Publicado el 28 de octubre de 2014

Día 14 en la huelga se Scotiabank: Unidos/as y firmes

Cuando se aprontan a cumplir el día legal para que se efectúen los reemplazos de los funcionarios/as en huelga, los trabajadores y trabajadoras de Scotiabank se encuentran unidos/as y firmes en su lucha. Al verse obligados/as a radicalizar sus medidas, interrumpiendo el acceso al banco, la respuesta ha sido solo el asedio policial y la nula voluntad de diálogo de parte de la empresa.  De manera de expresar su solidaridad, durante esta mañana, dirigentes/as sindicales de Valdivia acompañaron a Juan Ojeda del sindicato Scotiabank a pagar un parte interpuesto al sindicato por ruidos molestos.

Como demuestra un estudio reciente realizado por César Toledo y Karla Varas, el panorama del derecho a huelga en Chile es desolador. Prueba patente de esto es el proceso de huelga nacional que lleva en estos momentos el sindicato Scotiabank. La intransigencia de la empresa para negociar mejoras reales a las condiciones laborales de los/as trabajadores/as, los/as cuales no han negociado desde hace 4 años, se vuelve macabra frente a las cifras que indican ganancias de  $218 millones diarios para la multinacional canadiense.

Tanto en Valdivia como en todo Chile, los/as trabajadores/as han sido objeto de amenazas, acoso y violencia policial, infracciones legales, sanciones salariales, todo por supuesto, obviado por la prensa oficial. Según nos cuenta Alejandro González dirigente del sindicato en Valdivia, la empresa ha contratado guardias extras para asegurarse de que no se interrumpan las labores del banco, renovado contratos a reemplazantes y descontado la mayor parte del sueldo de muchos/as de los/as movilizados.

Frente a una legislación abiertamente sesgada hacia los empleadores, la solidaridad entre trabajadores/as y estudiantes parece abrir una luz de esperanza ya que tanto en Valdivia como en todo Chile hemos visto a trabajadores/as de otros rubros y estudiantes acompañando a los/as movilizados/as de Scotiabank. Por ejemplo, hoy a manera de expresar su solidaridad, dirigentes/as sindicales de Valdivia acompañaron a Juan Ojeda del sindicato Scotiabank a pagar un parte interpuesto al sindicato por ruidos molestos.

A pesar de las desfavorables condiciones que se ven enfrentados/as los/as trabajadores/as, la unión y firmeza de su sindicato no ha flaqueado, lo que es admirable después de tantos días de movilización.

Arriba las y los que luchan