Publicado el 10 de junio de 2014

Peonetas de Coca Cola en Paro Nacional: ¡Arriba FENASIPEC!


Durante la jornada de ayer en Santiago se tomó la decisión. La Federación Nacional de Peonetas de Coca Cola (FENASIPEC) se iría a paro nacional a partir de este martes 10 de Junio. Desde las primeras horas de esta jornada, las sucursales de reparto que prestan servicios a las embotelladoras EMBONOR y gran parte de las que prestan servicios a ANDINA, amanecieron bloqueadas por los trabajadores desde Puerto Montt a Arica. Los movilizados no permitirán la salida de los camiones hasta que sus demandas, sueldo por oficio y mejoras en las condiciones laborales, sean aceptadas. 

En Valdivia, una treintena de trabajadores bloquearon la entrada de la sucursal de Coca Cola ubicada en Av. Matta en el sector las Ánimas. Al lugar llegaron desde la mañana la presidenta provincial de la Cut, Lucía Vega, así como el dirigente del sindicato de aseo y ornato, Jorge Castañeda, para expresar su apoyo a los compañeros movilizados. A partir de las 11 de la mañana el presidente del sindicato, Evaristo Castro, invitado por la FEUACh y la CUT provincial, participó junto a otro trabajador del sindicato de la marcha realizada hoy en Valdivia. La marcha agrupó a los estudiantes movilizados por la educación, al sindicato ALWOPLAST que se encuentra en huelga y a la coordinadora no más AFP, entre otros. En la oportunidad, Castro se dirigió a la concurrencia para socializar la problemática vivida hoy por su sector. Sus demandas buscan conseguir, un sueldo por oficio, es decir la homogenización de los sueldos para los trabajadores que realizan una misma labor a nivel nacional, aumento salarial y mejoras en las condiciones laborales.

La mayoría de los trabajadores peonetas trabajan para empresarios locales que a su vez prestan servicios a las embotelladoras (EMBONOR y ANDINA). Esto repercute directamente sobre las condiciones laborales y las remuneraciones que reciben. Evaristo Castro, presidente del sindicato de peonetas en Valdivia, nos relata que los horarios de trabajo no son respetados, la indumentaria es precaria (como se aprecia en la fotografía de la derecha, esto es muy importante sobre todo en climas como en el del sur, donde la lluvia y el frío son algo cotidiano), además los trabajadores no cuentan con lugares dignos para comer o secarse, ni servicios sanitarios mínimos. Castro añade que al solicitar aumentos de sueldo (para llegar alrededor de $400.000) durante la última negociación colectiva, el empresario local, Patricio Andrade, les respondió  "¿Cómo quieren ganar un sueldo de oficinista si no tienen ni cuarto medio?". Las amenazas y hostigamientos son pan de cada día, y al menos hoy Revista Bagual fue testigo de como un trabajador fue amenazado por movilizarse.


Cabe destacar que la FENASIPEC lleva realizando un trabajo emblemático desde hace bastante tiempo en contra del subcontrato, así como el fortalecimiento de sus sindicatos a nivel nacional. Seguiremos informando sobre el devenir de esta movilización, que como ya se ha hecho costumbre en Valdivia, se caracterizará por la solidaridad entre los trabajadores y estudiantes.

Arriba los peonetas de Coca Cola
Arriba las y los que luchan.