado un crecimiento de un 50%, con una flota que ha crecido de 20 a 55 camiones y 12 grúas, sin embargo, esta bonanza no se ha traspasado a los trabajadores, los cuales no han obtenido mejoras salariales significativas en todo este tiempo. Así declara Efren Contreras, trabajador del empresa San Pablo

Tras la última negociación colectiva realizada el 2010, la solicitud de mejoras salariales fue denegada con la escusa de que el terremoto acaecido durante ese año había causado estragos en la base de la empresa en Curanilahue. En dicha oportunidad la empresa aseguró que en la siguiente negociación colectiva se realizarían mejoras salariales. Esto no se ha cumplido a la fecha.

Además de mejoras salariales, los trabajadores transportistas exigen un cambio en la condiciones laborales, debido a que sus remuneraciones se encuentran sujetas a un sistema de porcentajes. Este sistema de trabajo consiste en la asignación de un sueldo base, que corresponde al mínimo, más un porcentaje de lo que facturan los camiones y las grúas,  porcentaje que significa más del 50% del sueldo de los trabajadores y que esta sujeto a enorme variabilidad externa como, por ejemplo, las inclemencias del tiempo. Así declara Contreras.


Cabe destacar que los trabajadores alegan no conocer a su empleador, ya que el dueño jamás se ha presentado en la base.

El llamado de los trabajadores es a que sus empleadores se sienten a negociar efectivamente con ellos, ya que en las dos oportunidades en que sus dirigentes han sido citados, la posición de la empresa se ha basado en exigir la deposición de la movilización, pero sin dejar constancia escrita de un compromiso por parte de esta para mejorar las condiciones de los trabajadores. Los trabajadores, por su parte, aseguran tener un sindicato fuerte y estar preparados para mantener su movilización hasta lograr sus objetivos.

Es importante destacar que los trabajadores de la empresa San Pablo se han sumado al llamado de la CONFECH a movilizarse este 26 de Junio junto a otros sectores de trabajadores y trabjadoras, como es el caso de los portuarios y los sindicatos de FRIVAL, la cervecería Kunstmann, la clínica Alemana y UNIMARC.

Arriba las y los que luchan