Publicado el 27 de febrero de 2012

Comisión Nacional Defensa del Derecho y Patrimonio Pesquero de Chile, declara como interlocutores NO VÁLIDOS al Ministro Longueira y al Subsecretario de Pesca Galilea

Comisión Nacional Defensa del Derecho y Patrimonio Pesquero de Chile, declara como interlocutores NO VÁLIDOS al Ministro Longueira y al Subsecretario de Pesca Galilea


El 21 de Febrero de 2012, se reunieron en Puerto Montt los miembros de la Comisión Nacional de Defensa del Derecho y Patrimonio Pesquero de Chile, para manifestar su total apoyo a los compañeros pescadores artesanales de la región de Aysén, que por estos días han enfrentado una fuerte y decidida lucha contra la autoridad local y nacional, por la defensa de sus derechos, los que se han visto vulnerados y violentados por los intereses del empresariado nacional e internacional.

La Comisión trató además varios temas concernientes a la pesca artesanal, alcanzando acuerdos que se relacionan directamente con la verdadera defensa de la pesca artesanal y de los hombres y mujeres que viven de tal actividad a nivel nacional.

En la ocasión se reunieron los dirigentes de la pesca artesanal, que representan a más de 43.000 pescadores artesanales de todo el país. Cabe mencionar que tal Comisión fue formada con el fin de hacer frente a los embustes y pre-acuerdos que alcanzaran con representantes de gobierno y del sector industrial, los dirigentes de las Confederaciones que por años habían sido las más representativas de la pesca artesanal, esto es, la CONAPACH y la Confepach, a la cabeza de Zoila Bustamante Cárdenas, y de Hugo Arancibia Zamorano respectivamente, que por primera vez, tras años de disputa, coinciden en entregar los recursos del mar en manos de un reducido y selecto grupo de personas.

Cabe recordar que la firma de tales pre-acuerdos, significan en la práctica, el reconocimiento de derechos históricos extendidos por 20 años más a las siete familias (dueños de la flota de la gran industria pesquera) que por más de 10 años explotaron los recursos, dejando la mayor parte de éstos en calidad de sobreexplotados y/o al borde del colapso, así como la transferencia de cuotas de pesca en calidad de propiedad privada entre sectores, sumado al cierre del registro pesquero artesanal, entre otras medidas, que tienden en su conjunto a privatizar y prolongar la propiedad de los recursos del mar, en manos de los mismos armadores, responsables del lamentable estado en que hoy se encuentran los recursos pesqueros.

Es en vista de tal aberración que surge entonces la Comisión Nacional de Defensa del Derecho y Patrimonio Pesquero de Chile, que entre sus objetivos se ha planteado seguir en pie con el rechazo al acuerdo de la mesa Ministerial y al acuerdo generado el 26 de Septiembre de 2011, que fuera validado por la actual dirigencia de CONAPACH y CONFEPACH.

Debido a lo anterior en esta importante reunión de representantes de los pescadores artesanales del país, es que se declaró interlocutores NO VÁLIDOS tanto al Ministro de Economía, señor Pablo Longueira, como al Subsecretario de Pesca, Pablo Galilea, exigiendo asimismo el retiro del actual proyecto de Ley de Pesca que se encuentra en el Congreso, exigiendo además que se termine definitivamente con la pesca de arrastre en el país, se cierren definitivamente las cinco millas marinas como zona exclusiva para la pesca artesanal, así como la declaración de pesquerías tales como la sardina, merluza austral y común, raya, congrio, jibia y anchoveta como pesquerías 100% artesanales, entre otras medidas.

Hoy, la oportunidad histórica de crear una nueva normativa pesquera se encuentra en manos de los propios pescadores artesanales, debido a que la ley de Pesca que tanto les ha desfavorecido y que tanto daño ha causado en la biomasa de los recursos pesqueros, caduca a fines del presente año, por lo que el llamado es a seguir en la lucha por la defensa de la sustentabilidad real de los recursos pesqueros, lo que en la práctica significa cambiar la actual normativa que rige la actividad, puesto que los resultados que ha brindado, sin duda ameritan que se emplee un criterio que permita que los recursos sean tratados como lo que son, esto es, recursos renovables.


Fuente: Non Serviam.