Publicado el 1 de junio de 2017

Trabajadores de la construcción del Centro Deportivo Integral llevan 3días de toma en el recinto.

El 30 de mayo inició la toma del recinto en contrucción de la comuna de mariquina, después de una semana de paralización debido a que llevan un mes de retraso en sus sueldos.


Además, exigen el pronunciamiento ya sea de la empresa o del ministerio del deporte, ya que no les han dado respuesta por parte del empresario Hernan Montenegro al igual que el nulo pronunciamiento por parte del Instituto Nacional del Deporte. Las obras del recinto comenzaron en septiembre del año pasado y estaban a cargo de la Constructora Ingemonte.

David Díaz, vocero de los trabajadores de la empresa Ingemonte, explicó que ya lo veían venir, ya que los contratistas sacaron sus máquinas en arriendo con la empresa. “Ya no tienen el dinero para pagar nuestras remuneraciones de este mes, incluso tratos del mes pasado aún están en proceso de solucionarse, algunos compañeros están sin sus imposiciones. Han dejado a 40 trabajadores sin sueldo, al igual que a trabajadores que se retiraron de la Obra con sus  pensiones impagas”.

La obra en que trabajaban es el Centro Deportivo Integral (CDI) el cual es parte de un compromiso del  Ministerio del Deporte, el cual contempla una inversión superior a los 4.500 millones de pesos. Para finales de marzo ya se anunciaba que contemplaba un avance del 70%.

Esta edificación planea incluir un muro de escalada, áreas verdes con circuito de trote y skate park. La empresena también anunciaba que el interior tendria una multicancha para practicar balonmano, básquetbol, vóleibol y baby fútbol y que contará con sala separada de musculación, oficinas técnicas y salas multipropósito para artes marciales, baile entretenido y zumba, entre otras, todo esto según lo que anuncia en su página web.

El vocero, anunció que tanto los ingenieros como toda la planta de la obra se encuentran en la misma situación, por lo que ya están realizando las denuncias a la inspección del trabajo, reiterando que necesitan soluciones a corto plazo y no esperar que la empresa se declare en quiebra

Por otro lado, Gustavo Beroiza trabajador de la obra describió las condiciones de irregularidad con las que ha actuado la empresa, en donde quedaron impagas sus quincenas y a personas que renunciaron a la Obra les entregaron finiquitos con cheques sin fondo por lo que actualmente se encuentran en incertidumbre ante su situación laboral.
Finalmente, los trabajadores añadieron que la empresa Inge Monte ha sido conocida por estas mismas irregularidades en otras comunas.