Publicado el 10 de noviembre de 2019

Observadores de Derechos Humanos condenaron uso desproporcionado de la fuerza por parte de Carabineros y Policía de Investigaciones, además de violaciones a los Derechos Humanos en todo el país

A través de una carta abierta las personas que voluntariamente han estado presentes fiscalizando el actuar de fuerzas especiales en las manifestaciones de las últimas semanas, rechazaron las violentas medidas de Piñera para reprimir las demandas sociales.

Durante la tarde del día viernes, Marisol Molina, vocera de la comisión Observadores Derechos Humanos de la mesa plurinacional de Unidad Social Los Ríos, compuesta por organizaciones sociales, culturales, medio ambientales y políticas, dio a conocer la labor que han realizado durante las manifestaciones en Valdivia, indicando que han podido presenciar violencia excesiva y abuso de poder por parte de Carabineros. Lo anterior fue plasmado en una carta entregada al jefe de zona de Carabineros, Intendente Cesar Asenjo y al Jefe de Policía de Investigaciones.

Denunciaron abuso sistemático a los Derechos Humanos en la Región de Los Ríos demostrando que los protocolos estipulados a través de convenios internacionales no han sido respetados, y por lo tanto, existe una vulneración hacia niñas/os y adultos en Chile. Los excesos que mencionan no han ocurrido solo en la región, sino que a lo largo de todo el país, lo cual demuestra que se vulnera el derecho a manifestación de ciudadanas/os.  Además, manifestaron su rechazo frente a la utilización de dependencias de instituciones públicas, como es el caso de la Intendencia en Valdivia, por parte de Fuerzas Especiales de Carabineros lo que pone en riesgo la integridad física y psicológica de funcionaras/os s de la institución gubernamental.

La carta busca intentar frenar la violencia desmedida hacia pobladores, hecho que fue comprobado en terreno en la madrugada del día jueves 8 en el sector de rotonda Pedro Montt con Luis Damann, donde PDI disparó de manera excesiva no solamente hacia manifestantes que realizaron barricadas, sino que también directamente hacia las casas de las cuadras aledañas. Lo anterior provocó que fueran increpados por vecinos del sector por alterar  de manera violenta la madrugada, y por provocar estrés, ansiedad y preocupación entre las personas, e incluso ataques de pánico frente a las ráfagas de disparos. Si bien Molina indicó que al parecer hubo un intento de saqueo en el supermercado Acuenta , la fuerza utilizada fue despropocional al disparar a mansalva entre las calles. Además, en la carta menciona reiteradas ocasiones en las cuales se ha intentado llevar acabo actividades pacíficas, como la proyección de un documental en la Plaza de la República, pero el encuentro fue interrumpido con gas pimienta por parte de Carabineros.

Por último, indicaron que Sebastian Piñera, ha recurrido una vez, a medidas retrogradas en vez de escuchar las demandas sociales.  Las brigadas, indicaron que su labor busca identificar posibles atropellos a los Derechos Humanos, en ese sentido, reiteraron que han sido testigos de casos graves, no solo de personas heridas, sino que también abusadas por Carabineros y PDI. Molina reiteró que Valdivia es una ciudad es un territorio en el cual se suele privilegiar el dialogo, por lo que la violencia no es justificada. Incluso relató una situación en la cual un voluntario de Cruz Roja fue atacada y mofada por Carabineros al cargar a una persona herida rociándole directamente gas pimienta. Cabe mencionar que existen al menos cinco personas con heridas oculares en la ciudad.