Publicado el 14 de junio de 2014

Quinto día de paro de la FENASIPEC: En Valdivia la comunidad solidariza y se recupera un camión

Durante los 5 días en los que se ha desarrollado el paro nacional de la FENASIPEC, se ha visto como diversas organizaciones e individualidades han mostrado su solidaridad con la causa de estos trabajadores. Hoy en Valdivia se pudo ver como pobladores/as, estudiantes, y trabajadores son capaces de apoyarse en los momentos de lucha. Vecinos/as y estudiantes de diversas poblaciones de Valdivia, dieron aviso y apoyaron a los trabajadores en paro, logrando estos, recuperar el camión que se encontraba repartiendo mercadería y devolviéndolo a la sucursal.

Después de 5 días lo que queda más patente en este paro nacional de la FENASIPEC, es la firmeza de los trabajadores movilizados, pese al frío y la lluvia, así como la enorme solidaridad de vecinos/as, familiares, estudiantes y trabajadores de distintos sectores. Hemos sido testigos de como familiares y amigos traen alimentos, leña y bebidas calientes, como los/as estudiantes han acompañado, macheteado y agitado junto a los trabajadores, como cientos de automovilistas aportan con dinero en los semáforos, como clientes que se ven perjudicados con el paro han manifestado su apoyo a la lucha. Hemos visto también a organizaciones políticas y sociales gestionando la ayuda en varios ámbitos.

Pese a las artimañas del empresariado, pese a su falta de palabra y amedrentamientos, hoy vimos como unidos/as somos más. Tras ser notificados de camiones provenientes de Los Lagos con cargamentos de bebidas para ser distribuidas en Valdivia, los trabajadores se apoyaron en la comunidad (amigos, familiares y vecinos/as) para ubicarlo e incluso seguirlo durante un tiempo. Al saberse su paradero en la población Pablo Neruda, un grupo de trabajadores se dirigió al lugar. Al encontrar el camión con la mayor parte de su contenido descargado, los trabajadores convencieron a los repartidores (de Los Lagos) para que volvieran a cargar todo y lo devolviesen a la sucursal de Valdivia. Estos trabajadores aceptaron e incluso apoyaron la medida, aprovechando la oportunidad para sumarse a la federación. Una vez en la sucursal de Valdivia, el camión fue descargado e inició su retorno vacío a Los Lagos.

Cabe destacar que durante este procedimiento, varios vecinos/as salieron a las calles a apoyar a los trabajadores, manifestando su repudio a que se repartiera los productos de Coca Cola a los almacenes locales. Con la mesa de negociación en punto muerto, ya se prepara la contraofensiva para la próxima semana.

En tiempos de Mundial, a sacar a la luz la cara oculta de Coca Cola
Unidos/as venceremos
Arriba las y los que luchan!