Publicado el 28 de octubre de 2015

Declaración de Trabajadoras y Trabajadores del Sector Público - Izquierda Libertaria

Hoy miércoles 28 de octubre una gran cantidad de servicios públicos, convocados por la ANEF, han paralizado sus funciones con el fin de solidarizar con los y las trabajadoras del Registro Civil, quienes suman más de un mes en huelga. La escalada de este conflicto ha producido lamentables consecuencias para muchas personas que se han quedado sin poder obtener documentos importantes, lo que sin duda ha sido una molestia para los usuarios.

Sin embargo, no podemos perdernos al momento de evaluar lo que está sucediendo. El hecho de que el Registro Civil lleve tanto tiempo paralizado, con las consecuencias que eso ha traído para miles de personas, es exclusiva responsabilidad de un Gobierno que, en primer lugar, se ha negado a cumplir con los acuerdos firmados previamente con los trabajadores. En segundo lugar, pese a que los funcionarios movilizados han solicitado desde el primer día instancias de diálogo con las autoridades, no han sido escuchados y se ha optado por aplicar medidas represivas como sumarios internos y amenazas de despido.

Llama la atención que justo en un periodo en que se discute una Reforma Laboral que, supuestamente, llega a mejorar las condiciones de los trabajadores del país, sea el mismo Gobierno el que actúe como el peor de los empleadores al incumplir los acuerdos, realizar reemplazo en huelga y apostar por el hostigamiento y las amenazas a quienes luchan por sus justos derechos. La coyuntura actual nos recuerda que las y los funcionarios públicos, por ley, no tenemos derecho a huelga y debemos siempre actuar fuera de la legalidad para conseguir mejoras, lo que a todas luces es un atropello a la dignidad laboral.

Por todo esto es que como trabajadores y trabajadoras del Sector Público militantes de la Izquierda Libertaria solidarizamos con las y los funcionarios que hoy se movilizan a nivel nacional, y llamamos al Gobierno a dejar de lado su política de oídos sordos y cumplir con los acuerdos firmados.

Asimismo, instamos al pueblo chileno a no dejarse llevar por campañas del terror levantadas por la derecha y los medios de comunicación, quienes han publicado escalas de sueldo y centrado su cobertura sólo en las consecuencias del paro para las y los usuarios, culpando tácitamente a los funcionarios por esta situación. Esto se enmarca en una ofensiva mayor de parte de los sectores conservadores del país, que han criticado constantemente cuando se mejora las condiciones de los trabajadores aludiendo un supuesto gasto excesivo de dinero.

No hay gasto excesivo cuando se trata de dar condiciones dignas de trabajo, y consideramos al menos indignante que sean sectores políticos que están involucrados en fraudes millonarios al Estado a través de corrupción y boletas falsas, quienes hoy se muestren como los paladines de la austeridad. En la misma línea, también sorprende que la mayoría del sector que hoy es gobierno haya apoyado entusiastamente la huelga del Registro Civil durante el mandato de Piñera, mientras que hoy exigen mano dura contra quienes se movilizan.

Creemos que para mejorar la calidad de los servicios públicos se debe comenzar por dar condiciones dignas de trabajo a sus funcionarias y funcionarios, terminar con las formas precarias de empleo como las contrataciones a honorarios y el subcontrato, y avanzar hacia una mejor relación con los usuarios a través de instancias de diálogo con la comunidad que permitan identificar las falencias y soluciones posibles.

Por último, nos parece necesario aprovechar este contexto para saludar los diversos esfuerzos que hoy se realizan para organizar a un conjunto de los funcionarios públicos, que aparecen como trabajadores de segunda categoría en el aparato del Estado: las y los trabajadores a honorarios. Hoy más que nunca la organización y la unidad en el sector público resultan necesarias, pues sabemos que la dignidad nunca será concesión de los gobiernos de turno, sino que el fruto de la lucha y compromiso de las y los trabajadores de nuestro pueblo. 

Porque no se puede seguir esperando, exigimos diálogo y solución inmediata a las demandas del Registro Civil

Por un trabajo digno y plenos derechos en el Estado

¡Arriba las y los que luchan!

Trabajadoras y Trabajadores del Sector Público - Izquierda Libertaria

Octubre de 2015