Publicado el 5 de julio de 2015

Unión Potuaria de Chile iniciará paralización prolongada frente a la tramitación de la reforma laboral


Una paralización prolongada anunció la Unión Portuaria de Chile, tras el avance de la reforma laboral en el parlamento y la negativa del gobierno para incorporar modificaciones al proyecto de ley que beneficien a los/as trabajadores/as de Chile. Desde mañana 6 de Julio de los puertos del país amanecerán paralizados, existiendo la posibilidad de que otros gremios se plieguen a la paralización.

El proyecto de reforma laboral sigue su curso en el parlamento, ingresando a la cámara alta este lunes 6 de Julio. Aspectos regresivos con respecto al actual código del trabajo, como la adaptabilidad pactada, el reemplazo de los trabajadores en huelga, la facultad de tribunales para suspender la negociación colectiva y la exigencia de un quórum mínimo para negociar, entre otras, mantienen a las organizaciones de trabajadores/as en alerta con respecto al futuro de la reforma. Frente a este escenario la Unión Portuaria de Chile (UPCH) anunció para este lunes 6 de Julio el inicio de una paralización prolongada de los puertos del país, con el fin de presionar a las autoridades para que incorporen las indicaciones al proyecto que han emanado en forma consensuada de la mayoría de las organizaciones sindicales, sociales y de académicos en el país.

La Unión Portuaria del Bio Bio, en su página de facebook, declaró que la Reforma Laboral debe incorporar las indicaciones del mundo sindical o de lo contrario congelarla hasta que escuchen a los trabajadores representativos del país. 

Tras los anuncios de Sergio Baeza, presidente de la Cotraporch en Valparaíso, sobre la no adhesión de algunos puertos al paro como Punta Arenas, la Federación De Trabajadores Portuarios de Magallanes declaró que esta persona se tomó la atribución de hablar por los trabajadores de Pta Arenas,siendo que su representatividad es de 30 trabajadores PPT de la empresa Ultraport, cuando existe la Federación de Trabajadores Portuarios de Magallanes que asocian al 80% de trabajadores y dejando en claro que pertenecemos a la Unión Portuaria del bio bio.

A continuación compartimos el comunicado público de la UPCH frente a su paralización prolongada.

COMUNICADO DE PARALIZACIÓN PROLONGADA EN CONTEXTO DE LA REFORMA LABORAL

El 29 de diciembre de 2014, el gobierno presentó un proyecto de ley para modificar el Código del Trabajo en materias de negociación colectiva. Dicho proyecto, que no estuvo disponible sino después de 48 horas de anunciado, fue analizado por nuestros equipos técnicos y dirigentes a nivel nacional encontrando una serie de retrocesos graves a la legislación actual y materias inéditas de flexibilización que atenta contra derechos irrenunciables.

Durante enero y febrero de este año compartimos este diagnóstico con dirigentes de otras ramas productivas del país, conversando con parlamentarios de la comisión de trabajo de la cámara de diputados, e incluso exponiendo nuestros puntos de vista en dicha instancia sin que hayamos tenido respuesta a nuestras observaciones que plasmamos en un texto de 74 indicaciones, únicamente respaldados por los diputados Gabriel Boric y Giorgio Jackson.

En esta circunstancia y dado el rechazo de los parlamentarios de la nueva mayoría y la derecha a nuestras propuestas, convocamos a un primer paro de advertencia conjuntamente con la Confederación de Trabajadores del Cobre, la Federación de Transporte forestal de la Provincia de Arauco el Sindicato Nacional de la Construcción SINTEC; sin que el gobierno nos haya abierto las puertas para conversar ni menos incorporar nuestras indicaciones.

Así las cosas, el día 17 de junio la Cámara de Diputados aprobó en primer trámite el proyecto de ley sin eliminar cuestiones fundamentales como los Pactos de Adaptabilidad, las limitaciones a la constitución de sindicato y delegados, el quórum de negociación, la sobrerregulación del procedimiento de negociación, los servicios mínimos universales y la reanudación de faenas entre otras materias.

A esto se le suma la omisión de una demanda histórica que es la Negociación por Rama y a la ‘letra chica’ en cuestiones comprometidas como el Reemplazo en Huelga, Titularidad Sindical y Derechos Sindicales para Trabajadores por Obra o Faena.

Es así que los trabajadores respondimos el día 18 de junio con un nuevo paro de advertencia y con la participación de muchos más trabajadores y organizaciones sociales, sin que hasta la fecha hayan existido voluntad por parte del gobierno de escuchar a los trabajadores.

El día de 6 de julio comienza la discusión del proyecto de ley de reforma laboral en el Senado, instancia particularmente cuestionada por parlamentarios procesados por corrupción y un gran número de ellos financiados con dineros mal habidos, como por ejemplo de la industria pesquera, que implicaron la aprobación de la Ley de Pesca en favor de 7 familias.

La crisis de representatividad del parlamento es insostenible y no tienen la calidad moral para legislar proyectos de ley que comprometen los intereses soberanos y de la gran mayoría de los chilenos; tal como hemos visto en la tramitación de la ley de reforma tributaria.

Es por ello que no nos queda otra salida que iniciar, a partir del día 6 de julio de 2015, la paralización prolongada de todos los puertos del país hasta que sean eliminados aquellos puntos que hacen de esta propuesta de reforma una mordaza más al mundo sindical.

Esto significa en concreto:

  1. Eliminar los Pactos de Adaptabilidad: de no existir negociación ramal, dichos pactos sólo favorecen los intereses empresariales por sobre el bienestar de los y las trabajadoras.
  2. Eliminar los Servicios Mínimos: la propuesta del gobierno de obligar a los sindicatos a otorgar servicios mínimos no sólo le quita efectividad a la huelga sino que va en contra de los estándares de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).
  3. Eliminar la facultad que se le otorga a los tribunales para decretar el término de una huelga y la consecuente reanudación de faenas.
  4. Eliminar la exigencia de quórum mínimo para negociar: la actual propuesta que exige para negociar al menos 25 trabajadores que representen el 10% de trabajadores de la empresa, se prestará para una serie de abusos (despido de socios antes de la negociación con el fin de alterar el quórum).
  5. Eliminar la facultad que se le otorga a tribunales para suspender la negociación colectiva: contraviene el cuestionamiento formulado por la  Corte Suprema en Informe Oficio Nº 15 de 3 de febrero de 2015 ya que “podría transformarse en una herramienta que, mal utilizada, podría perjudicar el normal desarrollo del proceso colectivo”.
  6. Eliminar el artículo 384 (en el proyecto de reforma 381) que priva de derecho a huelga a las empresas llamadas estratégicas: en caso de arbitraje no puede obligarse a escoger entre una u otra propuesta.

Los puntos anteriores significan un retroceso incluso respecto al Plan Laboral de 1979 que supuestamente esta Reforma tiene por objetivo transformar. Estos deben ser retirados a la brevedad  por el poder Ejecutivo quien es quien tiene las facultades para hacerlo. Si para ello le es necesario quitar la urgencia al proyecto y congelar su discusión hasta llegar a acuerdo con los trabajadores, eso deberá hacer.

Llamamos a todas las organizaciones sindicales del país a plegarse a este paro prolongado y construir un camino de unidad sindical donde estén primero los intereses de los trabajadores por sobre la opinión política de sus dirigentes.

UNIÓN PORTUARIA DE CHILE