Publicado el 22 de junio de 2014

Comunidad mapuche Koliñir Lof Wapi celebró el We Txipantu en su territorio ancestral

El día de ayer la Comunidad Koliñir Lof Wapi realizó la ceremonia del We Txipantu, el año nuevo mapuche. La jornada tuvo lugar entre las 09.00 y 20.00 hrs, en su territorio ancestral ubicado en Isla Teja, a un costado de la ex cárcel.

El comienzo estuvo marcado por una recepción afectuosa, en donde los invitados podían degustar de un mate u otro bebestible, además de katuto, sopaipilla, pan amasado, etc. Luego, se dio paso a la ceremonia principal, en donde el Ngüillatufe Oscar Millalef comienza la rogativa en una conversación con el Kimeltuchefe Victorino Antilef para luego dar paso al purrum. Terminada la ceremonia, se procedió a servir el almuerzo: una rica cazuela de vacuno acompañada de variadas ensaladas. Ya entrada la tarde, se realizó el segundo purrum, en el cual todos los invitados participaron y bailaron en pareja para despedir a los invitados que debían retirarse y así terminar la ceremonia. Después, los invitados compartieron un vino en grata conversación alrededor de un fuego. Finalmente, se termina el día de celebración de nuestro Wiñoy Txipantu.

Palabras de Luis Coliñir:

“Para mi esta ha sido una jornada muy satisfactoria, donde nosotros hemos sido recibidos de buena forma por todas las comunidades territoriales que existen acá, y sobre todo de la gente valdiviana que invitamos.

Como último Werken de la comunidad Koliñir, el hecho de realizar nuestro we txipantu nuevamente, como todos los años lo hacemos, este año, además de estar feliz de haber celebrado nuestro we txipantu, se manifiesta que Chaw Ngechen y Chen Ñuke mandaron nuevos mensajeros con buenas palabras y buenas alternativas para el futuro nuestro, como comunidad.

Y eso uno agradece, yo agradezco a Chaw Ngechen que nos haya dado esta oportunidad, que la gente a lo mejor se encuentre este año porque cayo harta lluvia, pero ese es el sentido del we txipantu: el we txipantu tiene que ser celebrado como corresponde.

No solamente nosotros renovarnos o pedirle a Chaw Ngechen su ayuda, sino que también aceptar la forma en que se manifiesta, y eso ha sido gratificante para nosotros como comunidad. Ha sido el wetripantu una jornada muy buena.

Agradecer nuevamente a nuestro Ngüillatufe y a nuestro Kimeltuchefe, que hayan tenido todo ese newen que nos han dejado hoy en día. Nuevamente nos indican que el camino que llevamos nosotros, que hemos adoptado a través del dialogo, ha sido el camino aceptado, digamos, el que nosotros hemos realizado hasta hoy.


Y eso ha sido entendido no solo por nuestras autoridades ancestrales sino que también por las autoridades del gobierno, del gobierno regional de Valdivia. Y eso sí que es bueno, que hayan sido ambas autoridades, digamos, la de los distintos pueblos y solamente queda dar las gracias.”