Publicado el 18 de octubre de 2016

Joven corraleño acusa hostigamiento por parte de autoridades que incluso involucra orden de desalojo


Desde el año 2014 que Claudio Oyarzo Nahuel solicitó la regulación del terreno donde habitó desde su niñez y que fue vendido bajo el contexto de gestión social. Sin embargo, hoy se encuentra con orden de desalojo y acusa discriminación debido a su orientación sexual.

A pesar de tener los documentos que respaldan el compromiso de asignarle un terreno en el sector de La Aguada, Claudio Oyarzo se encuentra bajo orden de desalojo de su propia casa. Oyarzo señaló que vive desde hace 27 años en la comuna de Corral pero, durante un tiempo residió en Valdivia donde fue en busca de estabilidad laboral. Sin embargo, al volver descubrió que el terreno fue vendido y le fue negada la posibilidad de recuperarlo. También señaló que no recibió una carta de aviso ni oportunidad de legalizar el terreno.

En una nota publicada en el navegable en el año 2015 el Alcalde de Corral, Gastón Pérez, manifestó “tener la mejor disposición” para ayudar a Claudio  y que incluso se le hizo entrega de dos documentos, del director del SERPLAC y de la alcaldía, para respaldo formal de los procesos que se llevarían a cabo. A pesar de esto la problemática se desarrolló con consecuencias negativas para Oyarzo ya que además de la orden de desalojo se ha visto envuelto en constantes abusos y hostigamiento por parte de ciertos miembros del municipio de Corral.

Rosiel Gonzales, actual concejal corraleño, manifestó al Alcalde su preocupación respecto a los procesos irregulares que se llevaron a cabo. Ya que como mencionó en una carta enviada durante el año 2014, se acordó en la sesión ordinaria del consejo municipal con fecha 24 de marzo de 2013, la suspensión de la venta de terrenos en el sector de La Aguada. Sin embargo, posteriormente se realizó la venta de todas formas de un terreno que tenía dueño y que incluía una casa, por lo tanto, no se trataba de un terreno abandonado. 



Esta engorrosa situación es preocupante ya que pone en juego la representatividad de las actuales autoridades de la comuna de Corral. De acuerdo a Claudio esta situación se debe a una persecución de índole personal y que involucra al Alcalde Gaston Perez y la Concejala Doris Cardenas.

De acuerdo al afectado, el martes recién pasado fue nuevamente amenazado con ser desalojado y que por lo tanto, se encuentra expuesto a vivir en la calle teniendo una casa y terreno que le pertenecen. Esta situación deja entrever que la Municipalidad no ha sido eficaz en dar una solución ya que es un problema que lleva años siendo tramitado constantemente y que involucra desgaste emocional y problemas monetarios.