Publicado el 2 de marzo de 2017

Sentando un precedente: Corte de apelaciones de Valdivia reconoce relación entre trabajadores externalizados y la municipalidad

Tras haber demandado el Sindicato de Aseo y Ornato de Valdivia a su empleador contratista y a la Municipalidad de Valdivia por el despido injustificado de 5 trabajadores, la corte de apelaciones reconoció la relación laboral de continuidad entre estos, bajo contratos a honorarios y plazo fijo con su empleador y la municipalidad, dictaminando se les pagaran los años de servicios, entre otras garantías que reciben trabajadores con contratos indefinidos. El caso marca un precedente judicial a favor de la parte más débil, los trabajadores y trabajadoras, en un régimen de flexibilización laboral.

Como muchos trabajadores en Chile, los trabajadores y trabajadoras de Aseo y Ornato de Valdivia se desempeñan bajo la figura del subcontrato, en específico, mediante el sistema de provisión de personal, en donde la infraestructura e indumentaria del servicio pertenece a la Municipalidad, pero el personal es "provisto" por una empresa contratista, en este caso a cargo de Fernando Hales Chabán.

El pasado 27 de septiembre de 2016 el sindicato de Aseo y Ornato de Valdivia interpuso una demanda laboral por despido injustificado de 5 trabajadores en contra de Hales y en forma solidaria o subsidiaria en contra de la Municipalida de Valdivia. En primera instancia el juzgado de letras del trabajo dictaminó que al regirse la relación laboral de los trabajadores por un contrato de plazo fijo y estar este vencido, correspondía dar lugar al despido justificado. A pesar de esto, el sindicato en conjunto con su abogado impusieron un recurso de nulidad en la corte de apelaciones de Valdivia, la cual el día 7 de Febrero del presente falló a favor de los/as trabajadores/as argumentando que si bien los contratos eran a plazo fijo, las obligaciones de los/as trabajadores se habían seguido ejecutando posterior a la fecha de término de estos, transformándose automáticamente en indefinidos por aplicación del principio de la continuidad de la relación laboral y por tanto declarando el despido como injustificado. Así, el fallo obliga a la empresa contratista y a la municipalidad como subsidiaria a pagar las indemnizaciones por concepto de aviso previo, años de servicio, feriados proporcionales y los aumentos legales por haber mal invocado la causal de despido.

El fallo marca un precedente en el escenario nacional de las relaciones laborales debido a que reconoce la responsabilidad del municipio con trabajadores/as externalizados/as, sentando una linea jurisprudencial asumida por los máximos tribunales del país de protección hacia la parte más débil en una relación de flexibilización laboral, así como también marca un precedente para el futuro de las reivindicaciones de los trabajadores/as externalizados/as en los servicios públicos con contratos a honorarios y a plazo.

Desde 2013, año en que el sector de aseo y ornato a nivel nacional protagonizó un paro extendido por mejoras laborales, el sindicato de Valdivia ha realizado esfuerzos por lograr acabar con el subcontrato y ser reconocidos como lo que son, funcionarios públicos de la municipalidad. Para Jorge Castañeda, recientemente reelecto presidente del Sindicato de Aseo y Ornato de Valdivia y presidente de la Federación de Trabajadores de Aseo y Ornato del Sur (FENASITRASUR) el resultado es alentador ya que sienta un precedente judicial que no es común en materia laboral. Bajo nuestra actual legislación la precarización y vulneración de nuestros derechos como trabajadores está normada, el subcontrato es quizás una de la figuras más nocivas de esta, así que los resultados del fallo representan un aporte en términos de herramientas para avanzar en una legislación laboral que rectifique la asimentría entre trabajadores y empleadores, sin embargo, es importante tener en cuenta que nada de esto se logrará sin la organización y movilización de los trabajadores.