Publicado el 5 de agosto de 2016

¿Qué pensamos del extractivismo las y los chilotes? Surge Marea Negra, revista nacida al calor de la lucha territorial en el archipiélago

Los lanzazos del capitalismo globalizado vuelven a golpear a los pueblos con tradición ancestral en Latinoamérica, como el Archipiélago de Chiloé. Marea Negra es un espacio que emerge desde las reflexiones del movimiento social, político, económico y cultural en desarrollo en la Isla, y con las cuales, nuevamente, se da vida a la lucha de recuperación de conciencias.



  ¿Qué pensamos del extractivismo* las y los chilotes?


Versiones, subversiones y perversiones se están dando dentro del Movimiento Social que se levanta desde el Archipiélago de Chiloé. La población está socializando los temas que durante mucho tiempo estuvieron dormidos y ahora dan su apreciación de las cosas. Por otro lado, los dirigentes plantean lo que la gente debe o no hacer. Algunos/as estamos en la búsqueda, mediante el diálogo con el pueblo, de las acciones pertinentes que nos darán los pasos a seguir, para así ir visibilizando la manera con la cual podemos solidarizar en la Isla y con sus habitantes. 


A continuación, damos a conocer algunas de estas versiones que transitan por debajo, muy por encima, o bien, dentro de los márgenes del conocimiento público. Para ello, hemos realizado este artículo que contiene tres entrevistas a actores del movimiento social.

Entrevistados: Pablo Oyarzo, Dirigente Sindical de Ancud / Comunidad Laf-Kenche, ubicada en Koñimó, localidad entre Chacao y Ancud / Katherine Herrera, esposa de buzo mariscador de Ancud, y dirigente de una barricada. Entrevistadores: Rayen Kürüfdomo, Drupy González, Ilana Kalfü, interesados en el extractivismo.

¿Cómo era la extracción de los recursos naturales antes de la instalación de las industrias? ¿Cuáles eran las fuentes de trabajo?

<Comunidad Laf-Kenche> Yo me acuerdo de 40 años atrás, pero en ese tiempo no era tanto de vender. Sembrábamos papa, la cebollita del año, la arveja, y eso se iba consumiendo acá mismo en la Isla, era un autosustento. Y los pescados se vendían igual, es que había mucha abundancia de mariscos, locos, almejas choritos, pero natural, todo era natural. La gente iba a sacar, no importaba si eras del lugar o no. Ahora con las empresas tu no puedes ir a mariscar. Ellos vinieron a invadir las tierras acá, la tierra y el mar.

<Pablo Oyarzo> Siempre el mar debió tener recursos para poder sustentar a la gente de Chiloé. Tenemos que hacernos un mea culpa los buzos mariscadores que, en el momento de extraer mariscos, no nos importaba la talla, y a veces por ganar algunos pesos también hacíamos una extracción de nuestro producto de muy baja talla y de esa manera se iba perdiendo la semilla para poder extraer después. La salmonera nos ha afectado en algunas especies, como la luga, por lo líquidos que se vierten en los baños de peces.

<Katherine Herrera> Mis abuelos y mis padres subsistieron en la Isla mariscando en las orillas, ellos esperaban que bajara la marea, se iban con botes chicos, era la fuente de trabajo que tenían ellos para sobrevivir, y así pudieron educarnos a todos. Gracias a ellos, gracias a nuestro mar hay gente que pudo lograr estudiar, que hoy en día nosotros no vamos a poder hacer con nuestros hijos. Y eso duele, saber que no vamos a poder decir que, gracias al mar, nuestros hijos van a poder estudiar, porque en este momento hay gente que no va a poder seguir pagando los estudios a sus hijos, porque no tienen ninguna fuente de trabajo para poder pagarle los recursos a esos estudiantes.

Considerando la crisis medioambiental que afecta al Sur de Chile, y en particular a Chiloé, la cual está provocando una gran cesantía en la población, ¿cuáles podrían ser formas de generar un sustento próximo para las personas que están perdiendo su trabajo?

