Publicado el 24 de abril de 2014

Educación: ¿soluciones parches o reales cambios?

los avances se relacionan a  infraestructura e implementación,  pero logros de fondo no hay, ya que la gran aspiración,  es la educación gratuita y de calidad”

Juan Mera, Presidente del Colegio de Profesores en Valdivia.
En Chile, el movimiento estudiantil ha penetrado la historia de los movimientos sociales. Las demandas relacionadas a la educación, han devenido en demandas relacionadas a la vida cotidiana de la gente, por ejemplo, la salud, el sistema de prestaciones de las AFP, el sistema laboral y las problemáticas medioambientales, por mencionar algunas.

A nivel nacional, educación gratuita y de calidad, fueron las frases más escuchadas en las calles, el llamado al término del lucro y la des municipalización de los liceos, fue el desgaste de miles de estudiantes que salieron a marchar, jóvenes en huelga de hambre, en tomas, en reuniones y asambleas, fueron la cara visible de un movimiento que transcendió la necesidad de cambiar un sistema educativo, basado en el lucro.

Tras el terremoto en el norte (Iquique- Antofagasta) y el incendio en Valparaíso, se suspendió la marcha para esta semana, convocada por la ACES, a la que se habían sumado varias organizaciones estudiantiles, entre ellas la CONFECh y la CoNES. Frente a ello, hay temáticas pendientes, relacionadas a educación, En este aspecto hacemos un paneo regional de las opiniones de dos actores sociales y dirigentes de la educación en la Región de Los Ríos.

¿Cuál ha sido el avance desde que comenzaron las demandas educacionales, por parte de los estudiantes y profesores en Valdivia?

Según el presidente del colegio de profesores en Valdivia, Juan Mera, los avances están relacionados a infraestructura e implementación, con la que se entrega educación, pero logros de fondo no hay, ya que la gran aspiración es la educación gratuita y de calidad.

En cuanto a la calidad, de la educación media, el presidente, expresa que es necesario analizar el punto de vista de las oportunidades que los estudiantes, puedan adquirir, ya que depende de los ingresos económicos, al tipo de educación que puedan acceder, y eso es visible en el ingreso a las universidades, especifica que en Valdivia, existe una brecha, económica, social y cultural.

Además, explica que el acceso a las universidades, por parte de los estudiantes que provienen de establecimientos dependientes del municipio, en comparación a los privados, reafirman la brecha, ya que existe una diferencia de menos 103 puntos, del Liceo Armando Robles Rivera, con el Instituto Alemán, en la prueba de selección universitaria (PSU).

Por su parte el presidente de la Federación de Estudiantes Secundarios de Valdivia, (FEESVA) Felipe Baez, expresa que más allá de la brecha que se establece en la educación privada y la “pública”, en cuanto a lo económico y la inyección de recursos, pasa por un tema de excelencia. El dirigente expresa que la educación es un derecho social, y no un bien de consumo.

Principalmente esa diferencia, que existe en el puntaje PSU, es por un margen estandarizado que no representa la realidad de los estudiantes que provienen de liceos municipales, entre ellos, liceos técnicos profesionales, artísticos y los científicos humanistas. Es por esto que el dirigente estudiantil expresa que el ranking de notas y la PSU, aumenta la segregación de los estudiantes.

Ambas posturas apelan a un cambio del sistema de ingreso a las universidades. Además Mera, explica que los estudiantes que provienen de los liceos municipales o técnicos, tienen pocas posibilidades de entrar, permanecer o terminar la universidad, debido a problemas económicos.

Según el dirigente estudiantil Felipe Baez, es necesario la desmunicipalización, para que los recursos lleguen verdaderamente a los estudiantes, y respondan a necesidades reales.

Fiscalización:

El año 2012, se produjo un escándalo a nivel nacional, la controlaría General de la República, detectó ciertas irregularidades en los fondos que destina el Estado a los colegios de educación básica, a través de la llamada ley 20.248 SEP, debido a que algunas municipalidades, entre ellas, la de Valdivia, estaban haciendo mal uso de los fondos, destinados para mejorar la calidad de los niños y niñas de educación básica, de los colegios más vulnerables de la región.

Según el Alcalde de ese entonces Bernardo Berger, En una declaración pública, el municipio explicó que se inició una investigación para determinar responsabilidades en el incorrecto uso de los recursos SEP. “Dicha investigación estableció la responsabilidad de los desórdenes administrativos en la figura de la ex jefa del DAEM y del ex jefe de finanzas de dicha repartición. Sin embargo, fue imposible aplicar la sanción administrativa a estos funcionarios, dado que ambos ya habían sido destituidos y desvinculados del municipio por irregularidades anteriores”.

En su favor, el municipio alega que la Ley SEP contenía ambigüedades que indujeron a error a éste y otros municipios, pero que fueron aclarados a través de la Ley 20.550, el llamado “perdonazo”. (Ciper, 28 de mayo 2012)

Más allá, de los conflictos económicos que ha tenido la educación pública en Chile, la justificación primordial es el sistema educacional, que fomenta el lucro y las malas prácticas por parte de los municipios, por la falta de fiscalización a las entidades públicas, en general.

La otra cara de la moneda.

Los estudiantes no solo han sido afectados por el sistema educativo, los profesores son también parte de los abusos. El sistema laboral y de imposiciones, impulsa a muchos profesores y profesoras a decidir no jubilar, por el sueldo precario que reciben.

A las extensas horas laborales en la aula, se suman las horas, fuera de ellas, la revisión de pruebas, el sistema a contrata y la poca colegiatura, crean el ambiente de inestabilidad laboral, los profesores y profesoras se paran en frente de sus estudiantes, con la incertidumbre de continuar o no, con su empleo.

El 46% de los profesores en Valdivia, trabajan a contrata y la normativa actual establece un 20%, el Presidente del colegio de profesores en Valdivia, Juan Mera, explica que no debería existir tal normativa y además da cuenta de algunas demandas, entre ellas, estabilidad laboral, capacitación continua y término a la precarización de los profesores.

El pasado 15 de abril, Michelle Bachelet envió el proyecto de ley, con la promesa de educación gratuita y de calidad, la iniciativa pretende, aumentar el impuesto a las empresas de un 20 % a un 30%, aumentar el impuesto a las bebidas alcohólicas. “Avanzaremos gradualmente en la gratuidad universal y efectiva de la educación superior, en un proceso que tomará 6 años. Durante el próximo período de Gobierno, accederán a la gratuidad al menos los y las estudiantes pertenecientes al 70% más vulnerable de la población, abarcando extensamente a la clase media, expresa la mandataria en su proyecto de ley.

Ver:

http://www.colegiodeprofesores.cl/

http://ciperchile.cl/2012/05/28/ley-sep-ranking-de-la-20-municipalidades-mas-cuestionadas-por-contraloria/


Proyecto de ley. Reforma educacional

.