Publicado el 17 de marzo de 2015

VENEZUELA NO SERA EL SEGUNDO CHILE DE AMÉRICA

A dos años de la desaparición física del Comandante Hugo Chávez Frías, cumplidos el pasado 5 de marzo, y en medio de la ofensiva del Imperio y sus gestores locales para arrancar al pueblo bolivariano de Venezuela su derecho inalienable a la felicidad, el Alba – Chile y las organizaciones políticas y sociales de Concepción, abajo firmantes, levantan su voz de denuncia contra la barbarie imperialista a la vez que elevan su compromiso de solidaridad bolivariana militante con el pueblo heroico de Venezuela y el Gobierno democrático del compañero presidente Maduro.

Las estrategias del imperio orientadas al acaparamiento de alimentos y bienes de consumo masivo, a  llevar el capital productivo al mercado especulativo de bienes y divisas para generar situaciones de escasez artificial, para provocar y levantar a los sectores sociales más retrasados en conciencia como puntas de lanza del proceso contrarrevolucionario, con el apoyo abierto y clandestino del imperialismo a la acción armada de los pijes reaccionarios, constituyeron en Chile el camino que llevó al derrocamiento del compañero Presidente Salvador Allende, el 11 de septiembre del 73. 

Ahora, el lunes recién pasado, el imperio ha agregado a la ofensiva reaccionaria contra Venezuela un decreto del gobierno yanqui en el que la declaran “una amenaza para la   seguridad nacional y la política internacional de los Estados Unidos”. Con ello el imperio avanza del mismo modo que lo hizo antes en Cuba (1960), en Siria (2004), en Libia (2011), en Rusia (2104), preparando las condiciones económicas, políticas y militares para  aplastar la voluntad de los pueblos, cuando estos deciden salir de la dominación imperial. Es una tarea de los demócratas, de los antineoliberales, de los anticapitalistas, de quienes luchan por una sociedad del buen vivir, impedir la aventura imperialista en contra del pueblo venezolano.

El imperio y sus lacayos creen que, del mismo modo que lo hicieron en Chile, hoy  pueden derribar al gobierno y al pueblo bolivariano de Venezuela. Pero el pueblo es sabio, ha reconquistado el petróleo y con él la base económica con que hoy garantiza sus derechos a la educación y a la salud públicas, gratuitas y de excelencia, a la vivienda de calidad, al trabajo, a pensiones dignas, a la recreación, a la soberanía alimentaria, a hacerse y expresarse como ciudadano participante y protagónico en los asuntos del estado y del país, todo lo que rehace sus dignidad. Pueblo y gobierno que no dejarán que todo aquello que le permite el buen vivir le sea arrebatado. Para ello está organizado para la producción, para la distribución, para el transporte, para la seguridad y para la defensa de la revolución, desde el poder  popular en las comunas, de la mano con las Fuerzas Armadas Bolivarianas, el verdadero pueblo con uniforme.

Quienes ayer, desde el gobierno de la Unidad Popular, hicieron tímidas reformas como toda  respuesta a la ofensiva imperial,  hoy, desde la Nueva mayoría, convertidos al neoliberalismo, se muestran en alianza con los partidos que entonces dirigieran el golpe militar, apoyan al golpismo en Venezuela, pretendiendo con ello desconocer la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela de origen indiscutiblemente en el pueblo ciudadano y constituyente. 

Pretenden desconocer también el sistema político más democrático que existe hoy en el mundo, desde el cual han surgido a través de 16 elecciones populares y un plebiscito revocatorio, los gobierno de la revolución bolivariana y el actual gobierno, en procesos  electorales auditados por observadores de todo el mundo. Estas marionetas de la Nueva mayoría reconvertidas al neoliberalismo, del mismo modo que hoy llaman liberar al golpista López y otros contrarrevolucionarios y golpistas en Venezuela, estarían hoy dispuestas  a re legitimar a Roberto Thieme y a Pablo Rodríguez, líderes cobardes del intento de golpe de estado del 29 de junio en Chile, acción preparatoria del 11 de septiembre,  y a reconocer  en ellos una oculta calidad de  “demócratas”, a la vez que a autocriticarse por el hecho que de haberlos llevado ante los tribunales para condenarlos a cárcel por criminales y golpistas.  

