Publicado el 17 de septiembre de 2014

Pilmaiken: la lucha por conservar la cultura, la tierra, los ríos y los espacios ceremoniales

De acuerdo al estudio de impacto ambiental del año 2009, en Pilmaiken no existen comunidades o espacios sagrados que proteger, el análisis está relacionado directamente con las influencias ambientales y la intervención directa del espacio ceremonial, a través de la mitigación del proyecto de la empresa Pilmaiquen S.A, hoy denominada Electricas sur  S.A. Al cabo de ocho años de constantes tensiones por dicho proyecto, las comunidades de la Futawillimapu, están unidas y claras, la situación a la que se verán enfrentados si la empresa comienza con los trabajos, instalando la sala de máquinas en Lumaco; el lugar será intervenido, para generar un proyecto extractivista que amenaza la vida natural y cultural de estas comunidades del sur de Chile. 


Actualmente se realizó un proceso de recuperación de tierras en el sector bajo de Lumaco, debido a que cuatro familias que viven en el sector, decidieron recuperar las tierras producto de la reducción que han vivido desde los tiempos coloniales. En el fundo Lumaco, aguas arriba del Río Pilmaiquén, vive aún la descendencia de los antiguos Marriau y Collihuinca, rodeados y cercados por los actuales dueños del fundo Lumaco, Eduardo King y Edmundo Cortés. La situación se ha mantenido así ya por un largo tiempo, y no obstante tener posesión y título vigente sobre unos pequeños retazos de tierra, aún pervive en la memoria el dominio sobre la línea antigua y sobre cómo les fueron despojados sus dominios. (Martín Correa, septiembre 2014). La relación que existe entre Lumaco y Ngen mapu Kintuante, se debe a que las personas que viven allí son miembros de lof ancestrales, que protegen y defienden al ngen mapu Kintuante y los ríos. 


Maihue, El Roble y Caramallin son las principales comunidades afectadas, porque son las cercanas, pero no solo estas comunidades mapuche williche, son las que recibirán este tipo de impacto, son todas aquellas que hacen uso del complejo ceremonial donde habita el Ngen mapu Kintuante, y otros seres que protegen, dan vida y sustentan la cosmovisión mapuche. Actualmente varias comunidades que están ubicadas territorialmente en la Región de los Ríos, viven procesos por la implementación de proyectos que atentan hacia su forma y prácticas ancestrales. La empresa Electricas Sur S.A, por su parte ha querido entregar mitigación y compensaciones bajo la lógica de responsabilidad social empresarial, de diferentes formas la principal adjunta la Construcción de un relleno, con materias fluvial que alcanza a la cota 74 metros sobre el nivel del mar, cuyo borde será de 200 metros de longitud, es decir un pedazo de tierra lo cortan y los subirán con un muro de un metro, justo en la parte donde en la actualidad se pide la ramita para hacer un nguillatún es decir el espacio sería intervenido y levantado a través de un relleno.


Info: http://mapuexpress.org/2014/09/17/pilmaiken-la-lucha-por-conservar-la-cultura-la-tierra-los-rios-y-los-espacios#sthash.RjiKtBAS.GU1vOzhq.dpbs