Publicado el 16 de enero de 2015

Testimonio de Miguel A. Antiqueo Painen, comunero baleado en el ojo por carabineros.

A continuacion el integro testimonio de Miguel A. Antiqueo Painen, comunero participante del trawun frustrado en el Fundo Lumaco Bajo y baleado con balines en un ojo por carabineros.

"Esto sucede a contar del medio día, aprox., cuando ingresa carabineros al territorio, a la Reducción Marriao Collihuinca, destrozando las inmediaciones, las instalaciones que estábamos haciendo para proceder con dicho trawün. Entre ellos sobrevolaban helicópteros, avionetas de los latifundistas, el mismo GOPE en camionetas de particulares.

Después en la tarde procedimos nuevamente a ingresar para levantar la inmediación, donde se iba a hacer el trawun. Alrededor de las 8.30 empieza una fuerte represión: lanzando gases lacrimógenos, disparando perdigones. Hubo un momento en que todo se nos fue de control. No fuimos capaces de resistir en el lugar que estábamos, era mucha represión.

Llega un instante en que nos echan las camionetas encima. Yo en este caso procedo a ganarme más cerca de la ruca donde estábamos, de las ñañas, en este caso. Me llega un perdigón de goma, –supuestamente, como dicen ellos. Me doy cuenta al tiro, en el momento que lo vi a tan corta distancia, entre cinco y ocho metros. Me dispara a quemarropa a mí y a otros peñi y lamgen que también resultaron heridos, dos más con lesiones de perdigones.

En ese momento procedemos a refugiarnos entre unas quilas. Carabineros nos sigue detrás. Como no nos pudo encontrar, llega y prende fuego alrededor de donde estábamos escondidos, las quilas en este caso. No nos quedó otra que salir y nos encontraron cerca del rio. En ese momento recuerdo haber escuchado también como golpeaban al peñi Jaime Uribe, sin control alguno. Lo golpearon demasiado, tanto que estando lejos aún así se escuchaban sus gritos, hasta dejarlo inconsciente.

Bueno, en ese momento nosotros ya no teníamos nada que hacer, nos entregamos por las buenas. Me pescan del pelo, me arrastraron un resto, nos suben hasta arriba del terreno donde estaban alternadas las camionetas, me esposan y proceden a golpearme. No quedaron conformes con los balines que ya me habían tirado, y así a otros peñis mas que habían tomado entre los que andábamos, y proceden brutalmente a golpearnos.

Jaime Uribe en audiencia, martes 13 de enero.
En ese momento es cuando ya determinan llevarme a Rio Bueno, por las condiciones en las que me encontraba. El camino fue muy dificultoso en este caso: manejaban horrible, me golpeaba en todos lados, no tenía donde afirmarme. Me llevan hasta Rio bueno y ahí determinan trasladarme directamente a Valdivia, porque las lesiones eran bastante complicadas.

Ya tenía comprometido el ojo, y no hay certeza de que se vaya a recuperar, las posibilidades son mínimas; solamente logro ver movimientos nublados. Hasta el momento me dicen que el perdigón va a ser un poco difícil sacarlo, el o los, porque me dicen que puede ser más de uno.


Más que nada hacer la denuncia, un poco tarde fue porque no se ha a cercado ningún medio de comunicación a ver cómo está la situación. De hecho, por parte de carabineros no hay ninguna formalización, no hay nada, quieren dejar todo bajo perfil, escondido. Entonces, denunciar más que nada lo sucedido y comunicar que la lucha no va a parar: la lucha va a continuar. Cuando uno cae, diez se levantan, como decimos nosotros los mapuches. Marrichiwew.