<Pablo Oyarzo> La crisis ambiental que tenemos es la marea roja. El resto de lo que está sucediendo con el mar, hay que hacer una investigación muy profunda para saber de dónde viene la contaminación. En este momento, podríamos dedicarnos a la pesca, reconvertir al buzo a pescador. Hay hartos peces acá, algunas especies que están cerradas que pueden servirnos como la reineta, el congrio dorado, y algunas otras especies que no están contaminados.

<Katherine Herrera> La gente que se está quedando sin trabajo, se puede trabajar en el turismo, podemos plantar árboles, porque las forestales vinieron a hacer daño a nuestra Isla y tenemos que recuperarla, limpiando nuestro mar, porque ahora nosotros mismos vamos a tener que limpiar toda la porquería que vino a botar la salmonera.

<Comunidad Laf-kenche> Es complicado, porque culturalmente sólo se ha vivido de la extracción y ahora de las empresas. Se acostumbró la gente a explotar sus tierras y sus playas. Es difícil hacer un cambio, pero no imposible. Uno se autosustenta en su campo, uno siembra, cría chanchos, gallinas; se necesita una cazuela, lo hace. La juventud, los que trabajan en las salmoneras, compran el cilantro, el huevo, lo compran todo. Por eso para ellos va a ser muy difícil, porque van a tener que aprender a trabajar la tierra como nuestros ancestros, dijera. Esto está recién empezando.

El que tiene un pedazo de tierra tendrá que valorarlo, pero al 100%. Ya han comprado tierras con eso que van a explotar la minería, tienen palos blancos. El gobierno nos hace creer una cosa y en el fondo no es. El gobierno es dañino con su propia gente. Eso es lo que quieren ellos, hacer pelear a la gente, y así peleados todos, así ellos están súper bien, el gobierno está súper bien.

¿Podemos pensar Chiloé sin pesqueras y salmoneras?

<Katherine Herrera> Si, hay muchas maneras. Las salmoneras y las pesqueras vinieron a dar trabajo, pero al paso de los años se pueden dar cuenta que vinieron a matar nuestro mar, y para qué vamos a querer más salmoneras si van a seguir destruyendo. Estuvimos cuantos años viviendo sin salmoneras, la gente vivía igual, ganaba su sueldo igual.

<Comunidad Laf-kenche> Como era antes, sí. Sería más bonito el paisaje, ya no estarían esas mentiras que están ahí flotando de gusto, quitando espacio a las aves, a los peces. Sería ideal que la gente se pusiera toda de acuerdo y dijera YA NO HAY MÁS ENTRADA A LAS SALMONERAS. Ahora se están yendo más al sur y van a seguir explotando la Isla hasta llegar a Magallanes.

Me acuerdo cuando antes la gente se alimentaba del mar, después con la ley de pesca murieron los pescadores, porque les impusieron cosas, les impusieron las redes; jamás la gente tenía redes; corrales de pesca eran. Ahora están quitando las redes (ríen). Se da cuenta cómo han jugado con nosotros. Las salmoneras no se van a ir mientras les den espacio los políticos, si ellos mismos son los dueños de las salmoneras.

<Pablo Oyarzo> Creo que no. Desde que llegaron las salmoneras, muchas personas han tenido un nuevo sistema de vida. Cotizar, por ejemplo, los buzos y la gente independiente de mar no cotizan, entonces igual fue una forma de poder normalizar. No sé si pensar en no-pesqueras y en no-salmoneras. Salmoneras posiblemente en algún momento van a tener que irse, porque como pasó en Noruega, contaminaron tanto los mares que ahora, después de 8, 9 años, volvieron a retomar.

Chiloé ya cuenta con la conseción de industrias mineras para la exploración de la Isla y futura extracción de minerales. Considerando la devastación producida por la industria salmonera y forestal, ¿qué opina de la instalación de la minería en Chiloé?

<Pablo Oyarzo> No puedo opinar mucho porque la verdad es que no estoy inmerso en lo que significa la minería. Si fuera una fuente de trabajo y no contaminara, y no hiciera daño, sería bueno. Yo, por lo que he escuchado, es algo que no debería aceptarse. Tendría que profundizar en lo que significa y en lo devastador que puede ser, pero en este momento no lo sé. Pero si fuera trabajo y no fuera un contaminante, y si no hiciera daño a nuestra Isla, podría ser una forma de trabajo, pero hay que estudiarlo.