Que pueden decir sobre Venezuela quienes han continuado y profundizado en Chile el modelo  neoliberal que se ha revelado desde sus lógicas internas como inevitablemente insustentable  en lo social, en lo económico y en lo ecológico. Que pueden decir aquellos que, sobre la base de la constitución pinochetista, mantienen las trampas que dan garantías al armataje dictatorial con el que se otorga libertad absoluta al  capital para que las transnacionales, sus accionista internos y externos y su eje imperial,  puedan maximizar sus utilidades por sobre el aplastamiento material y espiritual de todo un pueblo y su entorno natural. Aquellos que mantienen, aun con las actuales reformas, un sistema político corrupto, oligárquico y nepotista, que niega la soberanía popular y el carácter constituyente del pueblo  ciudadano. Que pueden decir sobre Venezuela quienes permanecen atrincherados en un sistema político corrupto, en el cual  los empresarios de Penta, Soquimich, Banco de Chile, del Mercurio y otros  grupos económicos, se solazan con ganancias extraordinarias, comprando los favores de  diputados, senadores e hijos de autoridades, comprando la elaboración de leyes a través del pago de sus campañas electorales y o del otorgamiento o recibo de créditos, a toda la franja neoliberal, de fuera y dentro del Gobierno de Bachelet.

El imperio y sus gestores locales quieren hundir a la Venezuela bolivariana, como ayer lo hicieron con el Chile popular, porque saben que si hoy tuvieran éxito podrían poner de rodillas a los pueblos y gobiernos de Bolivia y Ecuador y todos los pueblos nuestroamericanos en lucha, favoreciendo el dominio del imperio yanqui a nivel mundial. La solidaridad militante con la revolución bolivariana de Venezuela es un deber de todo militante democrático, antineoliberal, anticapitalista, que luche por el socialismo en Nuestramérica, y constituye un deber y una tarea necesaria y urgente de los revolucionarios. Es por ello que las organizaciones políticas y sociales abajo firmantes, en el marco de la Campaña Mundial de Solidaridad con la Revolución Bolivariana de Venezuela y con el Gobierno del compañero Nicolás Maduro, convocan aquí al pueblo de Concepción, a las organizaciones sociales y políticas de la región para que concurran con sus lienzos, demandas, banderas a un Acto Solidario, político cultural,  que realizaremos el jueves 19 de marzo en la Plaza de Tribunales, entre las 18:00 y las 21:30 horas. 

¡VIVA LA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA DEL PUEBLO DE VENEZUELA¡ 
¡A DERROTAR AL GOLPISMO EN VENEZUELA Y A DENUNCIAR A LOS GOLPISTAS DE AYER Y SUS ACTUALES ALIADOS DE LA NUEVA MAYORÍA EN CHILE!  
¡VENEZUELA NO SERÁ EL SEGUNDO CHILE DEL CONTINENTE! 
¡VIVA EL GOBIERNO DEL PRESIDENTE MADURO! 
¡HUGO CHÁVEZ FRÍAS: COMANDANTE ETERNO EN LAS CONCIENCIAS Y CORAZONES DE LOS NUESTROAMERICANOS!

ALBA – CHILE / ASOCIACIÓN CULTURAL JOSE MARTÍ / CENTRO CULTURAL POR LA MEMORIA LA MONCHE / IZQUIERDA LIBERTARIA / FRENTE ALLENDISTA – PSCH / MPMR / MPL / P. IGUALDAD / A. PRAIS CONCEPCIÓN - SUR / UNION NACIONAL ESTUDIANTIL / UNIDAD COMUNISTA / LAS URRACAS / CENTRO CULTURAL LA FRANJA / SOC. MUTUALISTA BAUTISTA VAN SCHOUWEN VASEY