Publicado el 4 de abril de 2016

Construir la Nueva Vida: entrevista a Portavoz.

Fotografía: Constanza Rutherford
Martes 29 de Marzo, Día del Joven Combatiente, a instantes de comenzar un show que terminaría con coros como, por ejemplo, “crear, crear, poder popular”, comento con mi compañera de organización el placer de escuchar en Valdivia a una banda como Frente Sur. Como de costumbre, me responde con un verso de rap de Escobar TeAtrofia―, con ritmo y todo: “y es cierto, el andar tomar sentido, al botar lo individual pa’ forjar un mundo en colectivo”. En otras palabras, es la música disuelta en el compañerismo de quienes la interpretan, el amor comprendido como creación colectiva.

Entre la prueba de sonido y una noche pensada en quienes no concebimos un nuevo Chile si no es recibiendo la fuerza histórica de quienes dieron la vida por nosotros y por nuestras familias, nos encontramos con Andi Ferrer Millanao (Portavoz), con quien conversamos temas varios, tales como el papel dinamizador y articulador del estudiante en el movimiento social, su actual trabajo político en la Asamblea Territorial de Conchalí, así como también sobre la cuestionada función del PC en estos dos años de gobierno.

Es que ni el partido de Chile - Venezuela fue impedimento para que el día terminará en una gran y conversada noche. Repleto de estudiantes secundarios y universitarios, las afueras del Edificio 7000 en el Campus Miraflores de la Universidad Austral albergaba más de mil personas. Es en este contexto que el autor de Escribo rap con R de revolución nos cuenta que conoció el rap a mediados de los 90’ junto a sus hermanos de banda (Salvaje Decibel), y cómo “posterior a eso nos fuimos politizando una vez que entramos en organizaciones sociales, hacíamos talleres de educación popular en las escuelas, etc.”

Fotografía: Mau Millapán
Pero previo a cualquier tipo de formación política, Ferrer comenta que ya describía en sus letras las injusticias (contradicciones) que sentían en la pobla’ y en las pegas: “antes de ponernos a leer y a formarnos teóricamente ya vivíamos las contradicciones del modelo neoliberal y las estábamos contando en nuestras letras”. En consecuencia, afirma que en este periodo preformativo “me di cuenta que para conseguir nuestros objetivos tenemos que organizarnos, de la importancia de la fuerza colectiva y de estudiar, formarse para tener argumentos sólidos con los cuales enfrentar este modelo”.

Organización y un plan de trabajo adecuado


Más de una década ha pasado desde ese entonces, y actualmente Andi participa en la Asamblea Territorial de Conchalí, comuna de la que también provienen algunos de sus compañeros del Frente Sur, entre quienes destacan el tecladista Gabo Paillao (Como Asesinar a Felipes) y Dj Cidtronyck y probablemente los bronces provengan de la Conchalí Big Band, proyecto musical con más de veinte años de trayectoria, en donde la música como herramienta de crecimiento moral, emocional y colectivo da grandes frutos; cuál modelo a escala del “Sistema” venezolano.

Fotografía: Constanza Rutherford
Comenta que “en esta asamblea abierta participan vecinos y organizaciones sociales, y el objetivo central es luchar por nuestros derechos a nivel comunal, llamase salud, educación, medioambiente, cultura, etc., y las distintas demandas que se levantan desde el territorio”.  Además, agrega que “hoy hay varios vecinos que están siendo afectados debido a que el transantiago está desviando sus casas debido a la ampliación de la avenida, y algunos serán expropiados por no ser informados debidamente”.

Son las 23.00 hrs. y una chica se nos acerca diciendo, “Portavoz, ¡Hola! Solo quería saludarte”, a lo que Andi responde con un abrazo. (Minutos antes se nos había acercado un grupo de jóvenes pidiendo una ronda de improvisación: “después del show, cabros, estamos haciendo una entrevista”). En esta nocturna y agitada atmósfera nos atrevimos a conversar de política nacional. Siempre es arriesgado hacerlo con un artista, independiente de su color político. En otra ocasión, Anita Tijoux, en entrevista con Revista Bagual, opinó sobre ello y acerca de las limitantes transformadoras de la música:

Fotografía: Constanza Rutherford
Las canciones no sirven. Es qué es terrible lo que digo porque yo soy cantora y hago canciones e, insisto, uno puede ser un revolucionario de facebook y twitter y estar en contra de muchas cosas, pero no sirve. Creo que hay que ser un cuadro revolucionario disciplinado, no queda otra; y te lo digo del profundo cuestionamiento de la música.

