Hidroeléctricas en Pilmaiquén y Río Bueno

 


La tierra y el agua no se venden, se defienden

Con la consigna de acabar con la represa criminal, el pasado viernes en el cruce de los tambores, se desarrolló una manifestación de repudio a los proyectos hidroeléctricos que se pretenden construir en el río Pilmaiquén y el rió Bueno. En esta oportunidad diversas comunidades, dirigentes y autoridades mapuche que se verán afectadas por la construcción de esta represa manifestaron su descontento y su profunda indignación por la inundación de lugares sagrados para esta ancestral cultura, como es el caso del ngen kintuante.

Los proyectos hidroeléctricos destinados a esta parte del territorio están relacionados con todos los otros proyectos energéticos a nivel nacional. Tienen pensado construir tres centrales que llevarían por nombres Los Lagos, Osorno y Rucatayo, esta última es la que va más avanzada, ya que han comenzado a construirla.

La empresa que esta tras estos proyectos es Pilmaiquén S.A. que no es más que un brazo de la transnacional de energía AES-Gerner. Los nombres que están involucrados en estas empresas son Bruno Phillipi y Andrés Concha. Este último en la dictadura se hizo dueño  de los derechos de la central hidroeléctrica que ya existe en el rió Pilmaiquén y que aún es suficiente para las distinta ciudades y pueblos que abástese con energía eléctrica.

Porque Hidroaysen no es el único proyecto que afectara nuestro medio ambiente y que dejara sin tierras a cientos de personas. En todos lados del país quieren construir represas o plantas termoeléctricas, que no traerán ningún beneficio para el país y para la gente. Solo quieren energía para aumentar aún más  la producción minera en el norte, que de paso esta destruyendo los distintos pueblos y comunidades que hay a su alrededor, envenenado el agua dulce un recurso tan importante para la vida sobre todo en el desierto.

Así que ya saben no solo Hidroaysen es el proyecto hidroeléctrico que esta tratando de destruir al medio ambiente y a la gente, si no que en todo el país existen proyectos energéticos que nos afectaran. En la región de Los Lagos y Los Ríos hay gente que está luchando contra estos proyectos pero necesitan la ayuda de todas las personas que estén contra estos proyectos. Infórmate, manifiéstate, organízate, sabotea  y pelea por la liberación de estos territorios.