Publicado el 4 de septiembre de 2015

Pescadores artesanales y Lafkenches realizaron Trawün – Nguillatun en territorio Lafkenche para exigir anulación de la Ley de Pesca


Durante el pasado fin de semana se realizó en la localidad de Comillahue en Tirua Sur el gran trawün-nguillatun organizado por las comunidades mapuche lafkenche de la comuna. Este encuentro tuvo como objetivo principal lograr acuerdos y consensos para exigir la anulación de la actual Ley de Pesca también conocida como “Ley Longueira”.

Ante la convocatoria se hizo presente una delegación de Pescadores y Lafkenches representando a la Federación de Pescadores Artesanales de Corral (FEPACOR).

Durante el encuentro se trabajaron las distintas problemáticas que aquejan hoy a quienes viven de los recursos del mar, las cuales ponen en la misma posición al pueblo lafkenche y pescadores artesanales. Como síntesis de aquellas problemáticas se llegaron a 3 resoluciones definitivas, las cuales son las siguientes:

En primer lugar se acordó que la única salida al grave problema que aqueja a las comunidades mapuche lafkenche y los pescadores artesanales con respecto al acceso a los recursos marinos es exigir la anulación de la actual Ley de Pesca y por lo tanto, trabajar una propuesta justa que satisfaga las demandas de quienes fueron excluidos de la actual legislación.

En segundo lugar  las comunidades pactaron un compromiso con los representantes de los sindicatos de pescadores presentes con la promesa de actuar unidos para que se esta manera lograr la meta propuesta.

Por último, se reiteró el interés de los dirigentes estudiantiles quienes expresaron su apoyo  al pueblo lafkenche y los pescadores artesanales para exigir la anulación de la Ley de Pesca.

Frente a esto Gabriel Michillanca, vocero del Lof Michillanca expreso: “Al participar en este Trawun/Nguillatun en Tirua ,fue una experiencia totalmente enriquecedora para mi, sin duda fue un hito histórico. Ver, escuchar y compartir con diversos Lof, comunidades y organizaciones mapuche/lafkenche de todo Lafken Mapu, forjando una alianza que trataremos sea permanente y duradera junto a los pescadores y estudiantes de Chile, con la convicción de que unificados derribaremos cualquier barrera impuesta por este sistema capitalista, ya que los que gobiernan no son nada sin el pueblo a su favor. Nosotros somos el pueblo, en nuestras manos esta el poder para transformar esta realidad de miseria y explotación. Wewaiñ.”

Por su parte Carolina Pitrullanca, dirigente Lafkenche y representante de FEPACOR en la Comisión de Medio Amiente de Corral declaró: “Como Asociación Indígena Likan Lafquen de Pescadores Recolectores y Artesanos de Corral, participamos en este Trawun/nguillatun que constituye la unión entre pescadores y mapuches para anular la Ley Longueria, la cual ha ido en perjuicio del Pueblo Lafkenche al no ser respetados sus derechos consuetudinarios en lo que respecta al acceso y uso de las costas. La agrupación además pide el newen de las comunidades y las autoridades ancestrales para decir junt@s… NO QUEREMOS MAS CHIP EN CORRAL.”

Y para terminar Gamal Assef, Biólogo Marino del Equipo FEPACOR y miembro de Izquierda Libertaria Valdivia mencionó: “Ante la estrecha relación de los políticos y los grandes grupos económicos que controlan nuestro país, es esencial que se anule la Ley Longueira como la expresión de rechazo que los pueblos y la ciudadanía sentimos ante los hechos de corrupción que se han destapado en el presente año. Además, está unidad (entre pescadores y lafkenches) debe proponerse volver a poner en la discusión el reconocimiento del pescador artesanal y del lafkenche como pueblos costeros que deben tener derechos sociales de acceso y de uso del patrimonio pesquero de Chile. La actual Ley Longueira privatizó y da la posibilidad de herencia a los industriales sobre los derechos de explotación adquiridos, pero nuestros pescadores y peñis no pueden heredar su actividad a sus hij@s ante una Ley que consolida el despojo del derecho al acceso, uso y consumo de recursos del mar. A esto se le suma el colapso del sistema pesquero, que es el resultado de una política estatal que ha beneficiado durante 30 años al saqueo de nuestros recursos y el enriquecimiento a muy bajos costos de estos grupos económicos que representan a las familias oligarcas de Chile, que además se repiten en los otros sectores estratégicos de nuestra economía”.