Nosotros no creemos que la única alternativa sea ser un cuadro político ―pues basta con organizarse de manera seria, responsable y en base a las necesidades de nuestros compañeros (ya sea en un centro de estudiantes, una junta de vecinos o un sindicato), para ver como el trabajo da resultados concretos―; pero al igual que Portavoz, Tijoux da cuenta de la misma idea: el campo de juego es complejo, inestable, y las reglas fueron redactas por y para una minoría, por lo que la organización y un plan de trabajo es el piso mínimo para transformar un país.

El problema es cuando tu plan de trabajo, con el pasar del tiempo, no se ajusta adecuadamente a las necesidades del pueblo; y Portavoz así lo afirma respecto al Partido Comunista: “para mí el PC es una organización de izquierda que tiene una tesis errónea, reformista, que es incorporarse al bloque incorrecto y desde ahí intentar profundizar el programa de la Nueva Mayoría (NM). Creo que hoy día no están las condiciones y las posibilidades de ganar la mayoría en el parlamento, ya que los partidos tradicionales (personeros de la ex-concertación) siguen controlando lo que se está haciendo.

Primera reunión por sueldo mínimo | emol.com
Esto no es novedad para nadie en la izquierda. Solo por dar una referencia: el día viernes 6 de julio del 2014, Barbara Figueroa (PC), Presidenta de la CUT, expresaba

su deseo de que esta conversación por el salario mínimo se haga "vinculante con el de reformas laborales, porque ese es otro mecanismo por el cual podemos buscar políticas de equidad salarial" (revise el artículo aquí).

“Vinculación” denunciada por un dirigente sindical en la marcha convocada por la misma organización el pasado 22 de marzo, quien afirma que “antiguamente (la CUT) tuvo acuerdos secretos con el Gobierno. Ellos (el sindicato afiliado a la central) nos dijeron vamos a aceptar un bajo salario mínimo para tener una buena reforma laboral”.

[Revise el video en el siguiente link]

Nuestro potencial y la gran tarea


Fotografía: Mau Millapán
El 29 de marzo de 1985 fueron asesinados Eduardo y Rafael, los hermanos Vergara Toledo (militantes del MIR). Ambos eran jóvenes con toda una vida por delante dispuesta para ponerla al beneficio de su familia, amigas/os, vecinos/as, etc.

Eran jóvenes como la mayoría de los estudiantes presentes en la tocata. De hecho, Eduardo era dirigente estudiantil en el Pedagógico, y cumplía la misma función que bien describe Andi: “el estudiante se puede movilizar para defender nuestros derechos, además de ocupar distintos medios de comunicación para amplificar la lucha. Los estudiantes son un buen ejemplo de cómo articular el movimiento social, el movimiento popular”. En síntesis, el estudiante posee por excelencia un potencial articulador-dinamizador en/entre las demandas sociales.

Potencial que los jóvenes chilenos estamos llamados a desarrollar para los tiempos que corren en el país, pues se avecinan grandes tareas para la Nueva Izquierda. Evidentemente, una de ellas es, como dice Portavoz, “levantar un proyecto político propio, fuera de lo que es la NM y a partir de las distintas luchas de reivindicación que se están dando. No soy quien para decir las tareas que se vienen, pero veo que lo importante es crear un proyecto propio y que proclame los derechos sociales del núcleo trabajador”. Tarea que a nuestro juicio será realizada con éxito solo si anteponemos la humildad ante la soberbia, el escuchar ante el imponer: nuestro pueblo y un horizonte de vida colectivo por sobre las obsoletas y dañinas lógicas de los partidos tradicionales.


Fotografía: Mau Millapán
Termina la tocata y nos vamos con la sensación de que el poncho nos va quedando a la medida, que las agujas son de dignidad y su lana la Maestra Vida: que el tiempo no pasa en vano y el soñar poder popular resulta adicto y sano.

Pues de eso se trata. Como dice Nunca será lo mismo (CAF): "construiremos... la Nueva Vida". ¡Con sabor a vino tinto y empanadas, por supuesto!