Publicado el 23 de junio de 2017

Dirigente desmiente declaraciones de empresario sobre el derecho a huelga en trabajadores de Aseo y Ornato


Durante el día de ayer el empresario contratista Fernando Hales, quien presta servicios de suministro de personal  de Aseo y Ornato a la Municipalidad, declaró que habría recibido una autorización  visada por las autoridades competentes, en donde se imposibilita a sus trabajadores/as de ejercer el derecho a huelga.  Según el dirigente del sindicato de Aseo y Ornato de Valdivia, Jorge Castañeda, la empresa solo ha completado el primer trámite de este procedimiento, el cual contempla la posibilidad de que el sindicato pueda emitir observaciones. 

Durante la jornada de ayer, jueves 22 de Junio, el empresario contratista Fernando Hales, quien presta servicios de suministro de personal  de Aseo y Ornato a la Municipalidad, declaró a la radio Bio Bio que habría recibido una autorización  visada por los ministros del Trabajo y Previsión Social, Defensa Nacional y Economía, Fomento y Turismo, en donde se imposibilita a sus trabajadores/as de ejercer el derecho a huelga. La actual legislación, mediante su articulo 362, indica que aquellas empresas que "atiendan servicios de utilidad pública o cuya paralización cause grave daño a la salud, a la economía del país, al abastecimiento de la población o a la seguridad nacional", podrán acogerse a la facultad de suprimir el derecho a huelga de sus trabajadores/as.

Frente a las declaraciones del empresario, el dirigente del Sindicato de Aseo y Ornato de Valdivia, Jorge Castañeda, declaró que la empresa solo ha completado el primer trámite de este procedimiento, el cual contempla la posibilidad de que el o los sindicatos puedan emitir observaciones hasta 15 días después de que se le notifica a la empresa que cumple con los requisitos para acogerse al citado artículo. Así Castañeda agregó que no es verdad que la solicitud del empresario esté "aprobada" como declara, solo se le ha notificado que su solicitud fue recibida.

La polémica se desarrolla luego de que los trabajadores/as del sindicato realizaran una huelga legal por 20 días en donde no se logró materializar el total de las demandas, entre otras razones, debido al reemplazo en huelga realizado por el empresario, el cual actualmente arriesga sanciones por parte de la Inspección del Trabajo por prácticas desleales y antisindicales. Frente a esto Castañeda agrega que es cuestionable todo esto ya que hoy la empresa  incluso arriesga la viabilidad de adjudicación de licitaciones públicas, teniendo en cuenta que es requisito esencial de estas no realizar prácticas antisindicales, como las que fueron constatadas por los organismos fiscalizadores durante nuestra huelga.

En la declaración del empresario a radio Bio Bio, el mismo indica que la motivación tras su iniciativa de lograr la autorización para suprimir el derecho a huelga para sus trabajadores/as, se basa en una preocupación por la salud de la gente.