Publicado el 22 de noviembre de 2015

¡¡¡A marchar el 25!!! No más silencios cómplices de la violencia contra las mujeres

forociudadano.cl

El pasado 20 de noviembre se publicó una noticia en el Diario de la Comuna de Paillaco, que no puede dejar de estremecernos y horrorizarnos: una niña de la localidad habría sido violada y abusada a lo largo de 10 años por 6 hombres, familiares de la pareja de su madre. La indignación de quienes leyeron la noticia, se manifestó en las redes sociales por medio de preguntas como: ¿dónde estaba la madre que no se dio cuenta?,¿por qué esta mujer no hizo nada?, ¿ella sabía de esta situación?, etc. Se trata de una serie de inquietudes muy válidas, que en sintonía con las estadísticas oficiales, reconocen en el espacio privado y familiar, el foco de peligro de la violencia sexual. Tales cuestionamientos nos permiten también preguntarnos por el alcance de las dinámicas familiares, sus condiciones materiales, dependencias económicas, vínculos parentales, situación laboral, socio-educacional, etc. Dichas preguntas nos llevarían a identificar la violencia a nivel cotidiano, que se instala en los modos de vida de cómo viven las mujeres y niñas y que tienen un origen estructural.

Lamentablemente, el caso de esta niña no es aislado, se suma a una larga lista de otras niñas y mujeres que diariamente son violentadas y abusadas sexualmente, y que junto con las  más de 40 mujeres víctimas de femicidios al año, nos entregan un duro panorama sobre la realidad de la violencia contra las mujeres en el país.  

En función de esta situación, las preguntas deben ser reorientadas hacia los responsables de un sistema que asegura los silencios y la impunidad frente a la violencia. Por ejemplo por la ¿existencia de  vínculos y mediaciones que favorecerían la supervivencia de niñas y mujeres?, ¿Cuáles son los marcos institucionales que facilitan el acceso a la denuncia y a la justicia?, ¿Se cumplen los protocolos existentes en los colegios frente a sospechas y denuncias de abuso sexual? ¿Es factible la prevención del abuso sexual y el cuidado a los cuerpos, sin una educación sexual y de género efectiva en los colegios?

El pasado 04 de noviembre la Ministra del SERNAM Claudia Pascual (Partido Comunista /Nueva Mayoría) fue consultada por el caso 34 de femicidio en el país, ante lo cual afirmó que existen vacíos legales: "que no nos permiten poder coordinar la atención de mejor manera".(…) "En la ley de violencia intrafamiliar solo es penalizada la violencia de pareja o ex pareja convivientes bajo el mismo techo, por lo tanto las violencias en relaciones de noviazgos o pololeos que se encuentran bajo el mismo techo no quedan tipificadas."[1]

La ministra utilizó en sus declaración el eufemismo de “vacíos legales” para decir que, en la práctica, no existe una ley efectiva. La sola omisión legal se constituye en una violencia estatal contra las mujeres, pues no posibilita una normativa que promueva la igualdad y protección de nuestros derechos. Sumado a ello, existe un enfoque de política pública, centrada en la lógica del “usuario” y de la prestación de servicio y no un enfoque de derechos, en el cual el cuidado de los cuerpos y de las vidas de las mujeres y niñas se encuentre resguardado por el Estado.

La violencia contra las mujeres no puede seguir siendo abordada desde la lógica “intrafamiliar”. Por el contrario, es una problemática pública y reproducida por los silencios cómplices de quienes administran el poder. En la clase política no ha existido la voluntad real de avanzar en una discusión país que permita asegurar a las mujeres la plena igualdad de derechos y el fundamental que es el derecho a la vida, con un correlato transversal en la educación, en la normativa que sanciona la violencia contra las mujeres o en la salud sexual y reproductiva, por nombrar algunos de los ámbitos más importantes de la sociedad.

De ahí que, como problemática pública, el cuidado de la niña violentada durante 10 años, no era privativo de su madre, sino además correspondía a un entramado institucional que no supo proteger sus derechos.

El próximo 25 de noviembre fue convocada una marcha a nivel nacional para protestar frente a la violencia contra las mujeres, bajo la consigna ¡¡Mujeres a la Calle. Con rabia a parar la colusión, la corrupción y la violencia machista¡¡. Efectivamente, hay que alzar la voz, contra los casos de violencia, también en  contra los silencios cómplices del estado, de la clase política, de los micro-poderes institucionales, de los colegios, de las comunidades escolares, de los consultorios, de la comunidad, etc. Debemos alzar la voz con el fin de desmontar el miedo, que ha sido la estrategia de dominación destinada a permitir el ejercicio y reproducción  de la violencia.

Por lo que hemos dicho, exigimos un estado garante de los derechos de la vida de las mujeres. Exigimos legislaciones que promuevan el acceso real a la justicia y a la prevención de todo acto de violencia. No creemos en esta democracia neoliberal que reproduce la violencia estructural y machista, asegurando los privilegios de clase y de género.

Que todo el horror de todas las víctimas de la violencia, nos indigne y nos lleve a las calles este 25 de noviembre en todo el país. A todas las mujeres y a todos los que queremos construir un proyecto de sociedad radicalmente distinto, donde las estructuras políticas, sean económica y socialmente igualitarias. Para asegurar que todas las vidas sean resguardadas y tratadas con igualdad.

Ni una niña, ni una mujer más!!!
Frente a las violencias cotidianas y del estado, resistencia y lucha feminista!!!!



[1] http://www.adnradio.cl/noticias/nacional/ministra-pascual-por-femicidios-hay-vacios-legales-que-impiden-coordinar-mejor-la-atencion/20151104/nota/2989900.aspx


Escrito por: K.A.M.