Publicado el 21 de abril de 2015

Declaración de la Izquierda Libertaria ante paro de sindicatos estratégicos


Al pueblo de Chile

Hoy martes 21 de Abril, sindicatos de los sectores estratégicos de la economía nacional, montaje industrial, forestales, mineros y portuarios han decidido realizar un paro productivo de advertencia, rechazando el carácter empresarial de la reforma laboral y la nula voluntad por parte del gobierno de la Nueva Mayoría de atender las  indicaciones que las organizaciones de trabajadores han propuesto. Frente a este escenario complejo para las y los trabajadores y el pueblo de Chile declaramos que:

1. Esta reforma impulsada por el Ejecutivo no modifica los pilares fundamentales del plan laboral realizado durante la dictadura. Nuevos elementos como la flexibilidad pactada, la incorporación de los servicios mínimos, la criminalización de la huelga y la negativa a abrir la discusión respecto a la negociación por rama vienen a consolidar una legislación hecha a la medida de los empresarios.

2. La campaña impulsada desde los gremios empresariales en rechazo a algunas medidas de la reforma laboral solo pueden entenderse como una arremetida más de la patronal para no modificar ni un centímetro del marco legal en favor de los trabajadores, toda vez que el empresariado en Chile se ha acostumbrado a obtener altas tasas de ganancias a costa de la sobreexplotación del trabajo, así como de un sistema tributario hecho a su comodidad y con la venia de los continuos gobiernos a los que han financiado en sus campañas políticas.

3. Los casos de corrupción que se han denunciado durante los últimos meses, en los que se ve involucrado de manera transversal el bloque en el poder, han evidenciado la ya conocida íntima relación entre el empresariado y los sectores políticos que han gobernado el país en las últimas décadas. Relación que no es más que la base material del pacto social neoliberal que ha perpetuado el modelo económico, político y social heredado de la dictadura, y que ha excluido de sus beneficios a las grandes mayorías del país.

4. Hemos puesto y seguiremos poniendo a disposición nuestra presencia en el mundo sindical, estudiantil y social, con todos nuestros esfuerzos para llevar adelante un proceso ascendente de movilizaciones multisectoriales con el objetivo de hacer retroceder en la calle esta nueva arremetida del bloque en el poder, forzando un proceso de apertura política que posibilite la instalación de reformas estructurales que realmente permitan mejorar las condiciones de vida de millones de chilenos y chilenas, y no meros ajustes al servicio de empresarios y políticos corruptos.

5. Hacemos un llamado a las organizaciones sociales y sindicales, así como al conjunto de partidos y colectividades populares a reunir sus esfuerzos en esta lucha: la descomposición política y moral del sistema institucional requiere de la construcción de una nueva fuerza política y social que represente una alternativa para las grandes mayorías, no queremos que se vayan todos para que vuelvan los mismos de siempre, hoy más que nunca requerimos ser fuerza y alternativa para el pueblo de Chile, y es en estas instancias donde hacemos carne esa voluntad.

6. La actual coyuntura exige dejar de lado tanto las mezquindades de la izquierda, como las complicidades con los gobiernos de turno. Sólo el triunfo de las y los trabajadores puede ofrecer la oportunidad histórica para que el pueblo de Chile obtenga la victoria frente al abuso de los poderosos y abra el paso a las transformaciones políticas y sociales, donde la igualdad, la democracia y la dignidad sean las bases del Chile que está por venir.

Arriba las y los que luchan
Venceremos
Izquierda Libertaria de Chile