<Comunidad Laf-kenche> Eso sí debería pararse. Con esto que está pasando, deberíamos aprender la lección. Con la minería va a ser peor, ahí sí que no va a tener vuelta atrás. Es impresionante cómo Chile ha vendido todo su patrimonio, su naturaleza, hasta el aire ahora, porque con esas famosas eólicas están vendiendo el aire. Eso lo están trayendo por la minería. La luz que viene de afuera no es suficiente energía para mover la minería. El acuerdo 169 de la OIT, si respetaran eso, no entraría ni salmoneras ni nada. Va a pasar lo mismo que en Temuco, la gente va a empezar a armarse y a pelear con la minería. A nadie le va a gustar que haya una minera en su casa.

<Katherine Herrera> No, nosotros no vamos a permitir las mineras en la Isla, no vamos a permitir que nos vengan a destruir ahora nuestra Tierra, es nuestra Tierra, la Tierra es la fuente de vida que tenemos para nuestros hijos; nos mataron nuestro Mar y ahora tenemos que esperar 15 años para que se recupere, y ahora quieren venir a matar nuestra Tierra, no lo vamos a permitir por nada del mundo. Prefiero estar comiendo pura papa, pero vivir dignamente y en una Tierra limpia, NO QUEREMOS LAS MINERAS ACÁ EN CHILOÉ. Lo recalco una y mil veces, las mineras a nuestra Isla NO.

¿Qué opina del puente Chacao?

<Comunidad Laf-kenche> Eso lo están haciendo para la minería. Van a poder pasar más rápido. Igual la gente se pasa a morir en el camino. Si acá lo que faltaba era un hospital bueno, con todos los elementos, una buena universidad, que haya médicos, especialistas, que tengan bien a la gente. Eso será para explotar más la Isla de lo que está quedando, quizá ahora no se va a notar, pero van a pasar unos años y se van a dar cuenta que será lo mismo que pasó con las salmoneras: los buzos estaban contentos de ganar plata, pero no sabían qué iba a pasar con la Isla después.

Quizá cuántos años van a pasar para volver a comer mariscos. Si esto no es que digan 2 o 3 meses, van a pasar años. Esto fue mucho más que un terremoto. Imagínese que nuestros hijos los crecimos mariscando y ahora van a pasar años y los niños no van a saber qué es lo que es ir a mariscar. Y eso es lo que da pena, por eso luchamos. El puente se va a retener, ahora no lo van a hacer tan fácil como ellos creían. Quieren ponerlo en la Piedra Remolino, que tiene vida, es el ñem de acá. La isla se va a defender sola. Puede haber mucha plata, pero la plata no le va a hacer la firmeza.

<Katherine Herrera> ¿Por qué esa plata del puente no se la dan ahora a la gente que quedó cesante?, ¿Para qué quieren traer el puente? Para que la gente salga a trabajar afuera, para que llegue la delincuencia. Gracias a dios nosotros podemos decir que tenemos un paro digno, sano, llevamos cuánto, 18 días y no tenemos un paro con destrozos, con saqueos, ¿por qué?, porque todavía nosotros como Chilotes somos gente honrada.

Pero si nos traen el puente, ¿qué van a hacer?, destruirnos, va a empezar a llegar la delincuencia, uno va a tener que dejar sus casas bajo siete llaves, las casas enjauladas como ven en el norte. Tenemos que unirnos como Chilotes, no vamos a pensar en Ancud no más, tenemos que pensar en toda la Isla e irse contra el puente.

<Pablo Oyarzo> Es muy bueno. De Pargua para allá los precios y las cosas son diferentes. 250 mil pesos de sueldo en Puerto Montt no es lo mismo que en Ancud. Si viniera el puente, habría otras cosas que hacer y sería más factible que pasen más cosas para acá. El hospital y la universidad va de la mano con lo otro. Nosotros a veces somos muy negativos. Igual si está el puente va a ser más expedito de ir a Puerto Montt, que puedan pasar más cómodamente los que van al hospital.

