Publicado el 19 de octubre de 2015

Trabajadores/as de aseo y ornato exigen respuesta a sus demandas antes de cerrar presupuesto municipal 2016

Durante meses, el Sindicato de Trabajadores de Aseo y Ornato, a través de sus asambleas, ha discutido el establecimiento de recomendaciones y mejoras de las licitaciones públicas de las Propuestas Municipales, principalmente el Servicio de Aseo Municipal, propuesta próxima a vencer. La organización sintetizó el fruto de estas discusiones en un pliego de demandas, que fue presentada en una asamblea extraordinaria a los concejales de la comuna, la cual si bien fue bien recibida por los/as ediles, no ha tenido respuesta. De no recibir una respuesta concreta, el sindicato analiza posibles medidas de presión.

El recién pasado 15 de septiembre se ingresó a la entidad edilicia un proyecto denominado  “MODIFICACIÓN PARA PROPUESTA PRIVADA Nº 12 – 2012 CONCESIÓN
ADMINISTRATIVA PARA PROVEER SERVICIO DE PERSONAL AL DPTO. DE ASEO DE LA D.A.O” que reúne principalmente todos los aportes e inquietudes de los/as trabajadores/as que se desempeñan en el Servicio de Aseo Municipal. Previo a la entrega de este pliego, se dio a conocer a través de una asamblea extraordinaria a los concejales de la comuna los detalles de su contenido, el cual recibió una respuesta positiva por parte de los/as ediles. En concreto las demandas consisten en mejoras salariales, principalmente en una nueva tabla de estandarización de sueldos, sumándole una reajustabilidad anual para los cargos en las diversas labores propias de las propuestas.

Para Jorge Castañeda, presidente del sindicato en Valdivia y de la Federación de Trabajadores/as de Aseo y Ornato del Sur (FENASITRASUR)  existen cifras concretas que respaldan nuestras demandas las cuales provienen de cifras provisionales del INE y pueden incluso subestimar la realidad:


  1. - El universo real de clientes afectados directamente por el servicio de aseo municipal en la ciudad de Valdivia es de 140.559, equivalente a un 54.22 % de los habitantes de la región
  2. - El explosivo aumento visitantes, y por ende de desechos, que experimenta Valdivia durante los veranos prácticamente duplica nuestras labores durante esas fechas. Por ejemplo, el total de pernoctaciones registradas en la última temporada de verano (enero-febrero 2015) asciende a 118.021
  3. - La cantidad de basura recolectada por el Servicio Municipal anualmente es de 65.656  (ton/año), lo que equivale a una generación de residuos de 0,467 toneladas por persona anualmente.
  4. - Un 47,76% de los trabajadores y trabajadoras del sindicato ganan el sueldo mínimo y la mayoría corresponde a personas de la tercera edad.
  5. - La cobertura de cada trabajador/a es de un/a trabajador/a para 884 habitantes, sin contar los meses de verano, cuando la población de Valdivia aumenta considerablemente.
  6. - Nuestras condiciones laborales nos exponen cotidianamente a riesgos sanitarios, las inclemencias del tiempo y el ataque de perros.

En base a estos antecedentes y la propuesta que entregada Castañeda agrega, solicitamos una respuesta concreta de la administración municipal... Estamos ya en los plazos donde se define el presupuesto municipal, por lo cual es de conocimiento público que cualquier mejora a estas partidas económicas se deben elaborar antes de que se dé por finalizado dicho proceso. Creemos que en pos de mantener buenas relaciones laborales, como organización, hemos cumplido con todos los procedimientos formales, sin embargo, en el escenario en que no exista respuesta por parte de las autoridades, no descartamos realizar medidas de presión, lo cual consideramos un escenario indeseado por las molestias que pudiese causar a nuestra ciudadanía como beneficiarios directos de nuestros servicios.

Es necesario recordar que las licitaciones de los servicios municipales en Valdivia se caracterizan por la externalización exclusivamente del personal o mano de obra, situación conocida en el ambiente de la subcontratación como “medio parcializado”, donde la empresa principal provee todo los insumos para efectuar dichas labores. El conflicto de recolectores del año del 2013, puso en la palestra el cuestionamiento a este sistema de contratación, en materias salariales, condiciones laborales y salud laboral. En resumen, si no se logra intervenir desde el aspecto jurídico y económico mejoras que vayan en gran medida en beneficio a los/as trabajadores/as es poco probable que puedan mejorarse a través de otros instrumentos colectivos vigentes (negociación colectiva) ya que los márgenes rentables son mínimos.

La subcontratación en la actualidad, sin duda, es el fiel reflejo y la máxima expresión de la total desvinculación y responsabilidad de las obligaciones laborales y sociales, siendo el Estado y sus instituciones las principales ejecutantes de este nocivo modo de contratación. Desde su implementación y ejecución en Chile ha sido una de las principales herramientas del empresariado, utilizada para el desmembramiento interno y externo de los sindicatos, siendo sus principales características su nula regulación (legislación vigente) y sus más diversos resultados de aplicación. El solo hecho que los Municipios a través de la Ley Orgánica Municipal reconozca que el aseo y ornato como funciones privativas es la demostración de lo señalado anteriormente.