Publicado el 30 de julio de 2013

Octavo día de huelga de los trabajadores forestales: Nuevos actores se suman al conflicto

Una nueva jornada de movilización realizaron hoy los trabajadores de la empresa forestal San Antonio, cumpliéndose ya 8 días de huelga. Los trabajadores que mantienen un campamento a las afueras de la empresa, en el barrio estación de Valdivia, realizaron una nueva marcha por el centro de la ciudad para demostrar que sus fuerzas están más vivas que nunca. Cabe destacar que las negociaciones con su empleador, Ariel Olivares, se mantienen estancas.

A la huelga de los trabajadores de la forestal San Antonio hoy se suma el proceso de negociación entre los trabajadores de la empresa forestal Los Ríos y su empleador Julian Alvea. Con este nuevo proceso serían ya dos los sindicatos de trabajadores de empresas forestales prestadoras de servicios a Forestal Valdivia que mantienen conflictos en demanda por mejoras salariales. Wilson Fuentes presidente de la federación de trabajadores forestales del sur (FETRAFOR SUR) señaló que hoy sostuvieron una reunión con los empresarios de la forestal Los Ríos en donde se les hizo llegar la última oferta de la empresa y esta noche deliberarán en asamblea si la aceptan. Fuentes indicó que "nosotros hemos ocupado todos los tiempos para poder dialogar y mejorar la situación. No se ha dado. Hoy día tenemos a toda la gente en la calle".

Tanto los trabajadores de la forestal San Antonio como de la forestal Los Ríos, han visto truncadas sus  aspiraciones de obtener sus justas mejoras salariales debido a que las empresas alegan tener muy poco margen para otorgar a los trabajadores, dadas las tarifas que mantienen con Forestal Valdivia, filial de Celulosa Arauco. Debido a esto los trabajadores han interpelado tanto a forestal Valdivia como a Celulosa Arauco para que se pronuncie al respecto y tome cartas en el asunto para solucionar el conflicto a través de la negociación.

Fuentes, además agregó que la gente del rubro forestal posee una gran solidaridad y que frente a la intransigencia del empresariado no descartan movilizar a gran parte de los cerca de 3000 trabajadores del sector. Para finalizar el presidente de FETRAFOR SUR señaló que cuando Celulosa Arauco se vió amenazada por el conflicto socioambiental del río Cruces, la empresa utilizó a los trabajadores para que salieran en su defensa proveyéndoles un enorme apoyo logístico y hoy, cuando los trabajadores exigen sus justas remuneraciones, la empresa manda expulsarlos de sus campamentos viéndose obligados a pernoctar en Valdivia al alero de la solidaridad de otros trabajadores y trabajadoras.

Cabe destacar que en el último tiempo hemos sido testigos de movilizaciones de trabajadores de otras empresas que prestan servicios a Forestal Valdivia, como lo fueron las movilizaciones de los transportistas de las empresas Klenner y San Pablo, lo que da cuenta de los serios conflictos laborales y menoscabo a los trabajadores al interior del sector forestal