Publicado el 1 de febrero de 2015

La Izquierda Libertaria frente al asesinato de Carlos Pedraza, del Congreso de los Pueblos de Colombia


“Y les digo que tengo la certeza de que la semilla que hemos entregado a la conciencia digna de miles y miles… no podrá ser segada definitivamente …no se detienen los procesos sociales ni con el crimen ni con la fuerza. La historia es nuestra y la hacen los pueblos”
Salvador Allende

Frente al asesinato del compañero Carlos Pedraza declaramos:

El día 17 de enero, tan solo 2 días antes de que el compañero Carlos Pedraza apareciera sin vida, miembros del Congreso de los Pueblos hacen llegar al Presidente de la República Juan Manuel Santos, al vicepresidente y al ministro del interior, una carta exigiendo que se tomen las medidas necesarias para garantizar el derecho a la vida de los compañeros que han sido amenazados constantemente por los grupos paramilitares autodenominados Águilas Negras. Este grupo paramilitar ha comenzado, desde hace algún tiempo, una ofensiva contra aquellos hombres y mujeres que luchan incansablemente por la paz, la justicia social y dignidad del pueblo Colombiano.

Lamentablemente esta petición fue desoída y hoy tiene consecuencias irreparables.

El día 27 de enero de 2015 llega la confirmación de lo que se sospechaba, la muerte del compañero Carlos Pedraza se debe a un "proyectil de arma de fuego [causando] una lesión que se ubicó a nivel del cráneo con una trayectoria de atrás hacia adelante (…) y realizada con un arma de baja velocidad”.
Esta evidencia entregada por Medicina Legal viene a corroborar lo que muchos nos temíamos, sin ninguna duda se trata de un asesinato político, el cual se enmarca en una estrategia para sabotear los actuales diálogos de paz que se llevan a cabo con las insurgencias y golpear el apoyo social que tiene este proceso.  No es casualidad que su cuerpo fuera encontrado en la localidad de Gachancipá (área metropolitana de Bogotá) donde existe un tejido mafioso y paramilitar que, desde hace más de una década, mantiene control territorial en esa zona.  

Es de vital importancia generar lazos de solidaridad internacional con el pueblo hermano de Colombia y denunciar con fuerza  para que este y otros asesinatos producidos anteriormente no queden en la más completa impunidad. Denunciamos a las autoridades y les hacemos un enérgico llamado de atención, para que nunca más hagan oídos sordos a las peticiones del pueblo, es  el deber del estado proteger el derecho a la vida y buscar con la mayor celeridad posible a aquellos que violen ese derecho.

Desde Chile enviamos nuestras más sentidas condolencias a la familia de Carlos, a sus compañeros y compañeras de Congreso de los Pueblos y a todos los hombres y mujeres que día a día trabajan por la paz y  libertad del pueblo colombiano.


Izquierda Libertaria
Chile