Yo creo que si el gobierno está haciendo el puente también está pensando en lo otro. Acá en Ancud se va a hacer un hospital nuevo. La gracia es que estén los especialistas acá, que les va a ser muy fácil con el puente a lo mejor trasladarse. A mucha gente no le gusta vivir en la Isla, les gusta vivir en el continente, entonces puede venir mas fácil.

¿Cuáles pueden ser formas de mantener la cohesión de fuerzas y energías entre la gente para que no decaiga la socialización de temas como estos, es decir, para que no decaiga el diálogo político?

<Pablo Oyarzo> Yo creo que este movimiento que hicimos nos enseñó a conocernos y vernos y poder darnos un abrazo, una pasá de manos, y conversar algunos temas relacionados con lo que está pasando. Conversar con otras personas que tienen pensamientos distintos de lo que es los pescadores, el ambiente. Hay tantas comunidades que se han formado, agrupaciones, que podemos estar en contacto y poder transmitirnos lo que sentimos. Yo sé que es dificil poder lograrlo, pero nada es imposible, hoy día vimos que no es imposible.

Políticamente no hablo, soy apolítico, no me gusta la política, sé que todos hacemos política, pero los partidos políticos no me gustan. Nunca he sido militante de un partido político ni nunca lo seré. Tengo mis convicciones bien puestas. Estoy para defender los derechos de los trabajadores de la Isla, de Chile, y de cualquiera donde me pare. Creo que se ha aprovechado mucho. No digo que los partidos políticos puedan ser malos, pero la gente que ha militado ha ensuciado mucho. Yo creo que aquí valen las personas y no los partidos políticos.

<Comunidad Laf-kenche> La unidad en los pueblos, la unidad en los pescadores. Entre Ancud, Castro y Quellón, se hubieran reunido todos y hubieran pedido todos lo mismo. Las comunidades indígenas todas unidas. Los pescadores unidos. En 3 meses más, si no funciona el gobierno como cree, ahí va a ser un paro completo. Nunca pensé que íbamos a llegar a esto, pero era necesario, porque así nos vamos a conocer, y vamos a saber qué es lo que quiere uno y qué es lo quiere el otro.

<Katherine Herrera> Todo esto hasta el momento nos sigue uniendo, y es un tema de conversación que siempre está: las salmoneras, nuestro mar, las supuestas instalaciones mineras que hay, el puente. O sea, así nos podemos seguir uniendo y sacando fuerzas para irnos contra ellos. Yo sé que el día de mañana cuando quieran construir el puente, vamos a llegar gente de Castro, Quellón, de Dalcahue, de todos lados, y gente que es de afuera que también quiere la Isla, y nosotros vamos a ganar.

Pensará la gente que uno no quiere que llegue el progreso, movilización, las nuevas ideas, no es eso. Ideas y progreso pueden llegar a la Isla, pero a través del transbordador como siempre lo han hecho. Yo hoy en día lucho, dejo a mis hijos fuera de la Isla para poder luchar por mi gente, por mis pescadores, por mi marido, por mi suegra, por cada uno de ellos que trabajan en el mar. Me da más fuerza saber que tengo gente detrás mío que me está apoyando, y esto es lo que uno tiene que dar a conocer.

Pueden investigar todo el daño que han hecho, pero lo que hablamos de corazón vale mucho más. Puede venir mucha plata, pero así mismo se va a destruir nuestro pueblo. Tenemos que pensar bien, con la mente fría y con el corazón. La Isla vale mucho más, mucho más que un camión de mineros o una fábrica de salmones, la Isla es nuestra, es nuestra vida, nuestra fuente, SI MATAN LA ISLA, NOS MORIMOS LOS CHILOTES.

Y pa’ eso estamos, pa’ seguir batallando, no nos van a vencer, ni una minera, ni una salmonera. Dañaron nuestro mar, pero tenemos nuestra tierra para seguir luchando. No van a ser 15 años que el mar estará muerto, va a vivir antes, porque hay gente como nosotros que estamos luchando. Podemos sembrar nuestra tierra, nuestro mar lo vamos a recuperar, mucho antes de lo que piensa el gobierno, de lo que piensa el resto de gente.
 

* Extractivismo es la sobreexplotación -o extracción intensiva- de enormes volúmenes de recursos naturales (renovables o no-renovable), los cuales son exportados como materias primas a los mercados internacionales.